EN LA GRILLA

0
41
QUIRINO E IRMA.jpg

*En el PRI se sentaron juntos Tiros y Troyanos

*Candidatos tomaron el tianguis casi por asalto

*Sinaloa, líder en candidatos independientes

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Parecía un evento como tantos otros, pero el PRI realizó ayer una verdadera hazaña: superar en principio prácticamente todas las divisiones y subdivisiones que lo han llevado frecuentemente a la derrota. En el auditorio del PRI estuvieron todos los que parecían irreconciliables, a la convocatoria de Quirino Ordaz, el candidato a diputado por el octavo distrito.

Quienes le apuestan a la derrota priísta mantienen la idea de que las divisiones persistirán e impedirán un trabajo conjunto como el que ayer se comprometió.

Hasta hace poco, parecía impensable ver a Jorge Abel López Sánchez en diálogo con Irma Tirado. A Manuel Meléndez sentado a escasa distancia de Miguel Ángel García Granados, a Maribel Chollet con el propio Jorge Abel, Al Cayo Ramírez y Eduardo Arce Becerra; a Fernado Pucheta y a Paquis Corrales; ni qué decir de Melesio Gaxiola y Pil Tostado, siempre en sintonía. No hubo grupo, corriente o subcorriente que no acudiese, por más embroncado que se le considerara.

Ahí estaban los que reaccionaron haciendo perder a Maribel; los que se abstuvieron de participar en campañas anteriores. Los que fingían hacer y los que ni siquiera se molestaron en fingir.

Todos escucharon a Quirino Ordaz hablar de la unidad, de la necesidad de que todos trabajen en sus respectivas áreas, sin renunciar a sus diferencias, pero sin perder el objetivo principal, que es la victoria del siete de junio. Todos salieron con la idea de que había sido un gran discurso, basado en la humildad, en la unidad y en la participación.

Parecía un partido de otras características. Algo como un socialdemócrata europeo, con madurez y capacidad de diálogo. Si este es el PRI ¿por qué en las últimas dos décadas no ha estado en la Presidencia Municipal sino en el interinato del Cayo Ramírez durante el accidentado trienio “de locura”, y en el trienio inesperado de Jorge Abel López Sánchez?

Por lo pronto el primer día de campaña ha sido de miel sobre hojuelas. En el primer minuto del domingo estuvieron las principales cabezas, con un grupo entusiasta de jóvenes provenientes principalmente de las estructuras de la diputada Paquis Corrales; horas más tarde, en la toma del tianguis de la Juárez, fue el equipo de Fernando Pucheta el que condujo a Ordaz Coppel por los laberintos de la vendimia. Más tarde fue el recorrido por Villa Unión, con un equipo diferente; el encuentro de todos con todos y otra vez el medio rural.

Si tanta amistad y tanta convergencia les parecen poco creíbles, entérese que al final de la reunión ¡Jorge Abel e Irma Tirado hicieron planes para volver a platicar!

Doña Martha Tamayo, que por cierto volvió a pasársela echándole porras al presidente Enrique Peña Nieto, hubiera querido esas tersuras cuando vino a hacer la renovación del comité municipal del PRI, pero en vez de eso se encontró con un municipio atípico en que debió llevar la elección interna hasta las últimas consecuencias.

¿QUÉ SE OFERTA EN UN TIANGUIS?

AYER ABUNDÓ LA POLÍTICA

No Había ue llegar muy lejos en el tianguis de la Juárez para darse cuenta. Por las calles de los alrededores circulaban unidades sonorizadas con los jingles de Martín Pérez, de Quirino Ordaz, de Martín Pérez, de Quirino Ordaz.

Los priístas fueron más criticones: está triste la canción, no va a pegar, dijeron cuando la camioneta de Martín soltaba una versión basada en Marc Anthony. En cambio la dirigente colona Alejandrina fue sincera: -Pues sí está pegajosa la canción”, dijo al oír el jingle de Quirino.

El tianguis fue tomado prácticamente por los partidos. El PAN llevaba el contingente más numeroso: cincuenta brigadistas, debidamente encamisetados, con trompetas y porras listas. Se notaban desde lejos, mientras el candidato Martín Pérez platicaba con locatarios, a veces largamente, lo que le daba la ventaja de platicar a fondo con la gente, y la desventaja de que sus seguidores cerraban el paso. -¡Ya déjalo ir, no le vayas a pedir prestado! Gritaban los oferentes vecinos, pero la plática siguió…

A esas alturas ya se habían encontrado panistas y priístas. Los del PRI presumen que Martín se puso nervioso; los del PAN acusan que los priístas se pusieron agresivos con las porras.

Después vino la coincidencia entre panistas y perredistas. Ángel García, el candidato del sol azteca encabezaba una modesta brigada de quince personas, sin camisetas ni cachuchas, con un volante amarillo por supuesto. Para las ocho y media –nuevo horario- ya habían recorrido el tianguis e iban a un desayuno entre ellos (fueron los únicos brigadistas que se programaron un desayuno; a los de otros partidos los trajeron a matacaballo).

El PRI agarró todas las calles y callejones. El diputado Pucheta era clave, como que ahí desayuna todos los domingos, ya en el menudo, ya en el cochito tatemado). Tres señoras pasan con sus camisetas de Quirino y se cruzan con una que cargaba con un abanico eléctrico: -mire lo que le tocó a esa señora -¡No, no me lo dieron, lo compré. Ojalá me lo hubiera regalado Pucheta…

Quirino es un ciclón que va de puesto en puesto, que arrastra a us brigadistas; su señora va también saludando gente, pero es evidente que el candidato del PRI era indetenible en la primaria. Vaya usted a saber qué recuerdo dejó entre los maestros.

Los gritos de pásele pásele ¿qué va a llevar marchantita? Se opacan con las porras: -se ve/se siente/ Quirino está presente… -Martín/ Martín/ Martín… -No se equivoque, Ángel es de los nuestros.

Por fuera, en la calle Pérez Arce una brigada de mujeres extiende volantes: Giova Camacho, candidato independiente. Son pocas también pero se mueven intensamente, entregan su propaganda también a los brigadistas de los demás partidos, suplen con gritos la falta de jinlge.

-¿Y no te tocó ver al Max? –No. –Ahí anda, con un grupito pequeño, van y platican con la gente, las tratan de convencer, de adoctrinar, es una tarea más pesada, no nomás es pedirles el voto, son como evangelizadores de la política. Por supuesto que Maximiliano Ruiz, el candidato de Morena, no lleva ni camisetas ni otros utilitarios. Es una labor de convencimiento, con la confianza de que a pesar de las desventajas, pueden ganar.

En el sexto distrito el tianguis de la Pancho Villa, mucho más pequeño, vespertino, la candidata panista Nadia Haydee Vega Oliva recorre los puestos y convoca a través del Facebook para que la encuentren ahí, agradeciendo el apoyo recibido en la colonia, que tradicionalmente era clientela cautiva para su partido, pero que en la elección del 2013 de plano se volteó.

EL ESTADO CON MÁS

INDEPENDIENTES

De acuerdo con la lista divulgada por el Instituto Nacional Electoral, Sinaloa es el estado con más candidatos independientes en el país. Tiene cinco: uno en el sexto (Corrales Burgueño Víctor Antonio), otro en el octavo (Camacho Castro Giova), en el séptimo (Jiménez Ramírez José Vidal), en el quinto (Manuel Jesús Clouthier Carrillo) y  en el primero (Ayala López Jesús Alfredo). De ellos, cuatro son del PAS y por cierto su propaganda tiene los colores de ese partido, que sin tener registro federal, compite en la mitad de los distritos de la entidad.

El único ajeno a ellos es el ingeniero Manuel Jesús Clouthier Carrillo.

Como se sabe, quedó fuera de la nómina Armando Zamora Canizales, a quien no le hicieron válidas las firmas que presentó para avalar su postulación como independiente.

En total son 21 candidatos independientes aprobados. Sinaloa, como dijimos, tiene cinco; cuatro Veracruz, tres Tamaulipas y dos Puebla. Quintana Roo, el Distrito Federal, Chihuahua, Hidalgo, Nayarit, Nuevo León y Tabasco, completan con uno cada uno

¿CAMBIO PRIMERO QUE

REDISTRITACIÓN ELECTORAL?

El Instituto Nacional Electoral dio a conocer el calendario de actividades para renovar los institutos o consejos electorales de los estados en que habrá elección de gobernador durante el 2016. Sinaloa, como se sabe, es uno de esos casos.

Aunque el Consejo Estatal Electoral fue electo para seis años y todavía no los completa, la creación de un Instituto Nacional Electoral en lugar del IFE, da a la nueva autoridad la potestad de hacer estos cambios.

El calendario dice que a más tardar el dos de septiembre deben quedar renovados los organismos de Aguascalientes, Baja California, Durango, Hidalgo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz, mientras que en Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Puebla y Quintana Roo, que eligen hasta el 2017, la renovación será en octubre.

Muy pronto empezaremos a ver a los aspirantes a consejeros circulando entre los partidos para buscar padrinazgos “desinteresados”, que “no rompan” con el carácter ciudadano de los nuevos integrantes.

¿Y la redistritación, tan ambicionada? Si hay que pelear por los espacios del consejo, bien puede quedar ´para más adelante, aunque corra el riesgo de superar los límites cronológicos.