EN LA GRILLA

0
42
PRIMER ARRIBO DE TUBERIA (12).JPG

*Las emociones por el arranque del gasoducto

*Extrañados en el norte por el trato a Heredia

*No da el PRD ni las menores señales de vida

FRANCISCO CHIQUETE

Todo El que es algo en Sinaloa, o por lo menos lo es a juicio del régimen, fue convocado a Topolobampo para atestiguar la llegada de los primeros tubos con que se construirá el gasoducto. Alcaldes en funciones, alcaldes electos y legisladores actuales y futuros, secretarios de despacho y muchos prohombres de empresa aparecieron en los patios del muelle donde se realizó el evento.

Desde luego, todos estaban pendientes de las señales que ahí pudieran enviarse, pero éstas fueron magras. No puede haber a estas alturas, muestras claras del rumbo político que tomará Sinaloa en los próximos años, sobre todo con miras a la sucesión gubernamental, que si bien en los hechos ya está en marcha, todavía tiene un plazo largo para que se empiece a disputar formalmente.

Tampoco podía haber mensajes de la relación gobierno-federación que fuesen distintos de los tratos que se han sostenido hasta este momento. Aunque el gobernador Mario López Valdez terminó ya su encargo al frente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, el trato con la federación ha sido más que positivo, francamente distendido.

Es cierto que al principio, durante las primeras tareas de evaluación de los daños causados por Manuel en una parte importante del estado se advirtieron desencuentros, las cosas se han planchado, de tal modo que si al mediodía el gobernador fue anfitrión del secretario de Energía del gobierno federal, Pedro Joaquín Coldwell, en la misma jornada se encontró con el director nacional del Fonden, quien hasta ofreció desenmarañar los términos de las reglas de operación, para incluir entre los beneficios a poblados con menos de quince mil habitantes, como son las cabeceras municipales principalmente afectadas por el meteoro.

Así que no podía haber motivaciones extrañas en la asistencia al evento. Era un acto del gobernador, con el gobernador como estrella central, y así fue, como lo muestra incluso la emoción personal del mandatario, quien llevó su discurso de tal modo que hubo momentos en que le encimó nuevos conceptos para el mismo tema, para expresar hasta dónde llegaba su satisfacción por la cristalización del proyecto.

Entre los invitados estuvieron también los exgobernadores que son cercanos al afecto del gobierno actual. Asistieron don Francisco Labastida Ochoa, en cuya administración se gestaron muchos de los megaproyectos que dieron nuevas opciones a la entidad, y Antonio Toledo Corro. No se explicó la ausencia de Juan Sigfrido Millán Lizárraga, aunque se entiende, en virtud de las dolencias permanentes que ofrece después de su más reciente operación de columna. Por supuesto, también se entiende que no haya estado Jesús Aguilar Padilla.

No puede dudarse que el inicio de este proyecto es un punto importante, aunque como dijo Carlos Balderrama, el director ejecutivo del Codsesin, la parte importante queda en los empresarios, No porque vayamos a tener el gas a la disposición, el estado va a crecer automáticamente. El gobierno está haciendo ya esa parte, y ahora tenemos que hacer lo necesario para que los inversionistas vengan y se percaten de las ventajas que pueden obtener en nuestro estado, de las capacidades que existen para sacar adelante proyectos de industrialización, sobre todo los relacionados con el campo y con la pesca, pues tampoco se trata de abandonar los que han sido nuestros pilares económicos de tantos años, sino por el contrario, de lograr que generen valor agregado para que se amplíe la derrama económica de la entidad.

Por cierto que cuando lo entrevistamos, anoche, Balderrama rechazó enérgicamente que estemos en el último lugar nacional de competitividad. No es cierto, dijo, estamos a media tabla, pero tampoco podemos estar en la línea de confort o de conformismo de estar a media tabla, tenemos que avanzar más, conseguir mayores logros.

Seguramente Balderrama no puso atención a todos los discursos, ni ha dado seguimiento a las entrevistas más recientes de nuestro personaje principal, pues quien dijo que éramos o somos el último lugar del país en competitividad, y fue desmentido por el propio Balderrama en ese aserto fue nada más y nada menos que el gobernador Mario López Valdez.

LES PARECIÓ RARO

En el maremágnum de políticos y funcionarios presentes se encontraba el alcalde mazatleco Alejandro Higuera Osuna, viejo conocido por todos los escenarios, quien habida cuenta de su protagonismo de todos los tiempos, no causó extrañeza. Sí la provocó en cambio el diputado federal Martín Heredia Lizárraga, electo en el octavo distrito y presentado allá por el norte como parte del presídium, honor que no tuvieron ni el diputado Gerardo Peña Avilés, electo por el segundo distrito, que comprende precisamente al municipio de Ahome, ni el diputado plurinominal de Nueva Alianza, Rubén Félix Hays, quienes estuvieron en las filas de abajo y sólo fueron mencionados cuando alguien hizo la advertencia sobre esa omisión al maestro de ceremonias José Ramón Martell.

Pero volvamos a Alejandro Higuera Osuna. El alcalde mazatleco ha preferido vivir una etapa de poca visibilidad pública desde que regresó a la Presidencia Municipal. Apenas el miércoles, cuando participó en una reunión con sectores del turismo para coordinar una buena recepción de los viajeros y tripulantes de los cruceros turísticos, hizo una graciosa huida por una puerta trasera de los corredores de servicios del Centro de Convenciones.

El encuentro fue a puerta cerrada, pero se supo de él, así que los compañeros reporteros hicieron guardia para recoger las impresiones de los asistentes y entre ellos, por supuesto, Higuera era la presa más codiciada, pero los dejó con un palmo de narices,. Cuando menos pensaron el munícipe se había ido ya sin que nadie lo viera, y así ha sido en varias ocasiones. Cuando sale por el frente simplemente no declara, o limita sus palabras al tema, tono y extensión que él elige.

Sin embargo, hoy deberá dejar su ostracismo. A las nueve de la mañana encabeza la sesión ordinaria de Cabildos número sesenta y ocho, donde seguramente le van a aparecer los espinosos temas relacionados con el drenaje. Y por la tarde realiza una gira por colonias del norte de la ciudad, en las que inaugura la pavimentación de cinco tramos de calles, en las que se invirtieron, en conjunto, poco más de doce millones de pesos.

¿Y DÓNDE ESTÁ EL PRD?

Las últimas señales de vida que dio el Partido de la Revolución Democrática en Sinaloa fueron los pasos emprendidos detrás de Acción Nacional. Si Edgardo Burgos se lanzó a la ruptura con el gobierno de Mario López Valdez, el PRD se resistió un poco a considerar el tema, hasta que vino la visita de Gustavo Madero, quien dio el aval al pleito de su representante en Sinaloa. Entonces, Heriberto Arias Suárez, como si el aval hubiese partido de Jesús Zambrano, ofreció considerar seriamente la posibilidad de que también el PRD tomara las de Villadiego en su relación con el gobierno sinaloense.

Sólo que aquí los perredistas que están en la estructura gubernamental sí tuvieron peso y sí se atrevieron a utilizarlo abiertamente para evitar la tentación rupturista. Estaba visto que ninguno de los liderazgos perredistas, incluidos casi todos en la nomina estatal, iba a aceptar que su estabilidad laboral fuese puesta en juego o en cuestionamiento moral.

El PRD se dio a si mismo un plazo de un mes para madurar la decisión en ese tema. Pasó el mes y nadie ha aparecido para decir si ya decidieron a favor o en contra, ni tampoco han aparecido para mostrar que algo se hace, además de sobrevivir. Ya vendrán los tiempos en que se disputen espacios plurinominales, y entonces sí, ya verá usted cómo hay más movimiento que en un mercado en pleno día de quincena.