EN LA GRILLA

0
42
héctor cuen ojeda.jpg

*¡Por fin se fueron los anuncios de partidos!

*La tormenta política en erredor de Cuen Ojeda

*El Congreso deberá castigar a Sergio Torres

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

¿No se siente usted raro? ¿No extraña los tratamientos filosóficos de pastilla que en treinta segundos le dicen cómo el PAN le va a subir el sueldo y le va a bajar la inseguridad que los otros no pudieron? O cómo el PRI lo va a hacer feliz porque su interés es el de la familia, o cómo el PRD encontró mal todo, excepto la ciudad de México, convertida en un paraíso? O el-se-los-dije-que-nos-iban-a-llevar-al-despeñadero de López Obrador.

Anoche dejamos de escuchar los promocionales de la señora Giovanna Morachis o del doctor Chuy López y hasta de Zenén Xochihua, como si estuvieran compitiendo en Mazatlán, donde apenas si escuchamos a Quirino Ordaz Coppel con su jingle guapachoso o a Martín Pérez con su slogan nacional “a poco no” en tono sanpanchitense.

Mientras los candidatos que querían ganar se dedicaron a caminar como enajenados, la sociedad se tuvo que chupar millones de impactos publicitarios –spots- que nadie querría escuchar voluntariamente, pero que nos ponen a chaleco, de modo que escuchemos a las niñlas fresas diciéndole al presidente que ya no le van a dar el votooooo porque no ha hecho nadaaaaaaa; o a dos burócratas discutiendo sobre lo que no hicieron los panistas en doce años, como justificación para lo que no está pasando ahorita.

Los concesionarios de radio y televisión están muy enojados porque todos esos millones pasan sin pago, quitándoles un negocio que antes era muy floreciente, tanto, que esperaban frotándose las manos a que llegaran las campañas electorales. Dentro de su despecho, los concesionarios han llegado a un punto razonable: si esos millones de spots son ahora gratis y obligatorios ¿por qué los partidos siguen recibiendo tantos y tantos millones de pesos para que sus candidatos hagan campañas?

Por lo pronto disfrute usted la tranquilidad, el silencio político que nos regalan estos tres días de tregua establecidos por la ley, y que de veras nos atosigaron. Eso sí: ahora hay que soportar los anuncios comerciales, que a veces son tan infames como los de los partidos, o casi.

CUEN SE CONVIERTE EN

AVE DE TEMPESTADES

Bastó el anuncio de que el PAS hacía una alianza de facto con el PAN en el cuarto distrito, para que se despertaran las tempestades. Las cosas están muy parejas en Guasave, a pesar de que el PRI ha echado su resto, con todos los grupos trabajando unidos, y a pesar de que el alcalde Armando Leyson Castro se ha convertido en un descarado promotor de la candidatura panista, sin detenerse ni ante leyes ni ante la opinión pública.

Por ello fue tan impactante el anuncio, que corrió a cargo del dirigente del PAS en ese municipio, Carlos Leyva Duarte, dijo haber escuchado a los militantes y llegado a la conclusión de que ese era el propósito de la mayoría, de modo que la organización apoyaría al candidato panista, el doctor Chuy López.

La alianza es de facto porque el PAS tiene registro local y la elección es federal, de modo que formalmente, este grupo no tiene derecho de participar con su nombre en el proceso.

El problema es que de acuerdo con la ley, el PAS no puede destinar los recursos que recibe como prerrogativas locales, a un proceso federal. Si lo hace, se mete en un conflicto legal muy serio, que podría llegar incluso a la cancelación del recurso, si las autoridades judiciales –en este caso las de carácter electoral-, consideran que se trató de una violación grave.

El PAS, por supuesto, puede alegar que no utiliza nada y que se trata de una expresión autónoma de los militantes de esa organización, que tienen derecho de participar individualmente en la elección federal, perpo hubo ya un anuncio oficial de parte de la dirigencia formal. Además, en un partido tan vertical como el PAS, nadie creería que la decisión no contó con el respaldo y hasta con la iniciativa del propio Héctor Melesio Cuen Ojeda.

En realidad, todo parece parte del engranaje que esde ahora se iría formando con miras a la elección del 2016, en la que Cuen Ojeda aspira a encabezar una alianza antipriísta en la que participe por lo menos el PAN.

Por ello se ve como una actitud de acercamiento el que los pasistas respalden a candidatos del PAN, sobre todo en aquellos distritos en los que no haya candidatos independientes con los que el propio PAS simpatice, como son los casos de los distritos, sexto, octavo, séptimo y primero.

Por cierto que hay quienes juran y perjuran haber visto en una mesa de café a Cuen Ojeda y el diputado federal panista Martín Heredia Lizárraga, quien está detrás de la candidatura de Martín Pérez, en el octavo distrito. Es muy difícil que Cuen acepte reorientar los apoyos que ahora recibe el independiente Giova Camacho, pero las especulaciones han ido en ese sentido.

Por lo pronto hay que ver hasta dónde llega Martha Tamayo con su amenaza de recurrir a los tribunales para detener la alianza de facto PAS-PAN en Guasave. Los elementos ya están analizados, aunque a decir verdad, Tamayo no ha pasado de las palabras a los hechos en muchos de los casos que en su momento parecieron importantes.

Por otra parte, todos estos indicios parecen apuntar hacia un amarre de Cuen y el PAS con el proyecto de una alianza panista, a pesar de que él siempre dijo que estaba abierto con todos los partidos y fuerzas.

Queda por supuesto la posibilidad de ir solos, a pelear el tercio mayor, suponiendo que PRI y PAN se conserven como punteros parejos, pero ello dependerá enteramente de los votos que logren sacar sus cuatro candidatos independientes.

AL ALCALDE SERGIO TORRES

SE LE VA A APARECER EL DIABLO

Cuando se supo que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó sancionar al alcalde Sergio Torres, de Culiacán, por la campaña publicitaria “al cien”, que se desarrolló por los tiempos en que arrancaban las campañas electorales, se pensó que era un formalismo, y que la sanción consistía precisamente en el retiro de la publicidad, una derrota política que saboreó sobre todo el candidato consorte del PAN en el quinto distrito, Marco Antonio Zazueta Félix.

Pero la sentencia es muy específica y Torres debe ser sancionado, pues de lo contrario el Congreso del Estado estaría incurriendo en omisión o peor aún, en desacato. Por supuesto que el castigo puede ir desde un apercibimiento, una amonestación pública, hasta una multa o la pérdida del puesto, pero por supuesto, Jesús Enrique Hernández Chávez va a dejar el caso para después, mucho después de la definición del proceso electoral, y no va a llevar el asunto tan lejos.

Hay quien piensa que podría haber hasta un chivo expiatorio para salvar el honor del munícipe y el del Congreso.

Estos asuntos de la legislación electoral son tan delicados, que hay quienes sostienen que si el PRI se hubiese puesto aguzado, y documenta con pruebas fehacientes –quizá notariales- el activismo del ayuntamiento mazatleco en plenas campañas, con acciones como el levantamiento de beneficiarios para el programa de zapatos regalados, al alcalde Carlos Felton le habría ido todavía más mal de lo que le puede ir a Sergio Torres. Pero no ocurrió la documentación del caso no pasó de unas fotos callejeras.

Y SE LLEGÓ EL PLAZO PARA LA

REDISTRITACIÓN EN SINALOA

Hubo momentos en que la redistritación electoral parecía ineludible, y de algún modo los priístas lograban maniobrar para impedirlo. Hoy el momento llegó: este martes, el Instituto Nacional Electoral presentará a las dirigencias de los partidos en Sinaloa su primer proyecto, para recibir las precisiones y hacer las aclaraciones que se consideren necesarias.

Hasta hoy, el estado está dividido en veinticuatro distritos electorales, decididos por el Congreso Local con criterios territoriales, de modo que cada municipio tiene uno, independientemente de su tamaño y del tamaño de su población, y los otros seis se reparten entre lass ciudades más grandes del estado: tres adicionales para Culiacán y uno más para Ahome, otro para Guasave y el restante para Mazatlán.

Para la siguiente elección, el criterio de distritación será poblacional. Se calcularán los territorios agrupándolos por un distrito cada setenta y cinco mil electores o un equivalente proporcional de pobladores, de modo que habrá municipios que se junten con otro para alcanzar una representación, o que se sumen a la fracción sobrante de un grande para pintar en el mapa.

Cuando la mesa de negociación partidista en el estado acordó la reforma política recién aprobada, los partidos opositores al PRI se quejaron y patalearon porque entre las iniciativas turnadas al Congreso no iba nada sobre la redistritación. La dirigente del PRI, Martha Tamayo, se permitió reírse de ellos diciéndoles que eso que tanto anhelaban, iba a llegar por si solo, porque ya no era responsabilidad del Congreso, sino facultad del INE y criterio legalmente establecido que se aplicaría en todo el país. Ya les está llegando el momento.