EN LA GRILLA

0
54
MALOVA MARTÍN.jpg

*Estallido de Martín Heredia contra el gobernador

*El pleito dentro del PAN se extiende al octavo

*Empiezan a formalizar la redistritación electoral

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

La bronca llegó ayer a niveles de estallido. Martín Heredia llevaba la sangre en punto de ebullición cuando se encontró con el gobernador Mario López Valdez, para reclamarle la falta de respuesta a sus denuncias sobre el famoso levantón de tres panistas presuntamente ocurrido el sábado anterior, en la víspera de la jornada electoral.

Como se sabe, Heredia dijo el sábado que dos exdiputados locales y el recaudador de Rentas en Mazatlán, Felipe Parada Valdivia, fueron secuestrados y golpeados por desconocidos, y que ni el gobernador ni el alcalde Carlos Felton González atendieron las exigencias de apoyo e investigación.

Ayer López Valdez dijo por la mañana que el caso no ha avanzado porque los afectados no presentaron denuncia alguna, y que además se revisó a una de las presuntas víctimas y que el médico legista no encontró huellas de golpes o torturas, de modo que no puede hacerse mucho, López Valdez no hizo ninguna acotación, pero era evidente que no consideraba que se hubiese presentado un hecho como el que se denunció mediáticamente.

Heredia estalló y acusó al gobernador de ser “el tipo peor informado de Sinaloa” y advirtió que llevaría pruebas de que la denuncia no era falsa. Se presentó por la tarde, en efecto, acompañado del recaudador Parada Valdivia, quien dijo que sí fue levantado y que no era necesario que lo golpearan, que el terror sicológico fue peor.

Por supuesto, el enojo del diputado no influyó en la posición del recaudador: Felipe Parada dijo que no renunciaría al cargo, que analizaría con su familia la decisión de presentar o no la denuncia penal y que el gobernador estaba contento con él. Por lo pronto, en razón de esos supuestos acontecimientos, no había acudido a trabajar ni lunes ni sábado.

Salvo la actitud acomodaticia del recaudador, el encuentro de ayer no resolvió nada, Heredia salió igual de indignado, advirtiendo que llevaría el asunto a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, de la que él forma parte.

Aunque en estos momentos aparece casi como chisme de vecindad, el asunto tiene sus impactos. Martín Heredia aspira a ser candidato a gobernador, y una de las cosas que le permitió ameritarse en ese camino, fue su labor como conducto para las relaciones entre el gobernador y la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional. Un rompimiento así lo dejaría sin materia de trabajo, y aunque Heredia mantuviese las relaciones con el CEN, seguramente ya no sería la misma.

NO BUSCAN QUIÉN SE LAS HIZO,

SINO QUIÉN SE LAS PAGUE

El pleito de Heredia con Malova es parte de las revanchas que los panistas buscan por todo el país, luego de una jornada electoral que les resultó desastrosa, en la que se perdieron espacios importantes, al punto de tener la bancada más pequeña de los últimos quince años en la Cámara de Diputados.

En Sinaloa, como se sabe, el PAN sólo ganó una diputación, la del cuarto distrito electoral, con sede en Guasave. Y no sólo eso sino que además fueron desplazados del tradicional segundo lugar en los resultados de cuatro distritos electorales. En el sexto, el séptimo y el primero, ganó el PRI y en segundo lugar quedaron los independientes del PAS; en el quinto ganó el independiente y en segundo lugar quedó el PRI, de modo que el PAN se fue también ahí al tercer sitio. Sólo en el octavo pudo mantenerse por encima del independiente, aunque le ganó el PRI.

Eso sí: su votación general en el estado es más robusta que la de los propios independientes y que la de los otros partidos, con la sola excepción del PRI, que quedó en primer lugar general pese a las dos derrotas que le infligieron.

En busca de la honrilla perdida, el PAN tuvo ayer un a reunión de alto nivel, con la dirigencia estatal y local, y abogados que vinieron de México a ver las posibilidades de una impugnación viable en el octavo distrito.

Hasta donde se sabe, las argumentaciones analizadas eran pobres: alguna casilla con números 2sospechosos” no por la cantidad, sino por la repetición de cifras, otras en que supuestamente hay más votos nulos que de partidos pequeños, y como gran argumento central, un gasto excesivo en la campaña electoral, no porque el candidato ganador Quirino Ordaz haya rebasado los topes por sí mismo, sino por los utilitarios que estuvo regalando el Partido Verde.

Si la decisión final es seguir buscando en la mesa las remotas posibilidades de cambiar el resultado, el cómputo oficial de los votos, que inicia hoy miércoles a las ocho de la mañana, se prolongue no sólo durante todo el día, sino hasta bien entrada la mañana del jueves.

Al final, indefectiblemente se extenderá la constancia de mayoría a Quirino Ordaz, y si hay impugnaciones formales, serán derivadas al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Por lo pronto, el PREP, con nueve casillas por conocer, Ordaz Coppel  encabeza la elección con 24 mil 240 votos, contra 19 mil 930 de Martín Pérez Torres. El priísta tiene una ventaja de 5.31 por ciento respecto de Pérez Torres, lo que por cierto también cuenta para nulificar una de las impugnaciones que se buscan.

En los demás distritos el cómputo será tranquilo. No hay indicios de inconformidad ni siquiera en el quinto distrito, donde el PRI sufrió la derrota más terrible. Ahí por cierto abundan las negativas ante las versiones de que el grupo Culiacán abandonó a su suerte al candidato priísta Ricardo Hernández Guerrero. Entre las muchas expresiones está la de Heriberto Galindo quien dijo que fue una victoria legítima, lo que ciertamente nadie ha puesto en duda; y sobre todo, el veteranísimo Jesús Enrique Hernández Chávez, jefe de la bancada tricolor y padre del candidato, rechazó la posibilidad de que su partido hubiese traicionado a su hijo.

Quizá ante la insistencia panista del octavo distrito, el PRI se ha mantenido sin hacer un pleno reconocimiento de la derrota en Guasave, pero seguramente tampoco hay elementos para pensar en una voltereta de los resultados, Si acaso la harían de tos, pero sólo como estrategia.

 

Y FINALMENTE LLEGA

LA REDISTRITACIÓN

Como estaba previsto, ayer se presentó el primero proyecto de redistritación del estado. El día 24 los interesados deberán dar sus comentarios y sugerencias, de modo que se eliminen los errores que pudiesen haber traído los genios de chilangolandia.

En términos generales, se prevé que Culiacán acumule seis distritos exclusivos y comparta otros dos con Cosalá uno y con Elota y San Ignacio el otro. Mazatlán tendría tres y uno compartido con Concordia, mientras Rosario y Escuinapa conformarían un solo distrito. Lo mismo por el norte y centro, donde las ciudades grandes acumularían distritos y los otros tendrían que agruparse para conformar uno.

Durante muchos años los partidos opositores al PRI insistieron en que esa sería la fórmula para acabar con  la hegemonía tricolor en el Congreso, aunque los militantes de todos los partidos se oponían en los municipios a ese cambio, renuentes a que se perdiese ese espacio de representación que ahora está por pasar a la historia.

Los dirigentes de los partidos estaban indignados porque a pesar de su insistencia en la redistritación, la decisión les llegó precisamente cuando estaban ocupados en las elecciones, pero por más que lo pidieron, no les concedieron la posposición.

EL ENCUENTRO

Ya habían  platicado sobre tener un encuentro para trabajar conjuntamente en los proyectos que beneficien a Mazatlán, pero ayer sde dio el encuentro de manera casi casual.

El gobernador Mario López Valdez y el alcalde Carlos Felton González recorrieron la tarde de ayer los hoteles que están en construcción o ampliación en Mazatlán, y en uno de ellos, por supuesto, se encontraron con Quirino Ordaz Coppel y sus hermanos, pues como se sabe, en el Océano Palace, de su propiedad, se construye una torre de catorce pisos que incrementará la oferta hotelera en más de cien cuartos.

Por supuesto, tratándose de quienes se trataba y de los tiempos que se viven, más de un compañero fotógrafo empezó a buscar el ángulo. Malova lo notó y le dio gusto, acomodándose para la foto en que aparecen él, el candidato ganador del octavo distrito, y el alcalde Carlos Felton, entre los demás integrantes de la comitiva. El recorrido por las construcciones pasó a segundo término. El aspecto político de la foto aparecía por encima de todos.