EN LA GRILLA

0
42
MARTÍN PÉREZ ELECCIÓN.jpg

*Martín Pérez y Zenén salieron adelante

*Casi listo el PRI: sólo le falta el octavo

*Felton le hizo el paro a Gerardo Vargas

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

No hubo milagros en la elección panista. Los dos casos que verdaderamente llamaron la atención en todo el estado terminaron como se había previsto: En Mazatlán Oralia Rice no pudo hacer que la evangelización partidista triunfara sobre la maquinaria; y la lucha en Ahome por detener a Zenén Xochihua Enciso falló sin posibilidad de apelación.

Martín Pérez Torres ganó contundentemente. 942 votos a favor, contra 266 de Oralia Rice Rodríguez no dejan lugar a dudas sobre la orientación que tiene la estructura de Acción Nacional. Martín Pérez será el candidato que defenderá los colores de un partido que ha ganado tres veces el distrito que se ha disputado seis veces (la izquierda dos y el PRI una).

El legislador dejó la presidencia de la mesa directiva del Congreso Local y está por solicitar licencia al puesto que ganó en 2013 con la votación más apretada en la historia de Sinaloa y que le dio sólo nueve votos de ventaja.

Ha sido un hombre trabajador, que con la mira puesta en la Presidencia Municipal que se disputa el año próximo, ha tejido relaciones entre los grupos de militantes blanquiazules e incluso en sectores diversos del municipio, aunque no ha generado una percepción de ventaja en la opinión de la sociedad.

En esta ocasión sus respaldos fueron diversos: desde el básico, de Alejandro Higuera, que es su mentor político, hasta el de Carlos Felton, que prefirió no proponer a un candidato propio para no bronquearse con el tercer piso, que en principio estaba interesado en la victoria panista del octavo distrito, para guardar la relación con el panismo y sobre todo para tener otros territorios abiertos para los acuerdos con el PRI. Por supuesto, los respaldos para Pérez Torres pasan también por el sector del diputado federal Martín Heredia, quien maneja un número importante de votos dentro de las estructuras partidistas.

Enfrente tuvo a una contrincante muy esforzada, muy convencida de que podía rescatar el tipo de militancia que Acción Nacional tenía cuando su padre, Humberto Rice García, era la fuerza predominante. Oralia Rice se dedicó a buscar a los militantes panistas de antaño y a los que actualmente pueden ser considerados como “doctrinarios” para revivir la fuerza de las convicciones, del sentimiento de pertenencia.

Pero la mañana de la votación quedó claro que todo eso es historia en el PAN. Alcanzar 266 votos en esas condiciones es meritorio, pero también indicativo. Un buen discurso, un llamado a rescatar la dignidad y la ideología no pudo hacer gran cosa contra una organización perfecta, que no sólo ubicó y convenció –de la maneja que haya sido- a los militantes con derecho a voto, sino que además los organizó y los trajo al centro de votación.

En otros tiempos ero era nada menos que el detestable acarreo priísta. Desde que Acción Nacional llegó al poder, se transformó en “facilitación del traslado de los contingentes”.

No hubo modo para doña Oralia, quien pretendía regresar a la escena pública después de una administración de la Secretaría de Turismo que no la dejó con la mejor imagen, aunque al sacar cuentas hoy los suyos vean que cada logro enumerado por los titulares actuales de la Sectur responde a proyectos y metas que ellos dejaron encaminados.

TERCER PISO: A BATALLAR

CON ZENÉN XOCHIHUA ENCISO

En Ahome el ex alcalde Zenén Xochihua Enciso superó todos los obstáculos que se le pusieron enfrente. Sus enemigos sabían que era muy difícil evitar que llegase a la candidatura, pero guardaban la esperanza de que el joven Luis Santillán, ayudado por el malovismo azul mochiteco pudiese hacer la hombrada.

No fue así: el veterano militante y ex presidente municipal ganó la elección con todo y el desprestigio que le generó el asunto del bono de autoliquidación que se entregó en diciembre del 2013, cuando terminaba su periodo gubernamental. La diferencia es aparentemente arrolladora: 462 votos contra 294, es decir, un tercio por encima del rival.

Pero es sólo aparente: un lugar como Ahome, con una larga tradición panista no puede resolverse a favor de alguien que sólo obtiene 462 votos, sin darse cuenta de que algo anda mal. Si Zenén tiene más simpatizantes internos, no fue capaz de movilizarlos; si no los tiene, peor. También sus rivales por supuesto, tendrían que ver: con todo el aparato oficial a su favor, no pudieron ni reunir 300 votos. La pregunta es ¿cómo se reflejará todo esto en la elección constitucional?

Se ha divulgado mucho que Bernardino Antelo Esper, el candidato del PRI, es ahijado del gobernador. Y no sólo ahijado político, sino del bautismo católico, lo que indica que la cercanía es mucha y de larga data. Una derrota de Bernardino sería tomada como una derrota del propio gobernador, y en su tierra.

A cualquiera que se le pregunte en el aparato oficial, se le escuchará decir contundente que de ninguna manera, que con toda la lucha que le haga Zenén, no va a ganar, que la victoria será para Bernardino Antelo. Zenén a su vez, dijo que la baja votación fue porque “hubo factores externos” que quisieron influir en la votación.

No quiso decir mucho porque le urgía festejar (o evadir el tema) y en la euforia, sólo su corrección personal impidió que repitiese el discurso del manager tomatero Benjamín Gil, pero el espíritu de las declaraciones iba por ese rumbo.

EN EL SEXTO TAMPOCO

HUBO SORPRESAS

Nadia Haydee Vega Olivas sacó adelante sus dos encomiendas: la candidatura en el sexto distrito, donde compitió con Marlene Salcido Bayardo, y ganar (al menos anoche así iba) el primer lugar en el estado para la propuesta femenina de candidata plurinominal.

Ella irá contra Germán Escobar, del PRI, Víctor Antonio Corrales Burgueño -independiente-PAS-, Abel Zataráin del PRD, Olegaria Carrasco Macías, de Morena, y Salomé Rodríguez, del Panal, más los que designen el PES y el Humanista, en un distrito que tradicionalmente gana el PRI y disputa el PAN, pero que esta vez tiene nuevos elementos, como la postulación de Salomé Rodríguez, quien se llevará votos y activistas tradicionalmente tricolores, y la candidatura de Corrales Burgueño, que también tendrá sobre el PRI, pero también sobre el PAN y el PRD.

Nadia no la tuvo fácil. Marlene Salcido Bayardo nunca había hecho política en la región, pues tiene treinta años dedicada a su carrera de contadora en la capital del estado, donde el año pasado intentó ser Auditora Superior del Estado, y para este proceso fue una de las apuntadas para disputar una candidatura plurinominal, aunque no llegó a concretar nada. De todos modos, se supone que con el apoyo de Alejandro Higuera, estuvo a ciento veinte votos de la ganadora.

LAS CONFIRMACIONES PRIÍSTAS

También el PRI tuvo este fin de semana definiciones de candidaturas, aunque éstas ya estaban firmes. En el séptimo distrito, recibió la constancia la ex diputada local por Culiacán, Rosa Elena Millán Bueno; en el cuarto, Diana Armenta ex dirigente del PRI en Guasave, y en el primero, Gloria Himelda Félix Niebla, ex presidenta municipal de Mocorito.

Con esto quedaron solucionados siete de los ocho distritos. En los otros cuatro, el PRI postuló a hombres: Bernardino Antelo Esper en el segundo, Evelio Plata Inzunza en el tercero, Ricardo Guerrero Hernández en el quinto y Germán Escobar Manjarrez en el sexto.

Sólo queda el octavo, que como se sabe, está en manos del Partido Verde Ecologista de México. De no ser por esa alianza, seguramente ya se habría concretado la candidatura de Irma Tirado Sandoval, como beneficiaria de la equidad de género. Pero la realidad es que el PVEM definirá hasta la primera semana de marzo y aunque las dirigencias femeniles priístas todavía pujan porque el Verde designe a Irma, en México se maneja la posibilidad de Quirino Ordaz Coppel, de cuyo lado también hay fuerzas importantes que no aflojan y que por momentos parecen sacar ventaja en la lucha.

UN PARO POLÍTICO

La pregunta era para el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros: -¿quiere usted ser gobernador? Vargas no se inmutó e inició una larga explicación sobre su decisión de cumplir a cabalidad con su encomienda en la secretaría general, puesto muy honroso que bla bla bla. Total, nada, ni sí ni no.

Pero a muy corta distancia estaba el alcalde Carlos Felton (el asunto fue en Villa Unión, a donde llegó la Feria de Servicios Institucionales que encabeza Gerardo Vergas) y Felton dijo que sí, que en sus aspiraciones está la de ser gobernador: ¿quién no va a querer ser gobernador, si es un honor para cualquier sinaloense? Dijo voz en cuello, sorprendiendo a los reporteros.

Por supuesto que todo político aspira a puestos superiores, y cuando ya han andado en los pisos superiores, sus pretensiones ascienden también, de modo que seguramente Felton ha llegado a soñar con que un día se le presente tal oportunidad.

Pero por lo pronto fue evidente que le estaba haciendo un quite al secretario general de gobierno, de modo que no se viera muy presionado con el tema. Se ve que Felton le va a garrando la onda a la grilla. No es lo mismo que él se declare aspirante, los costos no son tantos, como lo serían si Vargas Landeros termina por decir que sí, aunque ya se le note hasta en las noches de bruma.