EN LA GRILLA

0
62
martha tamayo morales.jpg

Busca el PRI precandidatos de unidad

*Mario Zamora decide si va por el reto

*Constancias a aspirantes independientes

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

¿Le extraña?

El miércoles siete deberán registrarse quienes aspiren a ser candidatos a diputados federales por el PRI en los distritos dos, tres, cinco y seis de Sinaloa. Técnicamente, de acuerdo con la convocatoria, pueden participar quienes cumplan con los requisitos legales y estatutarios, pero la realidad aflora cada día.

Ayer la presidente estatal de ese partido, Martha Tamayo Morales, adelantó que ya están trabajando en la obtención de las candidaturas de unidad.

Por supuesto, la señora Tamayo considera que se trata de algo muy natural y que de ninguna manera atenta contra el derecho de los militantes a participar y a tratar de concretar sus aspiraciones. No lo ve mal, en razón de que se buscará llegar a esos consensos “por la vía del convencimiento”.

Así pues, la convocatoria lanzada por el comité ejecutivo nacional del PRI, que habla de una convención de delegados en la que participarán todos aquellos que se interesen, podría quedar en letra muerta antes que se llegue el plazo de aplicar los términos que con tanto y tanto rigor intelectual construyeron los miembros del comité ejecutivo nacional priísta, fieles y celosos guardianes de la democracia nacional.

Por supuesto que ni doña Martha Tamayo lo está inventando ni es cosa de poner en duda que lo van a lograr. Ahí está el caso de Evelio Plata, quien ya había renunciado a la dirección del CEAPAS para irse por el tercer distrito, y en cuanto empezó a oír rumores corrió de regreso a las filas oficiales como si nada hubiera pasado. Ahí va a esperar a que le digan que siempre sí es el bueno y que puede formalizar su renuncia con toda la tranquilidad de una candidatura de unidad perfectamente amarrada, conforme a los usos y costumbres.

Ahora bien, en conversación con doña Martha, en Guardianes de la Noche, le comentamos que esa idea de ejercer la labor de convencimiento cuando tiene fama de mano dura (los más comedidos dicen que la tiene de metate), ella insistió en que se trata de eso, de convencimiento, y de algún modo protestó porque a las mujeres siempre se les atribuye suavidad excesiva, y ahora de ella dicen que su diestra es pesada.

Por lo pronto hay varios que podrán dar testimonio de que doña Martha, en efecto, tiene capacidad para generar, con esa suavidad tan suya, los consensos que permitan sacar precandidaturas de unidad en los cuatro distritos que supuestamente estarán en juego a partir del próximo miércoles siete de enero.

¿ENTONCES CÓMO VAN A SER

LOS DEMÁS DISTRITOS?

No Puede uno dejar de preguntarse: si en los lugares donde se abrió el juego a la participación, se está trabajando para construir precandidaturas únicas ¿cómo va a ser entonces el asunto con aquellos lugares donde se decidió hacer designaciones de dedazo, o como dice el documento oficial del tricolor: “través de la Comisión de Postulaciones”?

Por lo pronto ahí andan las especulaciones por todos los rumbos: en el segundo distrito se sigue hablando de Gerardo Vargas Landeros, de Jesús Antonio Marcial Liparoli y de Mario Zamora, quien por cierto acaba de sacudir a las redes sociales con una sencilla pregunta:

“Yo creo que vale la pena entrarle, o como ven?” (la puntuación y acentuación no son su fuerte).

Es un verdadero reto. El actual delegado regional de Financiera Rural sabe bien que está en terreno Malova, que simboliza además al sector priísta que no quiso dar el brinco en aquel 2010 y que además enfrentaron al movimiento en la propia tierra del candidato a gobernador. Así le fue: perdió la Presidencia Municipal por un margen abismal: 119 mil 682 votos de Zenen Xochihua Enciso, contra 47 mil 523.

A pesar de todo, Zamora logró una modesta ventaja en votos sobre su candidato a gobernador, pues mientras Malova alcanzó 136 mil 358, en los dos distritos de Ahome Vizcarra sólo alcanzó 33 mil 32.

Entrarle, como él dice, significa reabrir viejas heridas, conseguir, en el más avanzado de los casos, que alguien de arriba le quite el distrito al grupo malovista y se lo asigne a él, y encima pretender que los desplazados ayuden o no intervengan. Toda una odisea.

En el quinto distrito, se sabe, Ricardo Hernández se perfila, aunque los conocedores establecen que no ha caído el último out, que todavía falta la revisión final de las famosas listas y que todavía queda una semana completa para hacerla, aunque hay que descontar los días de la gira por Washington y el inevitable feriado de inicio de año.

En el sexto distrito, Germán Escobar y Karim Pechir ven con desconfianza la insistencia en que la presencia de Quirino Ordaz Coppel en las listas analizadas trae un mensaje “de quienes deciden”.

Ya sólo les queda una semana de sufrimiento e incertidumbre. Habrá que ver a quiénes se les quita la incertidumbre y les queda únicamente el sufrimiento, el de no haber alcanzado.

AHORA SÍ: PRECANDIDATOS

INDEPENDIENTES “HABEMUS”

Las autoridades distritales del INE, ajenas a las polémicas por las candidaturas independientes, emitieron ayer las constancias de que fueron admitidas las solicitudes de Víctor Antonio Corrales Burgueño, Giova Camacho y Manuel Clouthier Carrillo.

Se les entregaron las Constancias de Aspirante a Candidato Independiente a Diputado Federal por el Principio de Mayoría Relativa por los distritos seis, ocho y cinco, respectivamente.

Se trata de la primera experiencia legal de este tipo a nivel federal. Ha habido estados donde se dan candidaturas independientes, aunque de índole local. En Sinaloa los casos mencionados, más el de Armando Zamora Canizales, tienen la característica de haber mantenido algún tipo de relación con organizaciones partidistas, lo que generó una polémica en medios.

La realidad es que no hay un impedimento legal para que alguien como Giova Camacho, militante en pausa del Partido Sinaloense, sea candidato independiente, o que lo sea Víctor Antonio Corrales Burgueño, quien no ha sido militante formal, aunque como Giova, tendrá el respaldo del propio PAS.

En la misma situación está Manuel Clouthier Carrillo, quien ya fue diputado federal por el Partido Acción Nacional, ciertamente sin ser militante y luego alejado de esa agrupación por sus enfrenamientos con la cúpula, incluido el propio presidente Felipe Calderón; y hasta Armando Zamora Canizales, candidato reciclado en el PRI y en el PRD.

Nomás para que se dé una idea: el PRI tiene un acuerdo interno para evitar sanciones a aquellos militantes suyos que ante la inconformidad porque no los ´postularon, se vayan por la vía de los independientes (aunque las fechas legales no permiten semejante “paso de la muerte”).

La polémica al final resulta estéril, pues aunque el espíritu de las disposiciones legales es que sean los ciudadanos sin espacio en los partidos quienes aprovechen esa vía, por lo pronto la puerta queda abierta para partidos locales y para “reciclados”, al menos en tanto aparecen ciudadanos.ciudadanos que ocupen esas posiciones.