EN LA GRILLA

0
43
gerardo vargas mexicanos.jpg

*Siempre no convocarán al destino mochilero

*Chuytoño: proponen borrón y cuenta nueva

*La fuerza de Mexicanos Primero en Sinaloa

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Pocas veces una iniciativa ha recibido respuestas tan contundentes como la que se le dio a la idea de abrir playas para el acampamiento de turistas sin hospedaje. Las respuestas fueron masivas y negativas. No faltaron apoyos, por supuesto, especialmente de los restauranteros, cuyo dirigente respaldó la idea, pensando en la clientela que se le iría a los negocios con esa sobredemanda.

El alcalde Carlos Felton lo vio como una solución adecuada a la insuficiencia de cuartos hoteleros; el secretario de Turismo, Frank Córdova Celaya lo apoyó con entusiasmo y todo parecía marchar sobre ruedas, pero apenas se conoció en detalle y a la propuesta se le vino el mundo encima, no sólo en las redes sociales, sino en los más diversos sectores de la ciudad.

Incluso se supo de alguien muy cercano al alcalde que se ofendió con sus cófrades de café cuando le comentaron la propuesta del alcalde. ¡Se están prestando ustedes a calumniar a Carlos! Les reclamó. Eso no es cierto, no puede haberlo dicho el presidente, es un invento para desprestigiarlo, insistió antes de abandonar violentamente la reunión de la que es habitual.

Pero no había tal. La propuesta era real y con toda su realidad fue reclamada por quienes estiman que Mazatlán no soluciona sus problemas ni sus necesidades abaratándose como destino turístico. Los mensajes abundaron con planteamientos detallados de los inconvenientes que dejaría una iniciativa de tal naturaleza.

Ayer Felton dijo que no, que sus palabras fueron malentendidas, que no puede haber campamentos en las playas porque se trata de espacios federales sobre los que el municipio no tienen ninguna jurisdicción. Más aún: sus palabras fueron malinterpretadas, él nunca propuso que se alentara a la gente a venir para hacer excursiones. Simplemente su idea era ayudar a los que se quedaran sin habitación.

Y de paso se volvió a enredar en la iniciativa. Se trata, insistió, de ayudar a los que vengan y no consigan hospedaje, a lo mejor abrimos alguno de los albergues que se utilizan cuando hay problemas de tormentas o cosas así, quizá, detalló, la UAS, u otros edificios que se utilizan en esos casos. Pero ya no había convicción, ya era sólo para salir del paso.

Como ocurre siempre que un político se mete en un lío mediático, la culpa es ajena. Quizá se malinterpretaron mis palabras, dice. El caso es que enmendó la plana y es de esperarse que con eso se detengan las protestas y críticas que se le presentaron durante las últimas horas.

AHÍ MUERE CON CHUYTOÑO,

PROPONE EL GOBERNADOR

Parece una de esas rutinas que repiten las comedias de televisión: alguien mete la pata y para sacarlo de la bronca, el gobernador aparece dando la cara. Apenas se va desvaneciendo el impacto que generó el episodio, cuando otro funcionario mete la pata en otro asunto y e nuevo sale el gobernador a defender a su subalterno. Y así prácticamente hasta el infinito.

Ayer el gobernador Mario López Valdez pidió a los reporteros que lo ayudaran a cuidar a los que nos cuidan, Ensayó un argumento más sensible que razonado: “Él tiene que enfrentar cosas muy complicadas y creo que todos debiéramos de valorar eso y cuidar a quienes nos cuidan y hay momentos muy difíciles para quienes tienen que luchar contra lo peor que tenemos en el país y en el estado; siento que no estuvo bien ese incidente, pedimos una disculpa a quien haya que pedirlo”.

Es la segunda vez que el gobernador tiene que aparecer en público para defender a los policías. La primera fue en condiciones de mayor gravedad aún: cuando los policías ministeriales dispararon contra el vehículo en que iba una madre de familia acompañada de tres adolescentes a los que llevaba a entrenar futbol. Uno de los chamacos quedó con secuelas graves de por vida, lo que arreció las manifestaciones de indignación registradas frente a semejantes hechos.

En medio de la crisis, el gobernador pidió a la opinión pública no se muy dura con los policías, argumentando que las instituciones de seguridad se recuperaban apenas de las graves condiciones en que vivieron durante la cresta violenta del 2010 y 2011. Ojalá me ayuden para no bajar la moral de los muchachos, que están poniendo todo de su parte para enfrentar al crimen, dijo, palabras más, palabras menos.

Hoy es en nombre de los resultados que da este comandante de mecha corta. Hay que valorar, pide, las cosas complicadas que él debe enfrentar. Hay que valorarlo y cuidar (a los policías) que nos cuidan. Todos seguramente estamos conscientes de las presiones a que están sometidos los agentes policíacos, y con más razón los jefes de las corporaciones, pero vale la pena insistir en que estos personajes deben estar preparados para enfrentar eso y más.}

A fin de cuentas, por fortuna y por la oportuna y razonable intervención del general Moisés Melo, no pasó nada. El gobernador seguía ofreciendo ayer que el jefe policíaco se disculparía por lo que hizo antier.

Pero también es notorio que a Aguilar Íñiguez lo traen fuera de los reflectores. El incidente de las amenazas ocurrió antes de la ceremonia inaugural de las nuevas instalaciones del Grupo Antisecuestro. Al arrancar el evento, el jefe policíaco ya había sido retirado del lugar. Ayer estuvo en Mazatlán el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, quien hizo una amplia defensa de Chuytoño y de su permanencia al frente de la Policía Ministerial, pero no lo llevó consigo. Normalmente el director de la Policía Ministerial forma parte de la comitiva de Vargas Landeros, a menos que haya un asunto específico qué atender al lado del gobernador. Ayer no se dio el caso. –Es que anda muy ocupado por el norte, mañana van a anunciar los resultados de la investigación por el atentado al alcalde de Choix, explicó-justificó Vargas Landeros.

Lo que trascendió de ese tema, por comentario del gobernador, es que había tres detenidos: dos hombres y una mujer.

MEXICANOS PRIMERO REUNIÓ

A LA CLASE POLÍTICA DEL ESTADO

Aunque en algunos momentos ha sido no sólo polémica, sino hasta inquisitorial contra acciones del estado, Mexicanos Primero Capítulo Sinaloa reunió ayer a una parte importante del gabinete del gobierno sinaloense y también de los diversos partidos políticos de la entidad, así como personajes de altos vuelos.

La representación fue traída por el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, quien ya no desaprovecha acto, ceremonia o encuentro para hacer presencia. Como correspondía, estaba el secretario de Educación Pública y Cultura, Francisco Cuauhtémoc Frías Castro, la presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Judith del Rincón, el secretario de Desarrollo Social y Humano, Juan Ernesto Millán, el de Innovación Gubernamental, Karim Pechir, el titular de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, Juan Pablo Yamuni, el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Juan José Ríos Estavillo, la Comisionada de Acceso a la Información Pública del Estado, Rosy Lizárraga, el presidente del PAS y de la Comisión de Educación, Héctor Melesio Cuen, los candidatos independientes Víctor Antonio Corrales Burgueño, Giova Camacho y Manuel Clouthier Carrillo.

Estuvo Juan Sigfrido Millán Lizárraga, a quien Juan Alfonso Mejía llamó “gobernador” y explicó el concepto gringo de “una vez presidente, siempre presidente”; después fue Claudio X. González quien ya deliberadamente le llamó también “gobernador”, lo que fue recibido con ligereza por la audiencia, pero cuando fue el secretario general de gobierno Gerardo Vargas Landeros el que se refirió a él como gobernador, ya las voces corrieron de butaca en butaca. Parecía decreto reeleccionistas. El caso es que al ser presentado, Millán Lizárraga se llevó el aplauso más cálido y prolongado del público, que por su conformación, mayoritariamente empresarial, parecía más proclive para Clouthier que para el exmandatario, quien simplemente agradeció y disfrutó del capital político que evidentemente mantiene.

El gran perdedor del evento no fue el SNTE, ni siquiera la CNTE o la Ceteg, a quienes de una u otra manera perjudica la reforma educativa ahí defendida y preconizada. Fue el alcalde Carlos Felton González, por su ausencia. El empresario Agustín Coppel Luken, presidente del capítulo Sinaloa de Mexicanos Primero, agradeció la presencia de todos los representantes y políticos, con especial mención al presidente municipal de Culiacán, Sergio Torres, quien hizo viaje especial para acudir a la ceremonia; agradeció igualmente al alcalde de Mazatlán, Carlos Felton González, quien… “en unos momentos más va a llegar”, dijo, provocando las risas del público. No fue bueno el pronóstico. Felton no llegó y probablemente había planeado no hacerlo, pues envió como representante a un subdirector de algo.

Se ve que la organización Mexicanos Primero tiene su peso en el estado. Su capacidad de convocatoria fue amplia, aunque ciertamente no popular. Se e que se ha trabajado y se ha tejido una amplia presencia que le da fuerza y poder.