EN LA GRILLA

0
45
JESÚS VIZCARRA SÍ O NO.jpg

*El fantasma de Vizcarra espanta en la sucesión

*El posicionamiento de Quirino en la tribuna

*Dos doctorados Honoris Causa de la UAS

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Un fantasma recorre las corrientes priístas: el fantasma de Jesús Vizcarra, a quien todos ven cada vez con más interés de participar en la contienda del 2016, aunque él mismo no haya terminado de retirar la negativa en que se escuda desde hace varios años.

Eso por supuesto, no ha provocado que alguno de los que están en el juego decida retirarse o se sume anticipadamente. Por el contrario, todos insisten en concentrar fuerzas para llegar con razonables niveles de rentabilidad electoral al momento en que se tome la gran decisión.

Hasta el año pasado, Vizcarra decía que no, y contundentemente, cada vez que alguien le preguntaba sobre sus planes para ir nuevamente por la gubernatura. En el transcurso de este 2015 la respuesta sigue siendo no, pero con menos énfasis, y sobre todo, desmentida con acciones y actitudes que hasta hace unos meses parecían impensables.

Hace dos fines de semana Vizcarra estuvo en El Quelite, para desayunar con miembros de su familia. Como de costumbre, el lugar estaba atestado. El empresario se fue mesa por mesa saludando a todos los asistentes, conocidos o no, locales o turistas. Hay quienes dicen que ese mismo día fue por la tarde al Restaurant El Cuchupetas, que siempre está lleno, y más los domingos. Y repitió la misma operación. No es nuevo. Ya lo ha hecho varias veces en Los Arcos, otro de los restaurantes que escoge con frecuencia.

Entre los hombres más encumbrados existe sin embargo la percepción de que la decisión final no será a favor de buscar la candidatura. Si Vizcarra tenía uno de los negocios más importantes del país cuando estaba en el gobierno, hoy que ha estado cinco años dedicado exclusivamente a él, su valor se ha cuadruplicado hasta alcanzar varias decenas de miles de millones de dólares. Como ese crecimiento está en condiciones de consolidación, dicen, Vizcarra decidirá quedarse a conducir el proceso, con libertad para viajar por todo el mundo conforme se vayan presentando las necesidades.

Mientras tanto, Vizcarra se deja querer y preocupa a sus competidores, preocupa a los potenciales aliados, y preocupa sobre todo a quienes tendrían que aceptarlo a pesar de todos los pesares, a pesar, especialmente, de la historia.

Pero por supuesto, ello no detiene a nadie.

La semana pasada estuvo en Mazatlán el senador Aarón Irízar, a quien recibieron varias familias amigas en un domicilio particular. Aarón habló ahí de su trabajo, de sus enfoques, de cómo ve a Sinaloa y cuáles son las debilidades por atacar y las fortalezas por conservar, lo que ha ido acumulando en su bagaje personal después de un trayecto senatorial tan intenso como el que ha vivido y por supuesto, de sus aspiraciones por la gubernatura, siempre dentro de los parámetros legales que impiden pedir el voto, ofrecer amarres y en fin, brincarse las trancas.

En las encuestas aparece detrás de Vizcarra y sale avante en algunos ejercicios de combinación frente a aspirantes de otros partidos. Como ya hemos comentado, e principal problema que se le atribuye es un hipotético veto ejercido por el propio Vizcarra Calderón.

Heriberto Galindo se ve a sí mismo en la terna final, a la hora de las evaluaciones. Ha avanzado en unas encuestas que al principio le eran mezquinas, tiene relaciones que lo ayudarían, aunque sus malquerientes dicen que le falta un elemento de fuerza para asentarse. Por supuesto, no le dicen qué es, no sea que les tome el consejo.

Diva Hadamira Gastélum Bajo entregará pronto la presidencia de la organización femenil del PRI, que dirige a nivel nacional. Aun así, nadie se anima a darla por eliminada. Ella es una de las mujeres más visibles de su partido, y en estos tiempos de equidad de género siempre está latente la posibilidad de que aparezca una mujer.

Gerardo Vargas Landeros lleva cada vez más público a sus ferias de servicios interinstitucionales. Eso no garantiza que cada uno de los asistentes o beneficiarios quede convencido de impulsar su candidatura, pero al menos le da contacto, presencia, y sobre todo afina los canales de movilización de grupos de la sociedad, un instrumento muy eficaz para mostrar rentabilidad, y en última instancia hasta para negociar después de la decisión, aunque él insiste hasta a sus más cercanos que de ninguna manera, que él está trabajando por la candidatura y no por una compensación.

David López Gutiérrez se ha mantenido muy congruente desde el principio. Ya comentamos su hoja de ruta: trabajar estos meses para atender las necesidades de los sinaloenses cuya respuesta esté a la mano de su condición de diputado federal y coordinador de los diputados priístas sinaloenses. Si al final hay una medición que me dé una rentabilidad electoral, adelante, lucharemos por la candidatura. Si no, simplemente apoyaremos a quien sea el mejor en el partido, dice. Aquí no se trata de ser candidato por ganas, sino de ofrecer posibilidades reales de triunfo, apunta. En tales condiciones, considera que para diciembre ya habrá tomado una decisión.

Daniel Amador Gaxiola no necesita acelerar ni soltar el acelerador. Su condición de jefe político de una parte del magisterio, la organización de que disponen y el puesto de Senador de la Republica le permiten moverse como quiere y sin menoscabo de aplicar su lema a toda foto, encuentro o posteo en las redes sociales: “un profesor para gobernador”. Si contra todos los pronósticos llegó al Senado, con la suerte y un ganchito se impulsa al tercer piso, aunque el brinco es mucho más complicado.

YA ENTRÓ AL COGOLLO DE

LAS FINANZAS NACIONALES

Quirino Ordaz Coppel no sólo subió a la tribuna a dar un posicionamiento por la bancada del Partido Verde, sino que lo hizo para hablar en nombre de esa organización sobre el desempeño económico reflejado en el informe. Y a como se manejan las cosas en esos niveles, jure usted que se trató de un asunto de consenso con Hacienda, con el Verde y seguramente con el PRI.

Por esta vía se muestra que el diputado federal mazatleco está ya en el primer círculo de interlocutores de Hacienda, uno de los sectores más poderosos del gobierno mexicano. De su capacidad para mantener ese trato y de su interés para conseguir recursos para la región, dependerá la posibilidad de ayudar a Mazatlán y al estado.

Por lo pronto ya le puso el cascabel al gato con el asunto del puerto. Preguntando preguntando se dio cuenta de que el proyecto tan anunciado y prometido de modernizar las instalaciones portuarias no existe ante la Secretaría de Hacienda, porque a nadie se le ocurrió registrarlo o terminar el trámite de registro, y así no puede progresar de ninguna manera porque es condición indispensable para que se le asignen recursos. Ordaz Coppel está comprometido ahora a empujar hasta que la situación del proyecto se normalice y empiece a fluir.

No le tocó tema fácil a Quirino: habar de la situación económica en las condiciones actuales, y en los términos diplomáticos que se requieren a esos niveles no es enchílame otra, porque los demás partidos están ahí, cazando oportunidades para responder y armar debates.

Ordaz se fue por los datos duros, las cifras sobre empleo, consumo, comparaciones del crecimiento y sus obstáculos, pero además lanzó críticas sobre la excedida y costosa estructura gubernamental, sobre la necesidad de que los recursos sean mejor aplicados y la exigencia de la sociedad para que también el gobierno se apriete el cinturón en serio.

HONORIS CAUSA DE LA UAS A

PESCADOR Y MEDINA VIEDAS

José Ángel Pescador Osuna es un maestro normalista que salió de Mazatlán buscando mejores horizontes. En el transcurso se encontró con posibilidades de crecimiento que lo llevaron a ser un economista reconocido, con postgrados en Yale y otras instituciones prestigiadas. Volvió a Sinaloa en su fase de político. Fue candidato a diputado federal y ganó en el dificilísimo quinto distrito, y fue candidato a Presidente Municipal y la ganó también.

Como alcalde fue muy polémico. Su estilo abierto chocó con las maneras tradicionales de hacer política y su desconocimiento del medio regional lo llevó a tomar decisiones excedidas que le granjearon rencores y enfrentamientos. Al final sin embargo se fue ganando el respeto de una comunidad a la que valoró y que lo valoró.

Se fue de nuevo y fue rector de la Universidad Pedagógica Nacional, Cónsul de México en Los Ángeles, subsecretario de Educación Pública para el Distrito Federal, Secretario de Educación Pública, subsecretario de Gobernación para el área de Migración, nuevamente Cónsul de México en Los Ángeles (y no fue embajador ante la Unesco porque la ganó la necesidad de estar más cerca del terruño, en una reedición del mal del Jamaicón Villegas). Es miembro del Colegio de Sinaloa, que presidió hasta hace unos meses.

Hace unos días el Consejo Universitario de la UAS decidió otorgarle el Doctorado Honoris Causa, como el año pasado se lo entregó a un gran artista mazatleco: don Antonio López Sáenz.

Con él, recibirá esa distinción el doctor Jorge Medina Viedas, ex rector de la UAS y hasta hace unas semanas vocero de la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal.

Medina estuvo presente n el proceso de rescate de la UAS. En su institucionalización y enrumbaiento hacia un proyecto académico que le diera sustento y trascendencia. Su defensa a la integridad de la institución fue proverbial y seguramente será uno de los hitos fundamentales en l historia universitaria.

Gracias a su estrategia académica, la UAS superó la embestida cerril de un gobierno revanchista, autoritario, que pensó que podría disponer de una institución centenaria como lo hacía con las estructuras anquilosadas de su partido. Frente a proyectos en principio rencorosos y sin alma, como nacieron los Cobaes y la Universidad de Occidente, la UAS se consolidó como la gran educadora de Sinaloa.

Es bueno que se haga un reconocimiento de este tamaño, con todo y los cambios de rumbo que ha vivido la institución. Es bueno sobre todo porque algunos universitarios de entones, embriagados por el poder y por las formas pobres de hacer política han pretendido una revisión personal del capítulo. -El tiempo nos enseñó señor que estábamos equivocados, le dijo el flamante subsecretario de Educación Superior Gómer Monárrez (el viejo) a Antonio Toledo Corro, al ver la cercanía entre el vetusto ex gobernador y el actual.

El Honoris Causa es en ambos casos, un acto de justicia.