EN LA GRILLA

0
35
jesus-vizcarra-2-215x300.png

*Jackson y Martha Tamayo son vicecoordinadores

*Vizcarra aparece querendón; JSM: puente al PRD

*Será difícil el abordaje de las delegaciones federales

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Como era previsible, dos de los diputados sinaloenses fueron colocados en el rango de vicecoordindores: Enrique Jackson Ramírez y Martha Tamayo Morales. Sobre todo este segundo caso puede ser importante dado que Tamayo tendría que dejar, muy probablemente, su puesto como presidenta del comité directivo estatal del PRI.

En realidad la segunda autoridad de la bancada tricolor estará en manos de Ivonne Ortega, la exgobernadora de Yucatán que ha jugado un papel relevante en las actividades priístas. Se esperaba que esa posición fuese para Enrique Jackson, pero al menos formalmente, la asignación que éste recibió es del mismo rango.

Martha Tamayo se encargará de las tareas jurídicas, aunque todavía falta saber si encabezará alguna de las comisiones importantes que le absorba más tiempo.

Otros dos legisladores sinaloenses –por el PRI- que tienen posibilidades reales de tener posiciones destacadas en las comisiones son David López Gutiérrez y Quirino Ordaz Coppel, cuyos perfiles y relaciones les dan ventajas sobre otros aspirantes.

Fuera del PRI, quien indudablemente atraerá a los medios es el independiente Manuel Clouthier Carrillo, que en estos días previos al inicio de la legislatura se ha dado vuelo con las entrevistas, especialmente en la televisión, donde ha estado igual con los televisos, a través de Primero Noticias, de Carlos Loret de Mola, que en Tele Fórmula, con Ricardo Rocha.

En los dos sitios y otros a los que también ha accedido, ha dejado abierta la posibilidad de luchar por la gubernatura sinaloense, pero también de esperar a la campaña presidencial. A ninguno de los entrevistadores, por cierto, les preguntó si los había mandado Juan Millán a hacerle esa pregunta, a sonsacarle lo que trae en el pensamiento.

El Clouthier de las entrevistas es un hombre mesurado, que adelanta sus propósitos de dialogar con todo mundo porque está consciente de que siendo un hombre solo, no podrá impulsar nada importante dentro de la Cámara. Por supuesto, sus comentarios son ácidos, críticos, pero hasta el momento no ha aparecido una sola palabra altisonante e incluso han escaseado las descalificaciones. Quiere hacer carrera.

YA NO HA HABIDO

RECHAZO RADICAL

Jesús Vizcarra Calderón es noticia donde se aparezca, y muy frecuentemente la noticia es que rechazó cualquier posibilidad de ser candidato a gobernador del estado. Otras veces la noticia es que prefirió evadir a os medios, a sabiendas de que las preguntas volverían a ser las de siempre.

Pero ayer fue distinto. Vizcarra estaba en un salón de eventos, en un hotel culiche, con ejecutivos de sus empresas –Grupo Viz-. Cuando él acude a uno de esos encuentros, el trabajo es en serio, no hay tiempo para socializar, mucho menos para diversiones. Pero esta vez el empresario apareció en público y fue voluntariamente a meterse al lugar en que los reporteros esperaban una oportunidad para hablar con él.

No les contestó mucho, pero tampoco reiteró su negativa tradicional, tajante, que fue sustituida con sonrientes evasivas como “estoy trabajando en lo que me gusta”, los quiero mucho y a la gente también”, “desde donde esté siempre serviré a la gente”. Ni un no, aunque tampoco una aceptación desbalagada.

Las personas cercana a Vizcarra dicen que ni a su gente de más confianza les ha llegado a aceptar el interés por competir. Lo único que le pone inerme es la pregunta ¿y si te lo pide el presidente? Si el preguntón es de mucha confianza, la respuesta es “no estés chingando, no me hagas esa pregunta”. Si no es tan cercano, simplemente no responde.

UNA CERCANÍA QUE

PODRÍA SER DE PESO

Hasta el momento no ha habido un solo elemento que permita garantizar la realización de una nueva alianza opositora con miras a la elección de gobernador, aunque tanto el PAN como el PRD saben que no pueden enfrentar solos el compromiso del 2016. El problema es que hasta el momento nada garantiza un desprendimiento importante de priístas, que desequilibre las cosas como ocurrió durante el 2010.

Gerardo Vargas, cuya posición sería muy importante para jalar gente del priísmo malovista, ha insistido una y otra vez en que no se irá del PRI, ni siquiera con tentaciones como la que fugazmente le puso enfrente la dirigente estatal del PRD, Claudia Morales Acosta.

Pero en el inesperado proceso de renovación a la dirigencia nacional perredista, asoma un elemento muy importante: la casi segura elección del economista Agustín Basave.

Este aspirante era uno de los hombres cercanos a Luis Donaldo Colosio Murrieta, y a la muerte de sonorense pasó a as filas de a izquierda, donde su carrera ha sido sólida, ajena a los escándalos en que se envolvieron casi todos los actores políticos de ese sector.

Agustín Basave es también uno de los políticos capitalinos más cercanos al exgobernador sinaloense Juan Sigfrido Millán Lizárraga, y aunque éste siempre ha sido muy cuidadoso de las formas dentro del PRI, es muy posible que la falta de trato del grupo peñista termine por orillarlo a encabezar las estrategias, otra vez, de un grupo opositor en busca de la gubernatura y con Basave le sería más fácil poner bases para un acuerdo de partidos y corrientes, aunque el PAN no quisiera entrarle, a condición de que Héctor Melesio Cuen se atreviese a ensayar esa vía.

NO SERÁ TAN FÁCIL LA LUCHA

POR DELEGACIONES FEDERALES

Son muy pocos y poco visibles los sinaloenses que de algún modo se beneficien con las designaciones de nuevos secretarios, o reacomodos en el gabinete. Pero hay muchos que se aprestan a la conquista de delegaciones, pensando que llegó el momento de las venganzas o de las reivindicaciones.

El primer objetivo es la delegación de Sagarpa, pues se considera que Jesús Aguilar Padilla saldrá de la subsecretaría que mantuvo al lado de Enrique Martínez y Martínez (él mismo puso a disposición del nuevo secretario su puesto y los de sus colaboradores), de modo que el delegado en Sinaloa, Rolando Zubía, pierde el manto protector que lo elevó a esa representación.

Sin embargo, el exgobernador de Querétaro, José Calzada, sabe que tendrá que ser cuidadoso. Es amigo cercano al gobernador Mario López Valdez desde que ambos fueron senadores en la misma legislatura, pero su paso por la gubernatura queretana debe haberlo puesto en la advertencia de que una designación impensada enturbiaría el proceso sucesorio sinaloense, y aunque en el fondo le importe poco, sabe que es lo que menos necesitan el presidente y la dirigencia nacional de PRI, aun con la cercanía que hay entre ésta y Malova.

Otra área muy apetecida es la delegación de Sedesol y sus oficinas paralelas –como el Progresa- pero ahí hay que advertir una cosa: el nuevo titular, José Luis Meade Kuribreña es amigo muy, pero muy cercano a David López Gutiérrez y Heriberto Galindo Quiñones, de suerte que al equipo de ellos no se le podrá mover fácilmente.

Por otra parte, el malovismo está también interesado en la forzada delegación regional de Turismo, que consiguió la senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo y se asignó a Maribel Chollet Morán. En el fondo el secretario estatal Frank Córdova Celaya nunca asimiló la existencia de una autoridad paralela, de modo que intentarán convencer al nuevo secretario federal, Enrique de la Madrid Cordero, para que de plano desaparezca esa estructura, y de ser posible les pase a ellos los recursos y hasta las plazas.