EN LA GRILLA

0
32
alejandro camacho.JPG

*Camacho, un larga historia en el panismo

*La inconformidad de Godoy llega al D.F.

*El octavo será para el verde, pero lo pelean

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Quizá el PAN no se desangre, pero la decisión de Alejandro Camacho Mendoza, de abandonar las filas del partido con que en 1995 ganó la Presidencia Municipal es indicio de que las cosas no andan bien entre la militancia. Camacho se va al partido Humanista, que hoy lo presenta formalmente como su candidato a la diputación federal por el octavo distrito.

Fue día de sorpresas de ese tipo en los diferentes niveles del PAN. En el Distrito Federal se divulgó con bombo y platillo el registro de Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, para una de las quince diputaciones plurinominales que decide la propia dirigencia nacional. Se ponderó mucho que la exprimera dama llevase firmas de cuadros importantes de otras corrientes panistas. Es, dijeron, una muestra de civilidad, de que las cosas se recomponen entre las corrientes de Acción Nacional, un reconocimiento a la militancia de esta señora que tenía su propia carrera antes que Felipe Calderón se perfilara como un posible candidato a la Presidencia de la República.

Pero el sueño duró poco: tras dos horas de deliberaciones, el CEN panista decidió dejarla fuera de las listas. Pasaron personajes de menos peso y más controversia, como Miguel Ángel Yunes, aquel priísta sembrado en el PAN por Elba Esther Gordillo; pasó Cecilia Romero, cuya presencia al frente del Instituto Nacional de Migración habría sido suficiente para acabar con la carrera política que ahora le extiende el PAN. Pero Margarita Zavala no pasó ni con una novena ofrecida a San Judas Tadeo.

Aquí la renuncia de Camacho no parece haber sofocado a nadie. Edgardo Burgos Marentes, el dirigente estatal, evadió el tema o le dio poca importancia, lo mismo que Arturo García Canizales, el presidente del Comité Directivo Municipal. Camacho dijo con todas sus letras que el PAN en Mazatlán está secuestrado por los grupos que encabezan Alejandro Higuera Osuna y Carlos Felton González.

No es cierto, dijeron los dirigentes, quienes continuaron con la presentación de los precandidatos y precandidatas que llegaron a esas posiciones gracias a los apoyos, efectivamente, de Alejandro Higuera y Carlos Felton, en los distritos seis y ocho.

Alejandro Camacho intentó en varias ocasiones alcanzar candidaturas lo mismo a diputado federal que local e incluso a la Presidencia Municipal, pero en todos los casos fue avasallado por las maquinarias higuerista y feltonista, que prácticamente lo volvieron invisible, como a muchos otros de los que pueden ser considerados cuadros históricos.

Camacho Mendoza fue el primer presidente municipal panista electo sin controversia. Aunque Humberto Rice García fue el que consiguió la alternancia, su arribo a la alcaldía siempre estuvo bajo la acusación de la concerta-cesión entre el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y el Partido Acción Nacional, que le reconoció el triunfo manchado de ilegitimidad que Salinas se atribuyó tras la elección de 1988, contra Cuauhtémoc Cárdenas.

Después de la alcaldía, Camacho fue diputado local y llegó a coordinar a la bancada blanquiazul, además de ocupar puestos como la delegación de Profepa en Sinaloa durante los gobiernos federales que encabezó Acción Nacional. Incluso la alcaldía la obtuvo cuando buscó la candidatura que habían declinado ya personalidades como Emilio Goicoechea Luna y doña Conchita Rodríguez de Rice.

Ayer Camacho fue y se aprovechó del acto en que se presentaba a los precandidatos. Sabía que no tenía ya ninguna posibilidad de postularse, de modo que sólo fue a ganarse la nota que ya no pudieron encabezar ni dirigentes ni aspirantes. Ahí mismo anunció la conferencia de prensa en que hoy martes será anunciado al orbe y a la urbi por el Partido Humanista, del que por cierto se ha dicho mucho que es el partido alternativo de Felipe Calderón.

TERCER DISTRITO: SE LES

HACE BOLAS EL ENGRUDO

El aspirante disidente a la diputación por el tercer distrito, Víctor Godoy, se fue ayer hasta la cocina: publicó en el diario Reforma una carta dirigida al presidente del CEN César Camacho y al presidente Enrique Peña Nieto, en la que denuncia el cierre de oportunidades y lo que calificó como “Autoritario, Injusto y Deshonesto, desde el punto de vista jurídico, moral y político (el) que por un criterio cerrado, se me niegue mi derecho a participar”.

La carta, en efecto, fue leída en los altos nieles de la política priísta y es muy posible que se abra el espacio para que Godoy quede registrado y participe, con la precisión de que obviamente para avanzar en sus aspiraciones, tendría que ganar la convención correspondiente al hoy célebre tercer distrito electoral.

En su conferencia de hoy, doña Martha Tamayo deberá argumentar con plena inteligencia, pues el asunto de las cuotas, el del examen que Godoy no pasó (al que en realidad no le invitaron) y las encuestas en que según el PRI Evelio Plata aparece adelante, no han podido convencer a nadie; además, los apoyos que ha recibido Godoy no son como para pensar que no pasa nada.

Pero lo más seguro es que la presidente del CDE priísta se enfoque en la convocatoria para elegir a los precandidatos que disputen los cuatro distritos en que todavía no hay nadie formalmente inscrito porque la designación será directa, aunque quienes quieran competir pueden acudir a entregar sus documentos (no se les olviden las cuotas).

La convocatoria que apareció ayer, por cierto, carece de una característica que parecía fundamental: las referencias a la cláusula de equidad de género. Se trata de un llamado libre, al que puede acudir cualquier militante (siempre y cuando haya pagado las cuotas), lo que ya tiene en actividad a Luis Cárdenas Fonseca, en el distrito cuarto, y dicen que también a Cenobio Ruiz, quien no ha quitado el dedo del renglón en el distrito siete.

EL OCTAVO, PARA LOS VERDES

En el octavo distrito los priístas parecen sometidos al sino eterno de la negociación y el abandono. Salvo Miguel Ángel García Granados, todos los demás candidatos han sido abandonados a su suerte y hasta afectados por el fuego amigo. Hoy el asunto fue más allá, pues la demarcación fue incluida entre las que forman parte de la alianza parcial que firmaron en elk país PRI y PVEM, y es además uno de los 58 distritos que fueron cedidos a los verdes.

Por supuesto, hay esperanzas de que el PVEM, ante la ausencia de cuadros electoralmente rentables, permita que sea el PRI quien haga la postulación, aunque aparezca como presentada por sus socios. En Sinaloa los escasos militantes y cuadros clorofílicos pretenden ser ellos quienes hagan la postulación, pero admiten que al final el asunto está en manos de la dirigencia nacional, que puede negociar en el otro sentido.

MUCHOS CANDIDATOS

Aunque todavía faltan muchas definiciones, ya se van perfilando las ofertas políticas de los partidos.

En el sexto distrito el PRI ya tiene definido que el candidato será Germán Escobar Manjarrez, mientras que por el PAN Nadia Vega Olivas deberá pelearla contra Marlene Salcido Ballardo.

Víctor Antonio Corrales Burgueño va como candidato independiente, con el apoyo del PAS.

En el PRD los precandidatos son Abel Zataráin Lizárraga y María del Carmen Mendiola.

En el octavo el PRI todavía tiene que definir si deja el espacio al PVEM.

En el PAN la lucha será entre Martín Pérez Torres y Oralia Rice Rodríguez.

Giova Camacho va como independiente con el apoyo del PAS.

Armando Zamora Canizales va como independiente, con el apoyo de Parlamente Ciudadano.

Por Movimiento Ciudadano va el comerciante y exluchador profesional Antonio Tony Acuña.

En el PRD la jugarán Moisés Carrillo, Ángel García Contreras y Jesús Cacique Almaral.

VIENE OSORIO CHONG

Mucho se especuló sobre una posible visita presidencial para este lunes y luego para esta semana, pero no hubo tal. En cambio mañana miércoles estará aquí el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien encabezará la reunión regional de seguridad, a la que acuden el gabinete de ese ramo, y los gobernadores del noroeste de la República.

Será un evento cerrado como todos los de su tipo, en los que se analizan asuntos relacionados con estrategias policíacas. Esta reunión iba a realizarse en el segundo semestre del 2014, pero se pospuso por cuestiones de agenda del secretario (y por el asunto de Ayotzinapa), de modo que será en esta ocasión que se reponga.