EN LA GRILLA

0
39
quejasEPN.jpg

*Vino Gustavo Madero en plan de guerra federal

*Empiezan los priístas a desesperarse con su gobierno

*La Paquis, con brazo perjudicado; que no fue Diva
FRANCISCO CHIQUETE

El Partido Acción Nacional está en pie de guerra. Aprovechando la oportunidad que le abre la reforma fiscal, busca colocarse como paladín de la sociedad, criticando medidas tomadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto que los propios panistas habían propuesto y exigido durante los doce años en que fueron gobierno pero no tuvieron mayoría parlamentaria, y tampoco fueron escuchados por las demás fuerzas políticas.

Hasta Gustavo Madero, quien ha sido factor de los acuerdos entre priístas y panistas, utiliza el asunto para posicionarse entre los suyos, donde los radicales insisten en la ruptura y le ganan simpatía entre los militantes y simpatizantes.

Madero estuvo ayer en Mazatlán y aprovechó su presencia para marcar distancia respecto de los resultados que el Congreso ha tenido en materia de reforma fiscal,. Son impuestos tóxicos los que se aprobaron, dice, y explica que son tóxicos porque hacen daño. Menciona la situación en las fronteras, donde la aplicación del IVA al 16 por ciento, en lugar del once, como está ahora, va a afectar a millones de mexicanos. También se pronuncia contra el déficit fiscal y contra muchos otros impuestos que, insiste, no constituyen la solución a los problemas que enfrenta nuestro país.

Madero es muy insistente a lo largo de su breve conferencia de prensa, en que las decisiones fiscales son responsabilidad del Partido Revolucionario Institucional, y también del PRD, que se alió con los priístas para sacar adelante las propuestas del presidente Enrique Peña Nieto, aunque deja de lado que en el Senado de la República hubo senadores del blanquiazul que votaron junto con priístas y perredistas para conseguir la homologación del IVA en los estados fronterizos.

Lo que sí hace hábilmente, es utilizar el punto que ha sido su debilidad: la exigencia de los senadores radicales del PAN, que buscan echarlo de la dirigencia nacional porque mantiene su presencia en el Pacto por México

Madero indica que el Pacto por México ha estado amenazado de muerte desde sus orígenes. Hay, indica, quienes lo han criticado. Los más críticos por supuesto, son sus compañeros de partido, los senadores, quienes lo golpean políticamente justo por estar dentro del pacto y por mantener a su partido dentro de esa mesa de negociaciones.

Ahora Madero hace frecuentes referencias a esas críticas, como advirtiendo al gobierno y al PRI que si insisten en sacar adelante su proyecto sin atender las propuestas sustantivas del PAN, darán espacio para que avancen los  críticos que de paso lo quieren sacar de la dirigencia nacional y controlar a la organización.

Antenoche, el senador Francisco Salvador López Brito advirtió que el hecho de que “el PRI-gobierno ha impuesto sus ópticas, sin tomar en cuenta las aportaciones que le hace el Partido Acción Nacional pone en grave riesgo al Pacto por México, el Partido Acción Nacional ha demostrado su disposición al diálogo y a la participación, pero no podemos seguir ahí si no se nos atienden las propuestas”.

Por supuesto, no es el criterio personal de López Brito, aunque lo suscribe y lo acepta de todo corazón. En realidad se trata de la posición de la parte que liderea Ernesto Cordero en la bancada panista del Senado de la República.

Por supuesto, con todos esos elementos en el comal, Madero Muñoz ni tiempo tuvo de acordarse de aquel ukase emitido en Culiacán para separar al PAN del gobierno sinaloense. Por supuesto que no hay odio que dure para siempre, y en este caso aunque no ha habido arreglo, tampoco ha habido una ruptura real.

AL ESTILO DE SU MUY

QUERIDO PROFESOR

Edgardo Burgos Marentes, dirigente estatal del PAN, se preciaba hasta hace poco de tener un espíritu conciliador y ordenado, que se reflejaría en el regreso de la normalidad a los dieciocho comités directivos municipales del PAN en Sinaloa. A mi llegada, dijo, había nueve comités municipales y nueve delegaciones designadas por el anterior comité directivo estatal. Las vamos a regularizar, insistía.

Ayer, en el mejor estilo de su maestro y antecesor, Francisco Solano, hizo una advertencia a los actores políticos que se mueven en torno a la elección de la dirigencia local. Se trata, les dijo, de que haya unidad y no enfrentamientos ni divisiones. Preocupado seguramente porque han empezado a aflorar expresiones de revancha entre algunos de los grupos blanquiazules que se sintieron oprimidos por la preeminencia del higuerismo.

También hay quienes piensan que el alcalde Alejandro Higuera todavía está insistiendo en imponer a uno de los suyos, aprovechando que mantiene la primera autoridad del municipio para lograr que haya una prolongación de su control en el partido.

Pero en lugar de procurar y obtener los equilibrios, de generar convencimientos y de reafirmar su autoridad, Burgos Marentes termina por advertir que si las cosas siguen así, suspenderá la elección y dejará en el poder a la actual delegación, o bien designará una nueva. No cabe duda que el gusto del poder termina emborrachando a la gente, al grado de llevarlos a hacer aquelklkas cosas que tanto criticaron y a las que se comprometieron a combatir.

¿Quién dijo que Francisco Solano Urías dejó de veras el poder panista? Será que aprovechando las fechas, su espíritu sigue campeando por el comité directivo estatal, mientras el cuerpo se prepara para ir a tomar el comando blanquiazul del Congreso del Estado.

YA SE CANSARON LOS

MAS BENEFICIADOS

Las redes sociales sirven para muchas cosas, entre ellas para los desahogos legítimos de la gente que tiene algo qué decir incluyendo entre ellos a los políticos.

Dos de ellos tuvieron ayer hicieron una revelación que probablemente corre entre diversos sectores del PRI, pero se cuidan mucho de decirlo.

Se trata del excoordinador de programas sociales del ayuntamiento en tiempos de Jorge Abel López Sánchez, Toantiú Guerra compartió con sus contactos en el Facebook, la columna de Carlos Loret de Mola en que anuncia “Porqué el PRI perderá las próximas elecciones”.

El hecho habría quedado como una situación derivada del interés ciudadano en una columna política, de no ser porque el hasta hace poco presidente del comité municipal del PRI en Mazatlán, Valentín Zazueta, respondió: “Tona y eso que no comentaron el descontento que hay entre la clase política priísta que trabajó duro para que llegara EPN y que se sienten abandonados y utilizados a casi un año de gobierno priísta siguen los panistas en el 70%  e los espacios y si no ayudan a los cuadros pues menos a los militantes y simpatizantes o los asesores están fallando o no sé qué pasa, pero Ojalá podamos con eso, estamos a tiempo”.

Por su parte, Tonatiú responde, prácticamente en el mismo tono: “Valentín ahora con qué cara vamos a pedir el voto, quiero yo saber si esto se valoró o al modo, qué va a pasar pues el tiempo pasa y no se ve respuesta y ya la gente no quiere más promesas, quiere acciones y soluciones a sus compromisos que se tuvieron que hacer y que no se han cumplido hasta el momento.

No se trata de cualquier priísta resentido por la posposición. Valentín Zazueta Solís es un exidirgente, alguien ligado a la diputada Paquis Corrales y de algún modo, a Fuerza Sinaloense, la organización del diputado Jesús Valdez. Tonatiú Guerra andaba incluso reclutando a los jorgeablistas, esperando que el delegado de la Semarnat les empezara a abrir los espacios que no han llegado. No se sabe si el reclutamiento era voluntario o bajo instrucción.

Es, efectivamente, lo que sienten muchos militantes del Revolucionario Institucional que no se han acomodad y que esperaban hacerlo en los primeros meses de la actual administración federal.

Tan era lo esperado, que el propio senador panista César Leal, fallecido hace poco tiempo, advirtió durante una entrevista  posterior al resultado electoral que se acercaba una debacle al PAN, en razón de que más de doscientos mil panistas quedarían sin empleo al concretarse el cambio de gobierno. Pero no ha ocurrido así, ni parece cercano el momento en que ocurra.

OTRA DEL FACEBOOK:

LA DIPUTADA CORRALES

En su cuenta de esa red social, la diputada Francisca Corrales Corrales publicó a finales de la semana pasada una foto en que aparece con un brazo enyesado y después de agradecer a sus amigos y amigas sus muestras de afecto y buenos deseos, explica que “el jueves por la mañana, al salir del Congreso estaba lloviendo y me resbalé y caí sobre mi brazo, mi codo se salió de su lugar, tengo que estar así por un mes, espero en dios y sea suficiente muchas gracias a tod@s, l@s quiero :)”.

Con el ratting que tiene la diputada, no faltaron reacciones inmediatas que le deseaban salud, bienestar, felicidad, pronta recuperación, aunque no faltó el maledicente que le preguntara “¿Seguro que no fue Diva?”

Y es que el sábado pasado, tras la reunión de Consejo Político Estatal del PRI, la diputada no se resbaló al salir, se topó con la senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo que le reclamó  por el espionaje de que se consideraba víctima.

Francas, abiertas, broncas, ambas hablaban a gritos. Paquis respondió acusando a Diva de paranoica “¿cuál espionaje?”.

No fue lejos por la respuesta: tu sobrino, le dijo, que fue a grabarme con un teléfono, no necesitabas eso, porque yo estaba en una conferencia de prensa, de todos modos te ibas a enterar de lo que dijera.

Sí es mi sobrino, reconoció Paquis, pero no te estaba espiando, además -¡bomba política!- el teléfono se lo dio Heriberto Galindo, reclámale a él.

De por sí se habla de competencia entre Galindo y Diva Hadamira, después de esta ventaneada que le da Paquis, las cosas probablemente se vayan al extremo.