EN LA GRILLA

0
51
CLOUTHIER CARRILLO.jpg

*Manuel Clouthier se adueña de la escena pública

*Las turbulencias causadas por el quinto distrito

*Malova, Felton e Higuera felicitaron ya a Quirino

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Por supuesto que la comidilla del día en el mundo político fue el triunfo de Manuel Clouthier Carrillo como candidato independiente por el quinto distrito. Él mismo por supuesto, contribuye a incrementar los niveles de interés, negándose ahora a abrir cualquier aspiración por la candidatura al gobierno de Sinaloa durante el año próximo.

Prácticamente a todos los que le preguntaban, Clouthier les respondió que parecían enviados de Juan S. Millán, porque al exgobernador “ya le urge saber lo que estoy pensando”.

Curiosamente, cada pregunta en ese sentido, cada referencia al exgobernador le genera irritación a Clouthier, quien termina sus esfuerzos de contención y termina por enojarse. Es curioso porque si alguien es insistente, cáustico, penetrante en sus exigencias para que los personajes públicos hablen de los asuntos de interés públicos, aunque pasen por sus asuntos personales, es precisamente Manuel Clouthier, pero cuando se trata de hacerle hablar sobre temas como el del propio Juan Sigfrido Millán, que es una de sus grandes obsesiones, siempre termina por evadirse con una frase punzante no sólo contra Millán, sino contra el propio entrevistador.

Serénense muchachos, serénense si todavía no me entregan ni la constancia de mayoría ¿cómo podemos estar hablando del 2016?

Clouthier tiene bien diseñado su discurso de candidato independiente: “no es un triunfo mío, sino de la ciudadanía que se decidió a sacudirse a la partidocracia”, dice. Pero cuando se le pregunta qué se puede esperar de un diputado sin partido, lanza propuestas que tienen que ver no con la ciudadanía y su bienestar, sino con los partidos, precisamente.

El presidente va a enfrentar un problema económico muy serio y por ello va a querer crear nuevos impuestos, pero nosotros le vamos a advertir que no puede voltear a los bolsillos de los mexicanos, si antes no voltea a los bolsillos de los partidos: vamos a proponer que se les dé menos dinero,. Voy a dejar el financiamiento para las campañas, pero no el dinero del gasto corriente. El estado mexicano ya cumplió con su deber subsidiario para con los partidos, sentenció.

Seguramente no hay mexicano ajeno a las cúpulas partidistas, que no vea con agrado una reducción del financiamiento público a los partidos, pero colocarlo como moneda de cambio para que haya más impuestos suena más a un despropósito vengativo.

No le escuchamos a Clouthier un adelanto de la defensa que haría de los causantes mexicanos, especialmente de los causantes pobres, sino un condicionamiento que pasa por la venganza contra los partidos políticos. SI logra sacar adelante su idea, muchos tendremos un gustillo en el paladar, pero no recibiremos una sola noticia sobre nuestras necesidades de empleo, de fortalecimiento del poder adquisitivo, de avances en materia de seguridad pública.

Lamentablemente no hay político opositor que no anteponga sus intereses sobre la actividad política, a los intereses de la sociedad sobre sus carencias. Primero es generarse condiciones más adecuadas para seguir avanzando en la política, para cobrarse afrentas de los otros políticos, y después, si alcanza el tiempo o la fuerza, la temática de la ciudadanía.

RECONOCE RICARDO HERNÁNDEZ;

SE LES HIZO ETERNA LA ESPERA

A media mañana, Ricardo Hernández Guerrero apareció en público para decir que la tendencia no le era favorable en el recuento e votos del quinto distrito y que reconocía la victoria del ingeniero Manuel Clouthier Carrillo, a quien felicitaba por el resultado que alcanzó.

Fue una actitud muy civilizada que sin embargo no le valió, porque los medios consideraron que fue “un largo silencio” el que medió entre la elección y la declaratoria. Seguramente quienes pensaron en eso nunca han sido derrotados y no conocen la dificultad de un trago de ese sabor, ni conocen la necesidad de apegarse a los tiempos de una organización como el PRI, que no sólo es renuente a ese tipo de reconocimientos, sino que además busca siempre sacarle algo de provecho a posiciones semejantes.

Quince años después de la elección presidencial del año 2000, muchos analistas políticos nacionales le siguen reprochando a Francisco Labastida Ochoa “por no haber salido a reconocer la derrota”. No le vale de nada que les recuerde que sí salió a hacer el reconocimiento, pues los más memoriosos le argumentan que lo hizo después que el Presidente Ernesto Zedillo. Por supuesto, las cadenas nacionales estaban a disposición e lo que dijera el presidente, quien a su vez había esperado a que hablara el presidente del IFE, explica, pero la conclusión siempre es la misma: Labastida, dicen, tuvo que vencer la tentación del rechazo a la derrota. Y no los sacan de ahí.

Detrás del reconocimiento vinieron las aclaraciones. El grupo Culiacán no traicionó a Ricardo Hernández Guerrero, dijo Aarón Rivas Loaiza. El secretario de Desarrollo Económico del gobierno del estado sostiene que él apoyó al candidato del PRI y que todos los integrantes del grupo lko hicieron también, pero que así es la política, con triunfos y derrotas.

Aunque Rivas Loaiza fue el aspirante desplazado por el quinto distrito, no ha sido él el señalado por la derrota. Se habla mucho de Jesús Valdez, de Gómer Monárrez y hasta del alcalde Sergio Torres por no haber operado y por permitir con ello que Hernández Guerrero fuese arrollado por el empuje de Manuel Clouthier como candidato independiente.

IMPUGNACIONES

Y FELICITACIONES

En el octavo distrito las cosas estuvieron definidas desde el principio. A las primeras actas levantadas, Quirino Ordaz Coppel obtuvo una ventaja tempranera que ya no perdería más a lo largo del periodo de recepción de paquetes electorales y su reflejo en el PREP..

Hubo sin embargo un detalle curioso: todavía ayer, algunos analistas insistían en que el PAN había ganado los distritos cuatro y ocho. Y es que las cifras del PRI fueron siempre menores que las del PAN, sólo que había que sumar al PRI los votos del Verde y los de la coalición de ambos partidos.

Quizá por eso el dirigente estatal Edgardo Burgos Marentes insistía todavía ayer en que había una pequeña ventaja del PRI que al final se fue diluyendo y que luego terminó con una distancia muy pequeña que podría ser revertida con recursos jurídicos. Ello lo motivó a decidir que este martes estaría en Mazatlán, analizando las cosas,

Curiosamente, el mismo que planea impugnar el distrito ocho, reclama al PRI no hacerlo en el cuarto, pues ahí, dice, hay una diferencia sólida, definitiva.

En el cuarto distrito, el candidato del PAN, Jesús López, obtuvo 44 mil 325 votos, contra 41 mil 89, de Diana Armenta, para una diferencia de tres mil doscientos veintiséis votos a favor del panista.

En Mazatlán, las cuentas del PREP hablan de 19 mil 930 votos de Martín Pérez, contra 24 mil 240 de Quirino Ordaz Coppel, para una diferencia de cuatro mil trescientos diez. En números absolutos y en porcentaje, la diferencia es mayor en Mazatlán que en Guasave, pero Edgardo viene a ver si impugna.

Por lo pronto, a quienes realmente interesa este asunto, ya empezaron a manifestarse.

Ayer el alcalde Carlos Felton González llamó a Quirino Ordaz y lo felicitó por el resultado obtenido. Ambos quedaron en reunirse una vez que los resultados hayan sido oficializados, para trabajar juntos en los proyectos que deben impulsarse a favor de Mazatlán.

También por la mañana le llamó el gobernador Mario López Valdez, con quien acordó sentarse a platicar sobre las necesidades del estado y el apoyo que se puede promover desde la Cámara de Diputados, especialmente ahora que viene la discusión del presupuesto del año próximo.

Ordaz Coppel recibió también felicitaciones de personajes diversos, como el exalcalde panista Alejandro Higuera Osuna, quien le destacó la importancia de ver para adelante, en beneficio de Mazatlán.  Lo mismo hicieron los senadores Aarón Irízar López, Diva Hadamira Gastélum, Daniel Amador Gaxiola, David López Gutiérrez, también diputado federal electo, aunque por la vía plurinominal.

Las cosas son así. A Martín Pérez quien tiene urgencia de llamarle por teléfono es Roberto González Gutiérrez, su sustituto en la diputación local, para saber si va a regresar inmediatamente al Congreso Local, o todavía se va a tomar un descanso, para terminar de cobrar las dietas del mes de junio.