EN LA GRILLA

0
59
congreso alza al agua.jpg

*Analizará el Congreso la reforma política

*Acusan a Martín Pérez por la propaganda

*Miserias humanas campean entre políticos

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Si usted se asoma con frecuencia al mundillo de la política, le sonará familiar la expresión “el quince es primero que el dieciséis”.

Pues al Congreso no le importarán los llamados de los jerarcas políticos a esperar el transcurso de la elección de diputados federales, para empezar a trabajar en la elección de gobernador, ayuntamientos y diputados que se llevará a cabo el año próximo en nuestra entidad.

No es para menos: se acaba el tiempo y todavía falta armonizar las leyes electorales de la federación y del estado, asumir cambios incluso de carácter constitucional que sustentarán medidas radicales como el recorte de los periodos de la siguiente hornada de ayuntamientos y legisladores, la duración de las campañas y de refilón hasta la tan peleada redistritación.

Se supone que los diputados analizan en esta semana las propuestas de la mesa de concertación para que la ley electoral de nuestra entidad deje de darse de patadas con la federal, que ha tenido reformas importantes que aquí todavía no se autorizan, aunque ya los partidos las hayan acordado a través de la mesa.

La verdad es que las reformas en lista de espera son muchas, y aunque estén “planchadas para que transiten”, como se dice en los ámbitos legislativos, son demasiadas para ser la última semana del periodo ordinario de sesiones. Quedaría el recurso de convocar a periodos extraordinario y de llegar a la audacia de posponerlo para junio, pero la idea es adelantar el inicio del proceso electoral local al mes de octubre (normalmente empieza en enero) y en estos casos el tiempo es oro. Si los alcanza el futuro, ya no podrán hacer nada, pues un principio legal fundamental es que una vez iniciado el proceso electoral, no podrá haber cambios en las leyes.

Como ya ha trascendido, un cambio fundamental es el recorte de los periodos de gobernador y de alcaldes siguientes, para que los que a su vez les sucedan, no tengan que esperar seis meses entre la elección y la toma de posesión. Lo que se ve raro en la propuesta de la mesa, es que la elección de ayuntamientos y miembros del Congreso se haría en junio y la de gobernador, a partid el 2022, un mes después. Se supone que hay un mandato para hacer concurrentes las elecciones federales y las locales, para evitar que se dedique tanto tiempo a los procesos, pero aquí en lugar de tener menos, vamos a tener una más.

Algo que no está formalmente propuesto, pero se empieza a empujar por si acaso pega, es la idea de llevar a las presidencias municipales la cláusula de equidad que actualmente sólo cubre a diputados.

En nombre de “la paridad transversal”, las diputadas quieren que haya nueve candidatos y nueve candidatas, a contrapelo del problema en que se vieron los partidos para alcanzar la paridad en esta elección federal, en que no pudieron sostener esa división tajante sin renunciar de antemano a posibilidades de victoria, o sin mandar a mujeres a hacer campañas en demarcaciones que de antemano se conocen perdidas para sus respectivas causas.

El otro de los muchos puntos conflictivos o polémicos es la redistritación electoral de Sinaloa. Como se sabe, los partidos de oposición al PRI insisten desde hace mucho tiempo en que se dividan los distritos electorales con criterio poblacional y no con divisiones geográficas, por municipios, como está vigente ahora.

Como el criterio poblacional ya es obligatorio a nivel nacional, será éste el que prevalezca y se determine directamente por el Instituto Nacional Electoral, que ya está haciendo, dicen, el papeleo para hacer el estudio final. Lo que no cambiará es la cantidad: veinticuatro distritos, veinticuatro diputados, sólo que repartidos de manera distinta. Después de eso, Cosalá, Choix, El Fuerte, Concordia y posiblemente Rosario no tendrán diputados para ellos solos, sino compartido con los municipios vecinos. Hoy cada municipio tiene uno, y los más grandes, como Mazatlán,. Guasave y Ahome tienen uno adicional, y Culiacán tiene tres adicionales. Eso sin contar los plurinominales, que también se mantendrán sin variación.

UNA QUEJA POR

LA PROPAGANDA

El Partido Revolucionario Institucional dio a conocer ayer una queja contra otros partidos que colocaron su propaganda violando las leyes por el uso del mobiliario urbano.

Los representantes jurídicos del tricolor presentan una serie de fotos en que se ilustra la propaganda de Martín Pérez, del Partido Acción Nacional, amarrada a postes mediante el uso de alambre, mecates, plásticos. Eso, que parece un detalle nimio, es un asunto que ha generado polémicas a nivel nacional.

En Michoacán, el candidato a gobernador del PRD fue obligado a retirar sus lonas de los puentes peatonales, a los que el tribunal consideró parte del mobiliario urbano, a pesar de que se trata de espacios concesionados por los ayuntamientos, y que tienen como propósito precisamente la renta de espacios con fines publicitarios.

Hay otros partidos que aparecen en la denuncia. Fotos del popular Tony Acuña, de Movimiento Ciudadano.

Antes de este señalamiento, el ala dura de los priístas en las redes sociales terminó por obligar a Martín Pérez y su equipo a retirar un espectacular colocado sobre zona de manglares, que contraviene las disposiciones legales. Aquí hay hasta una denuncia que el propio Martín Pérez descalificó señalando que él no es el dueño del espectacular, que sólo lo rentó, como lo rentaron antes candidatos de otros partidos, incluido el PRI. De todos modos, sus colaboradores decidieron bajarla antes de que corriese el procedimiento judicial.

Ya en una entrega anterior comentamos el absurdo de que los partidos políticos deban abstenerse de usar los postes, los semáforos (es entendible el espíritu conservacionista en el caso de los árboles), mientras la propaganda comercial aparece sobre esos elementos sin ninguna limitación, quizá porque pagan una licencia por propaganda callejera.

Pero hay disposiciones legales y se tienen que respetar, sobre todo cuando se busca ser legislador.

De otro modo se genera una desigualdad, pues mientras los propagandistas de Quirino Ordaz diseñaron sus lonas y estructuras para enterrarla en los camellones sin pavimentar, o estabilizándolos con bases adecuadas donde hay cemento, mientras los otros se fueron por la libre, nomás amarrando.

Cualquier rato a un magistrado se le ocurre que los camellones también son equipamiento y los echan a todos.

REUNIÓN SOBRE TURISMO

Organizaciones y personajes del sector turístico se reúnen hoy con el candidato priísta Quirino Ordaz, para analizar la situación de esa actividad. Ordaz fue convocado para conocer sus puntos de vista y también para que conozca los de quienes se dedican a la industria sin chimeneas.

El encuentro es a las diez de la mañana en uno de los salones del Hotel Aqua Marina.

MISERIAS INDISCUTIBLES

En Las redes sociales apareció una regidora perredista de Michoacán, presumiendo que ayudaba a una persona sin recursos. Se trataba de un limpiavidrios, quien podrá seguir con su trabajo, a decir de la regidora, porque ella le regaló un “jalador”, que es el instrumento con que limpian los vidrios de los coches. No se le ocurrió a la señora más ayuda que esa.

En un recorrido de proselitismo, la secretaria general del CEN del PRI, Ivonne Ortega, se enfrentó con una señora que le advirtió su falta de simpatía a la causa tricolor. Váyase de aquí, no necesitamos su voto, dijo la exgobernadora de Yucatán, a quien de plano, se le olvidó el sentido del diálogo y la apertura a la pluralidad.

Los candidatos del PAN en Guanajuato no se quedaron atrás. Alondra, la adolescente que fue sacada de su escuela por la fuerza policíaca para mandarla a Estados Unidos y luego regresada porque no era la niña que buscaban, dijo que después de eso, sus padres habían quedado sin posibilidades de hacerle su fiesta de quince años. Pues los candidatos azules, tan generosos, fueron a ofrecerle el pago de su vestido y su fiesta, pero  le cobraron por adelantado llevándosela a un recorrido, tomándose fotos con ella y con Josefina Vázquez Mota. Mucho más hubieran ganado si en vez de llevarla al recorrido, le hacen la oferta con discreción. Habría trascendido como un gran gesto, no como un hecho que mercantiliza la necesidad.