EN LA GRILLA

0
46
GPRI-600x450.jpg

 

*Gira plural de Malova con los diputados

*Presupuestos elevados que no siempre llegan

*Lenta, la transición en el ayuntamiento local

FRANCISCO CHIQUETE

El gobernador Mario López Valdez pondrá a prueba la pluralidad en la que se ha empeñado, al menos con la distribución de puestos en el gabinete y con su rechazo a formalizar un regreso al PRI, tan insistido en diversas ocasiones. Se trata de la gira anual entre los coordinadores parlamentarios de todos los partidos para buscar las mejores condiciones posibles para Sinaloa en la distribución de recursos presupuestados.

López Valdez anunció que irá a dialogar con los coordinadores del PRD, el PAN y el PRI, a fin de obtener apoyos que permitan mejorar los logros alcanzados el año pasado durante la creación del presupuesto federal.

Obviamente en el caso del PRI no habrá el menor problema, y no sólo porque los diputados de ese partido están puestos para dar su respaldo, evidenciando una buena relación con el gobernador sinaloense. De los resquemores de la derrota no queda mucho, a pesar de que hay algunos diputados priístas que vivieron del otro lado de la mesa en 2010; pero además hay una magnífica relación de López Valdez con el coordinador de la bancada tricolor, Manlio Fabio Beltrones, quien seguramente le abrirá las puertas tanto como le sea posible.

Aunque el PRD sinaloense ha dicho que está analizando si rompe o no con  el gobierno de López Valdez, la realidad es que no pasará de ahí. Pero además, en el ámbito perredista nacional Malova sigue teniendo cartel, a tal punto que el mismísimo Silvano Aureoles se puso a buscarle apoyos y le consiguió algo así como quinientos millones, de modo que no habrá el menor problema para conseguir su colaboración, especialmente ahora que el PRI le debe una al PRD por su apoyo en la reforma fiscal, y está en condiciones de hacer gestiones exitosas.

La duda estaría en el PAN, aunque a pesar del discurso aquel de Gustavo Madero en aval al rompimiento de Edgardo Burgos Marentes, todo parece indicar que no hay de qué preocuparse. El vicecoordinador Jorge Villalobos ha mantenido la relación y el trato con Malova, lo que deberá generarle resultados.

Esta posibilidad de ir a hablar abiertamente con cada una de las fracciones muestra que no fue una mala decisión la de resistirse a los llamados y tentaciones para formalizar un regreso al PRI que ya nadie espera. Imagínese usted cómo reaccionarían panistas y perredistas, con todo y las declaratorias de apertura y pluralidad, si Malova se hubiese declarado re-priísta durante el informe de los tres senadores sinaloenses del Partido Revolucionario Institucional.

Ahora, esa serie de ventajas, desaparece ante la práctica del subejercicio en que han incurrido los gobiernos federales que se han sucedido en los últimos años. Desde los tiempos de Jesús Aguilar Padilla se ha venido jugando una especie de competencia contra si mismo, acudiendo a la Cámara de Diputados a conseguir un presupuesto mayor que el conseguido el año anterior, y se conseguía, pero a la hora de la aplicación el dinero nomás no llegaba, o no llegaba completo, de modo que los éxitos se velaban un poco en el pasado reciente y en el momento actual.

Nomás un ejemplo: desde los tiempos de Aguilar, cada año se asignan recursos para la Presa Santa María, y la presa nomás no arranca, aunque ya se haya arrancado algún camino auxiliar o se haya entregado una etapa de la carretera que un día llevará a la zona de la cortina.

Esto de las giras ante los diputados federales fue iniciado por Juan Sigfrido Millán Lizárraga, quien en su primer año aprovechó las relaciones que había hecho en la capital del país como dirigente cetemista, como secretario general del CEN priísta y como Senador de la República, y luego lo fue extendiendo hacia las demás bancadas. La práctica se extendió no sólo a los gobernadores que le han sucedido en Sinaloa, sino a otros gobernadores de la República, a tal punto que ahora hay que apartar cita con mucha anticipación para alcanzar audiencia antes que se apruebe el presupuesto.

Ayer por lo pronto hubo un adelanto con la asistencia de López Valdez al informe rendido por el diputado del PANAL, Rubén Félix Hays, a cuyo término dijo que es importante mantener la pluralidad, porque Sinaloa necesita a todos y todos en general necesitamos de todo. Ahí estuvieron también  las autoridades municipales, que son del PAN.

Claro que Hays era un candidato malovista en el Panal por aquellos tiempos en que no estaba claro que pudiesen alcanzarse acuerdos con el Revolucionario Institucional, pero esto le permite al mandatario minimizar el impacto que pudiera llegar a generarle la queja del diputado panista Carlos Castaños, quien se queja porque dice haber hecho una invitación pública al gobernador a su informe, sin que éste asistiera. ¿Sería el mensajero?

¿QUIÉN SERÁ EL REMISO,

HIGUERA O FELTON?

Por todos los rumbos del estado se empiezan a dar los encuentros entre alcaldes salientes y entrantes para dar inicio a los trámites de la entrega recepción. En Ahome, que fue el último ayuntamiento dicidido en los tribunales, este encuentro se dio hace ya muchos días; lo mismo ebn Guasave, donde la relación entre los que se van y los que llegan es tensa, cargada de emociones no sólo derivadas de rivalidades entre grupos políticos, sino con marcados acentos personales.

Ayer Sergio Torres hizo una presentación apoteósica de su equipo de transición, presentación que tuvo la virtud de generar comentarios positivos incluso entre los sectores que han sido más hostiles al proceso electoral que se vivió recientemente (excepto los partidos que en Culiacán son opositores, por supuesto).

Es que el equipo tiene experiencia y prestigio, aunque hay algunos prietitos en el arroz que resultan inexplicables, pero que al final terminan por promediar con los nombres que dieron calificaciones positivas, como el inminente secretario del ayuntamiento, Guadalupe Robles, o como la vocera Ana María Alvarado. ¿Recuerda usted al célebre Carlos Loaiza Aguirre, que fue aquí delegado varias veces? ¡Pues ahí está!

El caso es que por todos lados se empieza a concretar la ya transición, excepto en Mazatlán. Y eso que en la primera semana del mes de agosto Carlos Felton visitó las oficinas del ayuntamiento, se sentó en privado con Alejandro Higuera y escuchó la oferta de que todas las puertas le serán abiertas.

Estamos invitando al alcalde electo para que ya traiga a su equipo, dijo Higuera en aquella ocasión, para apuntar que empezarán  con los síndicos procuradores para que empiecen a trabajar en la discusión del próximo presupuesto y en el análisis de los valores catastrales, que se revisan también durante los fines de año.

Es el caso que hasta la fecha no se ha dado un solo paso, y por ahí apareció un día la advertencia de que todo estaba en tiempo y que la ley permite que el proceso arranque hasta diciembre, sin que pase nada.

Tendríamos que saber quién es el moroso, si Alejandro Higuera, que parece haber agarrado un segundo aire, con un ánimo de emprender y concretar cosas que no se le había visto desde el mal resultado electoral que le impidió regresar al Congreso Local.

Ahí está el impulso a la licitación in extremis de la obra del acueducto, la posibilidad de que se integre a la comitiva mexicana que va a la gira por China, que encabezará el presidente Enrique Peña Nieto, y ahora los proyectos para hacer promociones conjuntas de Mazatlán y Durango en materia turística.

Hay a quienes no les extraña, pues en las reuniones de colaboradores ha advertido una y otra vez que su periodo termina el 31 de diciembre a las 12 de la noche, ni un minuto antes, y que está dispuesto a ejercer el poder hasta ese límite, precisamente.

Por lo pronto ya consiguió que el gobernador Mario López Valdez se comprometa a estar aquí el mismísimo 31 de diciembre a inaugurar la prolongación de la Avenida López Sáenz, cuyo banderazo de inicio de obras dio la semana pasada.

Pero no es todo: por lo pronto Malova estará hoy por la tarde en La Noria, donde dará el banderazo inicial para la rehabilitación de la carretera que entronca al poblado con la Carretera Internacional México 15.