EN LA GRILLA

0
43
gerardo.png

*Lanza e PRD un ial a Gerardo Vargas

*Cuen: una lucha de tercios o de cuartos

*Cada aspirante trae sus plataformas

 

FRACISCO CHIQUETE

 

Las candidaturas independientes no vaciaron a los llamados partidos grandes. Como ya hemos dicho, sólo el PRI resintió la baja de un elemento muy conocido, con fines de ejercer la competencia. Los demás no dan nota. Pero todavía les falta salvar el escollo de las deserciones rumbo a otros partidos.

Viene la reflexión-advertencia porque ayer la dirigente estatal del PRD, Claudia Morales Acosta, anunció su disposición o la de su partido, para analizar una posible candidatura de Gerardo Vargas Landeros a la gubernatura de Sinaloa, a condición de que deje su militancia en el Partido Revolucionario Institucional. Esto, con miras a una alianza de izquierda: PRD, Morena y Movimiento Ciudadano.

Una y otra vez, el secretario general de Gobierno ha dicho que efectivamente aspira a ser candidato a gobernador del estado, pero aclara que de ninguna manera se iría del Partido Revolucionario Institucional, incluso si no lo postula. Con quien sea el candidato del partido, dijo, participaremos y colaboraremos.

No ha faltado sin embarco quien vea señales de un posible acuerdo extra-PRI. Las famosas fotos tomadas después de comidas plurales en el también celebre Restaurant Mar&Sea de Culiacán, han dado mucho que decir en ese sentido, sobre todo por la presencia de personajes clave en la alianza del 2010, como son el exgobernador Juan Sigfrido Millán Lizárraga y el propio Gerardo Vargas Landeros.

Si a ello le sumamos la constante presencia de Héctor Melesio Cuen Ojeda y algunos de sus colaboradores más cercanos, e incluso el mismísimo rector de la Universidad autónoma de Sinaloa, veremos que hay, efectivamente, posibilidades reales de alcanzar acuerdos que pongan en riesgo la hasta hace poco previsible hegemonía priísta de la próxima elección.

Vargas Landeros ha realizado una campaña intensa, vigorosa, que se mueve ágilmente sobre el filo de la navaja de la ley. Ferias de Servicios de Gobierno que benefician directamente a los ciudadanos con menos recursos, los más necesitados, lo que se hace efectivamente, sin pedir el voto pero con la presencia infaltable del secretario. Pueden considerarse acciones legítimas de gobierno porque no llegan a vulnerar la letra de las leyes electorales, como pueden considerarse también acciones de campaña adelantada, de esas a las que nadie les puede probar la segunda intención.

A eso hay que sumar una campaña gráfica, la de los tréboles, a la que el secretario se da el lujo e combatir mediante la borra personal y familiar de pintas notorias, sin que desaparezcan. Por el contrario, hasta enormes camiones rotulados respaldan esta presencia en diferentes vialidades d3 algunas ciudades del estado.

Se trata evidentemente de construir una imagen que aparezca a la hora de medir a quienes serán las propuestas reales del PRI. Es cierto que la decisión la va a tomar el presidente Enrique Peña Nieto, como se confiesa abiertamente dentro del PRI, pero necesariamente se habrán de consultar encuestas y otros estudios que den certeza a la decisión.

Vargas Landeros sabe que está en desventaja en el ramo de relación con el centro del país, de modo que necesita hacer acopio de elementos locales, sobre todo de presencia, para ser considerado, ya sea para la candidatura, por supuesto tan difícil, como para la negociación posterior en caso de que la decisión le sea advera.

Ahora bien: con el sospechosismo siempre presente, vaya usted a saber si la oferta del PRD no es sino parte de una estrategia para hacer más llamativa la figura de Vargas Landeros. Guardadas las desproporciones, en el Estado de México cuando todos creían que Peña Nieto se decidiría por hacer candidato a su favorito Alfredo del Mazo, terminó por designar a Eruviel Ávila, quien era pretendido por la izquierda cuando ésta todavía no se dividía.

TERCIOS O CUARTOS PARA

GANAR LA GUBERNATURA

Utilizar al PRD para espantar a la dirigencia nacional priísta o para construir una alianza parece poco. Hay quienes calculan que solos alcanzarían apenas un cinco por ciento de los votos y que las expectativas van en declive.

Hay sin embargo algunas otras alternativas, como la suma de otras fuerzas minúsculas o el arrastre de una parte importante de la fuerza del PRI, como ocurrió en 2010, cuando prácticamente la mitad de los activistas y probablemente también la mitad de los votantes.

Ayer en Guardianes de la Noche, el presidente del PAS, Héctor Melesio Cuen Ojeda, reiteraba su aspiración de ser también él candidato a gobernador del estado, y de preferencia solo, es decir, atenido únicamente a las fuerzas de su Partido Sinaloense.

Aunque reconoce las dificultades de una aventura como esa, asevera que con la intensa competencia que hay entre tres partidos –PAN, PRI y PAS- más los candidatos independientes, le elección se puede dividir a tercios o hasta a cuartos, y sostiene que sus estructuras tienen capacidad para sacar el tercio mayor o el cuarto mayor.

Una premisa de Cuen es que en esta elección se acabará el bipartidismo que ha prevalecido en la entidad.

Es muy probable: el PRI hará seguramente alianza con el verde y el Panal. El PAN tratará de aliarse con el PAS y la izquierda anda buscando lo propio. A eso hay que añadir la posibilidad de un independiente fuerte como Manuel Clouthier Carrillo y por supuesto, como Francisco Cuauhtémoc Frías Castro.

Tenga usted por seguro que hoy mismo Gerardo Vargas estará haciendo todas las aclaraciones que le permitan garantizar que él es priísta y lo seguirá siendo, como ha dicho tantas veces. Si no, ya vendrá el sábado a la Feria de Servicios de Gobierno que está programada para el municipio de Rosario, y habrá oportunidad de preguntárselo.

Cuen, por cierto, dice que preferiría ir solo, sin alianzas, pues considera que el PAS ha crecido suficientemente, pero no se cierra a la posibilidad, ni siquiera con el PRI. No podemos decir “de esta agua no beberé”, indica, aclarando que una cosa son los problemas personales con los dirigentes, y otra la situación entre los partidos. Es obvio que los pleitos con Martha Tamayo no han pasado de balde.

LA AGENDA DE LOS

OTROS ASPIRANTES

Por estos días, el presunto precandidato David López Gutiérrez tuvo un paso importante, por más que ya estaba previsto: fue anunciado formalmente como el coordinador de la bancada priísta sinaloense. Esto da a López una posición privilegiada para negociaciones, para proyección a cambio de que se decida a utilizar su acceso a las puertas de gobierno federal.

David López es el sinaloense más cercano a los afectos del presidente pero eso no es una garantía de nada. Más bien sirve como instrumento para hacerse notar y conocer. Su desempeño por otra parte va contra reloj. Son unos cuantos meses los que tiene para operar.

Heriberto Galindo se dio tiempo ayer para echarle porras a David López y para hacer su propia luchita. En misa y vendiendo cañas, dice el dicho. La designación de López como coordinador fue inteligente porque es muy cercano al presidente explicó a los reporteros, con un poco de taco retroactivo por su propia designación hace tres años.

Galindo presentó su propuesta de crear un sistema de radio y televisión que dote al estado de un instrumento para promover la información, la identidad y la cultura. Galindo como ya le hemos comentado, busca a través de la Fundación para Mover y Transformar a Sinaloa, la construcción de una propuesta de gobierno.

En Mazatlán el alcalde culiche Sergio Torres se anunció anfitrión de más de trescientos alcaldes de todo el país, y de paso anunció urbi et orbi, para júbilo de toda la culichería, que dispondrá de cincuenta ejemplares más de los morrines, para solaz y esparcimiento de los cazadores del mono. Por supuesto, durante la conferencia de prensa que vino  dar declaró por ocasión tres mil quinientos ochenta y nueve que se mantiene en lo dicho como aspirante a la candidatura del PRI al gobierno de Sinaloa.