EN LA GRILLA

0
52
Juan-Pablo-Yamuni.jpg

*Intensos jaloneos en el Congreso, por las comisiones

*Sergio Torres insiste en que va, pero se disciplinaría

*Placean a los aspirantes legislativos del tercer piso

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Las negociaciones siempre son tensas a la hora de repartir las comisiones, y en esta ocasión no sólo lo fueron, sino que además están más jaloneadas porque hay un nuevo elemento: la fracción de Morena, que no está en la frecuencia negociadora de los demás, sino que va y exige en razón de su peso mediático, por encima de su porcentaje de representación

Por supuesto, están en su papel. No pueden debutar sometiéndose a los cánones de la negociación tradicional porque los arrollan: PRI y PAN, por ser los que mueven el pandero, están más en disposición de condescender con el PRD que con las huestes de Andrés Manuel López Obrador, de modo que si éstos se dejan, terminarían dejándolos con un presencia testimonial en las comisiones y por supuesto, los “morenos” no quieren eso.

Pero no es sólo con Morena. Es también con el PAN, con el Movimiento Ciudadano y hasta con el Verde y el Panal, que las negociaciones se vuelven pesadas porque nadie está dispuesto a ceder no sólo en sus derechos, sino hasta en sus aspiraciones.

Esta es una de esas ocasiones en que la disputa por las comisiones llega hasta el límite legal, aunque tampoco es raro. Una vez se adentraron  a octubre peleando espacios, mediante subterfugios como “la detención del reloj legislativo”, o acuerdos preparatorios que diesen lugar a renegociaciones posteriores.

¿Sabe usted por qué es todo esto? Porque las comisiones son parte destacada del poder. Presidir o ser secretario, o sólo parte de las comisiones importantes mete en las negociaciones de altos vuelos. Y entre más importante la comisión, mejor. Estar en Presupuesto, por ejemplo, es algo a lo que aspiran todos los diputados, de todos los partidos (hasta los del Bronx, que nomás van a votar). Una firma en cualquier dictamen vale varios proyectos y presupuestos que no viniesen inicialmente contemplados, por no hablar de otras cosas menos idealistas.

Estar en Hacienda o en Vigilancia es para que te teman o te respeten los que manejan recursos. Y las que se relacionan directamente con actividades económicas destacadas, no se diga.

Los sinaloenses se están moviendo, los están considerando para espacios importantes, aunque todos saben que cualquier designación tentativa obtenida anoche al cierre de la jornada, podría tranquilamente caerse al inicio del día.

El paisano más colocado en estos momentos, como se preveía, es Enrique Jackson Ramírez, a quien los medios ya dan como parte de la burbuja del coordinador priísta César Camacho. Claro que Martha Tamayo también tiene una vicecoordinación –la jurídica- pero su peso es más bien interno, no para efectos de manejo político, como el de Jackson.

Se han manejado ya nombres y espacios. Germán Escobar Manjarrez, David López Gutiérrez, Quirino Ordaz Coppel, Evelio Plata Inzunza, Rosa Elena Millán Bueno y Gloria Himelda Félix Niebla han “sido” ya secretarios y en algún caso hasta presidente en tentativa, y luego han cambiado hasta de comisiones. Es posible que hoy se llegue a acuerdos y por supuesto, conozcamos los resultados definitivos.

 CON EL QUE LE DIGAN

Sergio Torres no desaprovecha ninguna de las oportunidades que le dan los reporteros para abordar el tema de la sucesión, y lo mismo te suelta una tesis de lealtad absoluta, que adelanta las certezas de que como dijo el Yoda de star wars, “sonríe y la fuerza estará contigo”. Ayer igual dijo que la gubernatura sería su regalo de cumpleaños (la elección es el cinco de junio, día en que cumple medio siglo), que se dejó ver por el extremo de las lealtades aseverando que “si dicen que Chana o Juana, por ahí me voy”.

El alcalde de Culiacán se ve cómodo en el papel de juguetón, que le da oportunidad de ir metiendo su hebra hasta quedar como parte natural de la mítica lista de precandidatos priístas, incluso si un día u otro le dicen que todo está definido para Vizcarra, como muchos aventuran.

Ayer Torres Félix habló de lealtades. Dijo que no se le vería arropado por otro partido ni tampoco como independiente porque tiene inculcados valores como ese, precisamente, el de la lealtad. Es un tópico que en cualquier proceso político sería natural, pero que en Sinaloa, cinco años después de la elección más tormentosa, resulta verdaderamente relevante.

En el otro extremo está Mario Zamora Gastélum, el recientemente nombrado jefe de la unidad de coordinación de las delegaciones estatales de la Sedesol (tanto rollo para decir “coordinador de delegaciones”. Por eso no avanzan las cosas, la burocracia está más ocupada en crear retruécanos y laberintos, a cuyo término ya ni se acuerdan de qué es lo que pretendían hacer.

Cuando en Guardianes de la Noche le preguntaron a Zamora si una designación de ese tamaño, que prácticamente lo mete en las grandes ligas de la administración pública, lo aleja de sus aspiraciones por la Presidencia Municipal de Ahome, hizo una larga serie de circunloquios que incluyeron su aspiración de llegar al día 10 de octubre, o al tantos de noviembre, y así hasta completar los cumpleaños de su familia, sin referirse nunca de manera específica a la pregunta recibida.

Cualquiera sabe que una invitación de ese nivel no es para que vayas y te desempeñes por cinco o seis meses, aun cuando tú y el secretario que te nombró sean Ronny y Donny, los famosos siameses de los Estados Unidos. También es cierto que una declinación definitiva es impensable en un político profesional, pero un poco de sinceridad nunca está de más, aunque sea escudada en las fórmulas de siempre “yo estoy para servir donde consideren que sirvo”.

MUESTREO POR TODOS LADOS

Y EN TODOS LOS PARTIDOS

Hoy se recuerda en todo el país el natalicio del generalísimo José María Morelos y Pavón, uno de los personajes más importantes en la lucha armada por la Independencia de México, cuyo pensamiento político, sintetizado en sus Sentimientos de la Nación, ha sido guía de grandes políticos y bandera de funcionarios y presidentes de México.

En Sinaloa el evento central estará encabezado por el secretario particular del gobernador Mario López Valdez. Gustavo Zavala Guerrero. No es frecuente una aparición así de un secretario particular, cuyo trabajo es siempre interno (aunque los ha habido muy poderosos), pero al parecer a Gustavo le seducen los sentimientos de la nación, encarnados en un héroe tan carismático como Don José María Morelos y Pavón.

Aunque pudiera ser que no. Ya en otros eventos Zavala Guerrero ha sido el orador en turno y por cierto no se le ha visto el fuego emotivo por el homenajeado o la homenajeada.

Es obvio que se trata del famoso placeo, de la oportunidad de salir a la plaza pública para que la gente los vea, los aquilate, los valore y les dé la posibilidad de ser lanzados como candidatos a algún puesto de elección popular, en este caso una diputación de las bárbaras, de las de elección de mayoría relativa.

Aunque no ha habido una aclaración precisa, parece que la idea es que Zavala vaya por el PRI, donde su padre hizo una intensa carrera, aunque él haya arrancado la suya en la exitosa alianza opositora del 2010.

Juan Pablo Yamuni hace ahora frecuentes encuentros de la Unidad de Transparencia y Rendición de cuentas en Los Mochis, donde aspira a ser lanzado por el PAN, también para diputado local. Plurinominal en primera instancia, pero si no se pude, pues a pelearle por tierra.

Para Mazatlán se maneja a Alejandro Armit Gaxiola, director del Registro Público de la Propiedad en el Estado, aunque su primera intentona de posicionamiento no fue muy efectiva. La charreada gratuita que ofreció tuvo como escenario un lienzo casi vacío.

Karim Pechir Espinoza de los Monteros anda otra vez de visita por el sur de Sinaloa, y ahora ya no sólo hace presencia en su natal Rosario sino también en Escuinapa, donde ya hasta el alcalde Bonifacio Bustamante parece haberse dado cuenta de que este interés ha de ser electoral.

Muchos especulan que al gobernador le gustaría ver en la lista a Margarita Villaescusa, aprovechando la cláusula de género, pero al parecer no  fue incluida en el proyecto. En cambio hay quienes sostienen que ella y el secretario de Desarrollo Económico, Aarón Rivas Loaiza, han sido las propuestas del gobernador para la dirigencia estatal del PRI, y no necesariamente en fórmula, sino de manera alternativa, uno u otro para la presidencia. La cosa es que Beltrones no ha dicho ni sí, ni no, ni cuándo.