EN LA GRILLA

0
48
EDGARDO BURGOS MARENTES.jpg

*Hubo quienes se alegraron por el Jaliscazo

*¿A quién dejan pasar los narcos en la sierra?

*Comparecieron los candidatos del octavo

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Los graves acontecimientos de Jalisco y estados circunvecinos no fueron suficientes para que los actores políticos del país entendieran lo que está pasando.

Como es natural cuando se trata de partidos en la oposición, la mayor parte de ellos ha festinado la incapacidad del gobierno para atender una situación de ese tamaño. Peña Nieto, sus políticas de seguridad y los compromisos que hizo durante la campaña y durante este tiempo en que ha encabezado al gobierno de la República.

El reclamo es natural y necesario, pero el tono de triunfo que algunos han adquirido muestra que importa más deshacer al contrario que corregir los problemas. A nadie se le ocurre que la oposición va a ir a meter el hombro en la tarea de gobierno; ni siquiera que el propio gobierno acepte la ayuda, pero el rumbo que ha tomado cada una de las partes es lamentable.

Aquí en Mazatlán vivimos los terribles impactos de una delincuencia no controlada. No sólo padecimos las muertes de personas a veces inocentes, otras involucradas. Padecimos también el terror de una sociedad inerme, entregada por la falta de respuestas. Baste recordar una noche en que se realizaba aquí una convención, no recuerdo si de médicos o de notarios. Para amarrar esa visita de cientos de turistas, la ciudad les dio una cena en la Plazuela Machado y al final desplegó una sesión de juegos pirotécnicos. Al décimo estampido de los cohetes, los teléfonos de El Sol de Mazatlán empezaron a sonar: eran vecinos empavorecidos que querían saber dónde era la balacera que escuchaban. Y no crea usted que llamaban sólo de los alrededores. Hubo quien lo hizo desde la Juárez, del Infonavitr Jabalíes, hasta donde llegaban los ecos de la pólvora.

O la tarde-noche en que la policía enfrentó a una célula, con una prolongada balacera frente a la Ley Vieja.

Pero el terror tampoco completaba el costal de consecuencias. Una más era la pérdida de confianza en el destino turístico. Los negocios en general perdieron ventas, la ciudad perdió competitividad, pasamos años de vacas muy flacas, sin perspectivas, sin una posibilidad cierta de volver al carril de la normalidad.

Esa experiencia no es suficiente para que el problema se vea en su dimensión. Hay quienes parecen alegrarse de que el gobierno no pueda con el paquete. Hay quienes han subido a las redes comentarios, insultos, y hasta declaraciones del expresidente Felipe Calderón, no para contrastar, sino para sacar ventaja política.

Es notorio que el gobierno no ha podido y que el caso es un nuevo elemento en su contra. Hasta el Wall Street Journal le ha tirado la bronca a Peña Nieto diciéndole que presenta un país moderno y emergente, cuando suceden cosas como las de Jalisco, que lo desmienten.

En esto, por desgracia, todos están involucrados. Los bloqueos de ciudades vienen del sexenio pasado, con casos como los de Monterrey, hecho que marcó al segundo gobierno federal panista. La infiltración de las policías de Chihuahua y de Tamaulipas, estados de extracción priísta, son sólo los ejemplos más visibles, no los únicos ni mucho menos. Y está el PRD, con la carga de Michoacán, donde la familia y colaboradores del ex gobernador Fausto Vallejo están tan involucrada con la Tuta, o peor aún: Guerrero, donde los policías de Iguala entregaron al narcotráfico a 43 estudiantes cuyos casos aún son un grave dolor para el país; con un gobernador que sabía perfectamente que eso había pasado, y se hizo el loco, y un partido gobernante que defendió a los involucrados hasta que su posición se hizo insostenible.

Pero es el turno del PRI para que los demás le peguen, como el PRI y otros golpearon al PAN cuando enfrentó los embates, cuando declaró la guerra; como le han pegado al PRD con los casos quele han correspondido. De lo que nadie habla es de buscar soluciones. No se puede porque entre más le falle al que esté en turno, más posibilidades tienen los otros de sustituirlo.

¿Y la gente?

ELECCIONES BAJO PRESIÓN

DE LOS NARCOTRAFICANTES

El presidente del comité directivo estatal del PAN, Edgardo Burgos Marentes, hizo una fuerte denuncia sobre las condiciones del proceso electoral que estamos viviendo los mexicanos. Las zonas de la sierra, dijo, son impenetrables si no es con permiso de los amos del narco.

Es una realidad que todos conocen. Son ellos quienes dan autorizaciones para ir de un lado a otro de ese territorio y quien no obedece la limitación, o la desconoce, se coloca en serio riesgo de vida. Los ejemplos son muchos. Tantos, que las autoridades destacan cada vez son más la detención de los llamados “halcones” (vigilantes que avisan el arribo de desconocidos o autoridades), como antes destacaban la detención de sicarios o de jefes intermedios (aunque luego los presentaran como los más grandes capos de la historia).

No le falta razón a Burgos Marentes cuando hace la denuncia. Su preocupación es que el municipio de Badriaguato es impenetrable para sus candidatos y también para los representantes de casillas, de modo que difícilmente podrá tener ahí quien vigile y quien defienda el voto, como en la letra se los permite la ley.

La bronca por supuesto, no es de Badiraguato, es de prácticamente todos los municipios serranos, donde además están las gavillas que traen asolados a los sinaloenses que han luchado contra las malas condiciones que genera la naturaleza, y a través de los años, también con la amenaza que representan los grupos delictivos, que han vaciado poblaciones completas usando el crimen, la amenaza y el chantaje.

Por desgracia esta denuncia suena también a recurso mediático, pues la condición no es nueva ni nació ahora que hay elecciones.

El hecho es que todavía en 2010 el PAN y sus aliados ganaron todo el corredor serrano: El Fuerte, Choix, Sinaloa. Sólo se les fue Badiraguato. Han estado muy cerca de ganar Cosalá, donde por cierto ya tuvieron la victoria en la elección reciente de diputada local, ya ha ganado Concordia y El Rosario (también Escuinapa, pero ahí la sierra tiene mejor importancia electoral).

¿Habrán logrado en esas victorias que los dueños de la llave cambiaran de beneficiarios?

Esos antecedentes nos llevan a concluir que todos los partidos se han visto involucrados en lo que denuncian. Y aquí sí que caben todos porque la coalición del 2010 fue de amplio espectro, lo que involucra a PAN, PRD, PT, Movimiento Ciudadano y a la importante parte del PRI que se brincó al malovismo, como luego involucró al PRI con el cambio de aires en el 2013.

La madeja está más enredada de lo que quisieran reconocer los actores políticos de cualquier signo.

LAS CAMPAÑAS

A pesar de la cobertura nacional en que los partidos se lanzan acusaciones de todo tipo, los candidatos en Mazatlán han sido sumamente civilizados, Hasta la exposición a que convocó la Canaco, resultó un ejercicio sano, sin señalamientos que salieran del orden.

Hay quienes consideran que con esto las campañas tienden a ser aburridas, y pudiera ser, porque han sido muy contadas las propuestas efectivas, reales, los análisis que han hecho los candidatos,.

En el propio encuentro de la Canaco, los aspirantes por el octavo distrito fueron y echaron el rollo tradicional, muchas veces el mismo, aunque las preguntas hayan sido diferentes.

La diferencia fue presentada por el priísta Quirino Ordaz Coppel, quien sustentó sus intervenciones en datos duros, concretos, y Maximiliano Ruiz, de Morena, quien le imprimió un tono de carácter ideológico a sus intervenciones. Los demás echaron rollo, aunque Martín Pérez tuvo un tema que beneficia el tema de su partido, la reforma fiscal, que siempre da para conseguir aplausos. Alejandro Camacho, hoy con el Partido Humanista estuvo muy correcto y Antonio Acuña, de Movimiento Ciudadano sumamente vehemente.

Los ausentes fueron el innombrable y la candidata del Partido Encuentro Social, Patricia Escobar. Quizá no tenían mucho qué decir.

Hoy Martín Pérez da conferencia de prensa, como cada semana.

Quirino Ordaz, como la semana pasada y las dos o tres que vienen, participa en un foro, que ahora es sobre Empleo y Seguridad Social, con organizaciones sindicales y otras afines, en el local del Sindicato de la Bimbo.