EN LA GRILLA

0
36
11041737_852746768095636_8917971877383182354_n.jpg

*La incongruencia de los críticos

*Justicia penal: exhorto sin dinero

*Martín Pérez ya está de licencia

FRANCISCO CHIQUETE

Los partidos de oposición, como los activistas de redes sociales, se lanzaron inmediatamente a descalificar a la propuesta presidencial para la PGR. Arely Gómez, dijeron, es una neófita sin experiencia y obedece a los intereses de Televisa. Sin embargo, cuando les tocó votar el caso para decidir en el Senado si se ratificaba el nombramiento, votaron a favor.

Es evidente que se trata de una actitud en la que es menos importante resolver asuntos que hacer ruido mediático.

Es obvio que el desgaste del gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, y por supuesto el de él mismo, facilitan cualquier descalificación y cualquier acusación que se lance. En efecto, Arely Gómez forma parte de una familia que está muy ligada a la empresa Televisa, lo que la hace rea de sospecha en un tema, el de los poderes fácticos, especialmente sensible para la opinión pública, aunque en los hechos la mujer no hubiese tomado decisiones relacionadas con la televisora y sus múltiples intereses.

Pero al margen de consideraciones, el hecho es que hubo en el Senado una actitud incongruente de los partidos y sus representantes. Por supuesto, se dirá que es porque los legisladores están maiceados, que los propios dirigentes se encuentran en la esfera del gobierno de Peña Nieto, pero ninguna de esas explicaciones, suspicacias o acusaciones, el hecho es que hay incongruencia.

Por supuesto, nadie está obligado a sostener posiciones inadecuadas. Si al final no encontraron elementos jurídicos para impugnar y detener a la candidata de Peña Nieto, también cabría más honestidad en el debate. Eso podría empezar a darle a la política un nuevo sentido, y arrinconar al gobierno y sus mentiras.

SE HA AVANZADO, DICE

OSORIO CHONG

Ayer se inauguró oficialmente el Centro de Justicia Penal del Centro norte de la entidad, con la presencia del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien advirtió que no habrá posposición en el plazo para la aplicación plena del nuevo sistema de Justicia Penal.

Es todo un reto, pues así como en Sinaloa andan retrasadas las cosas, en más de la mitad del país se ha mantenido una situación similar.

Pero por lo pronto hay que festejar. Osorio Chong destacó que “hoy las cosas son muy diferentes en Sinaloa y en todo el país, y las calles, colonias, parques escuelas y muchos otros lugares, son más seguros”, aunque reconoció que todavía falta mucho por hacer. Las cuentas del gobierno deben tener el respaldo de las estadísticas y por tanto son irrebatibles, pero en estos momentos hay un problema de percepción que hace sentir a la población en general bajo condiciones mucho más problemáticas de lo que el gobierno evalúa.

En Mazatlán las cosas son distintas, como dice el secretario de Gobernación. A partir del 2012 se empezó a vivir bajo condiciones totalmente distintas a las que habían impuesto los grupos delictivos que detuvieron incluso la vida económica de la ciudad con sus delitos de alto impacto que siendo muchos, se magnificaban en el imaginario colectivo. Un día se habló, por ejemplo, de un enfrentamiento que había dejado más de cien muertos en La Noria. La policía tomó su tiempo, pero al final se armó de valor para ir a verificar los hechos, que a esas alturas se habían modificado, pues se hablaba de un camión de pistoleros foráneos que murieron bajo fuego graneado en una curva. Nunca se encontró a nadie. Ni un triste cadáver.

A pesar de ese cambio impresionante de verdad, en que pasaban semanas sin un solo asesinato, y meses de dos o tres casos, en una encuesta reciente los mazatlecos entrevistados coinciden en que el principal problema es la inseguridad. Es cierto que el estudio se levantó durante este último brote de hechos delictivos, pero el estudio muestra que la gente sigue temerosa del regreso de los malos que la atosigaron durante tres años. De esos o de otros malos.

Ese es el tamaño del reto. Osorio Chong estableció que la reforma “el camino para lograr una justicia plena y al alcance de todos. Una justicia más ágil y eficiente, que funcione de manera rápida y menos onerosa, y donde nadie tenga que esperar años o sufrir malos tratos para recobrar lo que le pertenece y obtener en su caso la reparación del daño a la que tiene derecho.”

Urgió entonces a trabajar en ello porque el plazo constitucional concluye en menos de 15 meses y las acciones deben de realizarse sin distracciones y sin demoras. “Demos los pasos que faltan. Yo estoy convencido que Sinaloa habrá de cumplir como dice el mandato constitucional”, enfatizó el Secretario de Gobernación”.

Esa seguridad es reconfortante, pero podría estrellarse contra una realidad: en Sinaloa faltan tres centros de justicia penal: el del norte, el del sur y el del centro. Y no hay dinero para construirlos, menos aún en los tiempos establecidos. Pero por supuesto el secretario no ofreció nada, sólo el respaldo moral y una autoridad directiva del proceso proclive a esos esfuerzos.

MARTÍN PÉREZ: SE DESPIDE

Y NO QUISIERA REGRESAR

El diputado local Martín Pérez Torres solicitó ayer licencia para separarse del cargo por tiempo indefinido. El término significa que no ha establecido un plazo, no que sea una licencia definitiva, ni mucho menos irrevocable.

El legislador mazatleco llegó al Congreso tras la votación más reñida en la historia de Sinaloa. Ganó el proceso tras un recuento “voto por voto casilla por casilla”, en que además hubo recursos judiciales que pusieron en severa duda la validez y sustentabilidad de la victoria. Finalmente ganó a pesar de que lo llevaron a la última instancia jurídica.

Llegó como uno más, sufrió fracasos como la búsqueda de la Comisión de Turismo, que no se le dio, con todo, terminó siendo presidente de la mesa directiva, es decir, representante formal del Congreso (aunque en la práctica ha todavía una instancia suprior, que es la Junta de Coordinación Política).

A pesar de que le fue muy bien en el paso por el Congreso Local, Martín se va con la firme esperanza de no regresar. Y no es porque no le haya gustado la experiencia o porque haya decidido cortarla, sino porque aspira a ganar la diputación federal por el octavo distrito, donde el PAN lo tiene ya seleccionado como candidato, luego de ganar una convención en que le compitió la ex secretaria de Turismo, Oralia Rice Rodríguez.

Su partido es el que más veces ha ganado ese distrito y es el que ha predominado en la Presidencia Municipal de Mazatlán del año dos mil para acá, pero la competencia nunca ha sido fácil, y en alguna ocasión, cuando se descuidaron al extremo por las divisiones internas, les pegaron una arrollada vergonzosa, de modo que sus expectativas son justificadas, pero por supuesto, nada definitivas, de modo que lo de no regresar a la Cámara es todavía un albur.

LAIMPORTANCIA DE

LAS ESTRUCTURAS

Hacer política al margen de los partidos sigue siendo absolutamente difícil, a pesar de las reformas que dieron paso a los candidatos independientes. Las estructuras siguen siendo básicas para el desempeño y la rentabilidad electoral.

La semana pasada, Manuel Clouthier Carrillo dio a conocer triunfal que no sólo había reunido las poco menos de cinco mil firmas de respaldo que le exigía el IFE, sino que logró suplicar las: más de nueve mil obtenidas dentro del plazo y reuniendo las condiciones oficiales, especialmente la de proceder del distrito disputado, en este caso el quinto.

Manuel Clouthier es una personalidad impactante en la política sinaloense. Su estilo agresivo, sin freno y sin bozal (ni siquiera cuando se trata del partido que lo cobijó o de las autoridades emanadas de la organización), le hacen sumamente atractivo para el elector inconforme, contestatario, que abunda.

Además su nombre tiene un gran peso porque el padre, Manuel Clouthier del Rincón, el Maquío original, sigue siendo un símbolo muy fuerte en amplios sectores de Culiacán.

Con todo esto se explica la victoria numérica de Maquío junior.

Pero resulta que en in distrito sumamente disperso, el candidato independiente Víctor Antonio Corrales Burgueño, quien tenía que alcanzar también cerca de cinco mil formas, logró veintiséis mil setecientos veinticinco, es decir, cuatro y medio tantos adicionales a lo que se le demanda.

Corrales Burgueño es un académico de amplia reputación, que tuvo un magnífico desempeño como rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa y logró proyección política por su actitud mesurada frente a problemas que a muchos los hubieran llevado al enfrentamiento directo e inmediato.

Pero obviamente que no basta esa proyección para arrancar una aventura electoral tan demandante como esta: detrás está la efectividad de una estructura eficaz, que seguramente sacará provecho de un buen candidato como éste. Es la estructura del Partido Sinaloense.

Todavía falta ver el resultado de la elección, pero las muestras que está dando el PAS deben poner a pensar a quienes mandan en los partidos tradicionales.

Por lo pronto, Corrales Burgueño dispone ya de contacto directo y compromiso en principio con casi la mitad de los votos que necesita para ganar.