EN LA GRILLA

0
41
MALOVA Y OSORIO.JPG

*Con el Chapo, el gobierno está a a defensiva

*Con todo y la seguridad, hubo un gatillo alegre

*Una triste despedida a Martha Alicia González

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

El gobierno federal sigue arrinconado por una opinión pública que no le da respiro. Ayer el secretario de Gobernación encabezó dos eventos importantes: una fuerte quema de droga por la mañana, con las cabezas del aparato de seguridad nacional; por la tarde-noche, acompañado de esas mismas cabezas, se reunió con gobernadores de la zona noroeste del país, para hacer medición de los resultados y los problemas de la seguridad.

En esos dos eventos importantes, sus principales pronunciamientos fueron para desmentir una aseveración que en otras condiciones y por si misma, seria absurda: ¿es cierto que no se persigue al Chapo, sino que se le protege? Le preguntaron por la mañana; ¿buscan al Chapo en Sinaloa? Le preguntaron por la tarde.

En ambos momentos Osorio Chong tuvo que hablar no para plantear la agenda del gobierno ni para salir delante de los grupos detractores, sino para defender al gobierno de ls acusaciones manifiestas o implícitas.

Por supuesto que el gobierno mexicano está buscando al Chapo, que estamos haciendo investigación para detenerlo. El gobierno que lo detuvo en año y medio, está trabajando para recapturarlo, reiteró a los periodistas.

¿No es absurdo que un gobierno, que debe aplicar la ley y hacer aplicar la ley tenga que decir “sí, sí estamos cumpliendo con nuestra obligación”. Al final es como decir “no, no estamos amafiados con el Chapo, no llegamos a un acuerdo para dejarlo ir con propósitos avisos o de equilibrio de fuerzas entre las bandas del crimen organizado”.

Hubo otro momento en que el estado mexicano se puso también en defensa. También respondiendo a una pregunta periodística, la procuradora general de la República, Arely Gómez, sostuvo que la fiscalía del país está interponiendo recursos para evitar que Elba Esther Gordillo sea declarada en prisión domiciliaria a causa de sus enfermedades o de la edad avanzada que ya le permitiría acogerse a disposiciones legales en ese sentido.

A diario en las redes sociales aparecen acusaciones de que el gobierno y el PRI pretenden dejar libre a Elba Esther y a veces hasta noticias falsas e que ya fue liberada. Por ello Arely Gómez fue enfática en decir que no, que están interponiendo los recursos legales necesarios para evitarlo, aunque no explicó por qué, puesto que ella misma reconoció que la ley le da ese derecho a la exdirigente nacional de los maestros.

No hubo grandes novedades tras la reunión del gabinete de seguridad en Mazatlán. Será porque las tareas se realizaron a puerta cerrada, con mucho cuidado de que no se filtrara nada, como corresponde a acciones de estrategia policial. Hasta los fotógrafos fueron turnados y seleccionados rigurosamente.

Aunque el acceso a la reunión no fue problemático, pues el personal del estado fue eficaz para identificar y acreditar a los reporteros locales, al final se volvió a ver el concepto en que se tiene a los representantes de los medios. Aunque son los periodistas quienes resultan constantes víctimas de los atentados y crímenes, anoche los periodistas fueron los sospechosos. Seguramente que por ese carácter fue que los cincuenta o sesenta que estuvimos ahí fuimos encerrados literalmente, con un guarura guardando la puerta mientras los funcionarios se iban hacia sus respectivos helicópteros sin amenazas ni molestias. Órdenes de arriba, dijeron los que quisieron decir algo.

RECIBIMIENTO

El aparato estatal preparó cuidadosamente la reunión. El Centro de Convenciones, elegante, pulcro, era el escenario ideal. El equipo preparó todo: desde el servicio de café y bocadillos para los personajes, hasta la disposición de las salas en que trabajaron los secretarios y los gobernadores, las que recibieron a los ayudantes, auxiliares y ujieres que viajaron con cada secretario, cada director, cada gobernador, las que contuvieron a los periodistas y la que se usó finalmente para la conferencia de prensa. Todo perfectamente dispuesto.

En la calle, desde varios días antes las patrullas modernas, impresionantes impactantes de la Policía Ministerial del Estado, daban toque de estado policíaco a la ciudad. No hubo avenida que no fuese recorrida, sector de la ciudad que no fuese cuadriculado por la presencia de los convoyes, que si se trataba de una reunión de seguridad, seguridad debía haber por todas partes disuadiendo a los malandros de emprender acciones negativas, especialmente si pudiesen llegar a estar enderezadas contra los funcionarios que vinieron a visitar la ciudad.

Pero nada fue suficiente. Por los alrededores del mediodía, una persona fue abatida a balzos en una zona donde por cierto se han producido varios casos similares. La víctima fue agredida a balazos dentro de su propia vivienda y murió poco después, mientras era atendida en el hospital. Se trataba de un hombre de aproximadamente cuarenta años.

Es cierto que resulta imposible prevenir semejantes crímenes, que muchos delincuentes ignoran el tipo de eventos trascendentes que se realizan en la ciudad, pero el hecho es que justo cuando Mazatlán estaba más blindado, como gustan decir las autoridades, se produce una ejecución de este tipo, pero el hecho es que las balas volvieron a atronar en el espacio mazatleco justo cuando más vigilancia había.

ASPIRANTES EN MOVIMIENTO

Hoy en Culiacán, el diputado saliente Heriberto Galindo Quiñones encabeza el foro sobre Comunicación Social a que convocó que Fundación para Mover y Transformar a Sinaloa. Ahí planteará la propuesta que tiene para esa materia en una hipotética campaña política por la gubernatura de Sinaloa.

Galindo tiene planeado realizar foros temáticos en cada una de las regiones del estado, lo que además de analizar situaciones predeterminadas, le daría la oportunidad de hacerse ver en los diferentes municipios de la entidad, incluso cuando ya deje la diputación federal, cuyo periodo legal termina el 31 de agosto próximo.

En contrapartida, el alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, se encuentra en Mazatlán para participar una conferencia de prensa en que se anuncia la vigésimo segunda reunión nacional de la red de municipios por la Salud, de la que será sede la capital del estado, con la asistencia de más de trescientos presidentes municipales.

Junto con Torres Félix estará el secretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, y por supuesto, el alcalde Carlos Felton González, quien será anfitrión de la conferencia, pues se llevará a cabo en la Sala de Cabildos.

Por supuesto, Torres Félix aprovecha para darse a conocer en esta región, con mitas a su aspiración  por la candidatura priísta a gobernador, que será remota, pero ahí está.

Y en la misma dinámica, pero con un rollo diferente, el secretario general de gobierno anunció que este fin de semana la versión móvil de la Feria de Servicios de gobierno estará por primera vez en el municipio de Rosario, al que por supuesto acudirá a encabezar las actividades el sábado próximo. Decimos que la versión móvil, porque hay otra, dominical, que se realiza solamente en la capital del estado y es -¡por supuesto!- para los mismos fines.

DOLOROSA DESPEDIDA

Ayer se despidió de esta vida la señora Martha Alicia González Barraza, más conocida como Malicia. Por casi cuarenta años ejerció un periodismo cálido, humano y amistoso, como fue ella misma no sólo en su trabajo, sino en todas las actividades que desarrollaba, y muy particularmente en el trato a las personas.

Poseedora de un gran don de gentes, tuvo la facilidad de enraizarse en la vida de muchos de sus colegas y también de los personajes de sus crónicas, de modo que somos muchos quienes hoy lamentamos esta partida, como seguramente celebraremos los muchos momentos de gusto y de triunfo que generosamente compartió con nosotros.

Descanse en paz esta mujer esforzada y trabajadora, sensible y amorosa que nos deja mucha tristeza y también muy gratos recuerdos. A sus hijos Enrique. Cristina, Martha Alicia y Onasis, a su hermana Mary y a sus demás familiares, un abrazo fraterno. Saben que compartimos con ellos esta pérdida mayúscula y que como ellos la quisimos y la queremos entrañablemente.