EN LA GRILLA

0
54
CORRALES BURGUELÑO VÍCTOR.jpg

*Se registra Corrales como candidato independiente

*El PAS podría tener dos postulaciones por esa vía

*Se complica el presupuesto estatal del próximo año

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Sin movimientos extraordinarios, sin citar a los medios, Víctor Antonio Corrales Burgueño se apersonó en las oficinas del sexto distrito electoral y solicitó se le registrara como aspirante a una candidatura independiente. Es apenas el segundo sinaloense que lo hace: el primero fue el ingeniero Manuel Clouthier Carrillo, quien busca competir por el quinto distrito, con sede en Culiacán.

Se trata, en el caso de Corrales Burgueño, del primero de dos o tres registros que intentará el Partido Sinaloense. El otro sería en el primer distrito electoral, donde tuvieron un buen desempeño durante las elecciones del año pasado.

Jesús Martínez Cañedo, candidato a alcalde de El Fuerte, quedó a menos de dos mil votos del ganador, mientras que en Sinaloa de Leyva fue factor para que el PRI le ganara a Acción Nacional, y el PAN alcanzó más de veintidós mil votos en los municipios comprendidos por ese primer distrito.

Sw trata de áreas donde la competencia entre PAN y PRI es sumamente fuerte y equilibrada, de modo que un tercer contendiente con fuerza real podría extremar la competitividad, birlando cuadros y sobre todo votantes a las dos fuerzas originales.

En el sexto distrito, donde el exrector Corrales Burgueño tiene prácticamente garantizado el registro gracias a las estructuras del PAS, el PRI  ha sido siempre la fuerza predominante, pero las distancias se han acortado en algunas elecciones, hasta colocar al PAN como un partido competitivo. Una tercera fuerza real podría descomponer los esquemas tradicionales y hacer incierto el resultado de la elección.

Por lo pronto con esto queda absolutamente descartada la posibilidad de una alianza del Partido Sinaloense con el Revolucionario Institucional, como tanto se había dicho. Es muy posible que el perdedor en esta cancelación sea el PRI, toda vez que el PAS l ha venido penetrando en grupos y sectores que en otros tiempos eran de militancia priísta prácticamente obligatoria.

Corrales Burgueño es oriundo del municipio de Cosalá, donde su familia se encuentra muy arraigada, pero a estas alturas eso es lo de menos: Los trabajos de ampliación de las estructuras del PAS van a ser muy importantes a lo largo de esta elección. Si el partido de Héctor Melesio Cuen logra traducir a movilizaciones reales la organización que ha generado en la región, su candidato, que aparecerá con marbete de independiente, podrá entrar a la pelea.

Como se sabe, esta es la primera vez que se pone en práctica la figura del candidato independiente. Los requisitos son relativamente sencillos, si se tiene una estructura a su servicio, o un arrastre popular: hay que reunir cinco mil firmas de personas que además aporten los datos de su credencial electoral, y por supuesto, vivan o por lo menos voten en la demarcación correspondiente.,

Corrales Burgueño dispondrá de los cuadros y militantes del PAS. No necesitará los cincuenta y siete días que le da la ley para reunir estos documentos.

Por su parte, Manuel Clouthier Carrillo será seguramente beneficiado por grupos de militantes del Partido Acción Nacional, donde hay grandes corrientes de inconformes que con gusto aceptarían irse a la aventura electoral con alguien que además de manejar un discurso combativo, incendiario y eficaz, es heredero de una franquicia política importante: la del apellido Clouthier, que todavía tiene arraigo entre ciudadanos que se vieron seducidos por alguien que en tiempos de control político extremo, decía cosas que muchos querían oír.

El plazo para registrar candidaturas independientes vence el día 26, a nivel nacional. Después de la solicitud de registro y de obtenerlo, deberán esperar a que lleguen las etapas marcadas por la ley para la realización de precampañas de los partidos políticos y por supuesto, deberán asumir el límite de gastos para esa etapa, que es de 112 mil pesos.

UN PRESUPUESTO

MUY JALONEADO

Ha sido tan difícil llegar a acuerdos sobre este peliagudo tema, que los diputados debieron suspender actividades ayer, sentarse a negociar y convocar a sesión para hoy miércoles 24 de diciembre, algo realmente desusado. No estamos hablando por cierto de los hospitales, que han sido el dolor de cabeza de los legisladores, sino del presupuesto de egresos del gobierno del estado para el próximo año.

Hay grandes presiones para recomponer partidas en que grupos e instituciones muy importantes fueron maltratados. El caso más significativo es el de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que queda sumamente lejos de su expectativa inicial y que a partir de un cabildeo directo con los diputados, y de la presión del Partido Sinaloense, ha ejercido muy fuerte presión para que se le haga una asignación mucho más importante.

Aunque los secretarios de despacho no se animal a ir personalmente a contradecir la iniciativa de presupuesto firmada por su jefe el gobernador, varios de ellos han intentado que los diputados les hagan una consideración o una reconsideración, para que no los dejen tan “encuerados”, como se quejó uno de ellos.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Jesús Enrique Hernández Chávez, confió en que ayer mismo se hubiese llegado a acuerdos para que el presupuesto quede listo y el Congreso se pueda ir a disfrutar de las vacaciones de fin de año.

El problema es de dinero,. Hay menos del que normalmente fluía, y las demandas y necesidades son mayores. Además, se trata de un año electoral en que nadie quiere quedar mal ni hacer quedar mal a su dependencia, porque en un momento dado puede equivaler a tener la culpa de una posible derrota.

Pero también hay otra cosa: el presupuesto era un instrumento para amarrar votos y conceder espacios, partidas y cantidades. Tanto hospitales como presupuesto iban parejeando en el proceso de aprobación, y cuando parecía que se les trataría simultáneamente, la presión de Coparmes, Parlamento Ciudadano, y otras organizaciones, hizo que el ya célebre dictamen de los hospitales se fuese hasta el año próximo.

Esto les da más fuerza a los diputados que quieren obtener algo, y también más libertad para hacerse los occisos después de tomada la decisión de hoy o del jueves.

No está fácil esto de andar acomodando partidas y decisiones polémicas. Todavía hay en el tercer piso quién suspire por los tiempos aquellos en que la línea era la línea, y ay de aquel que quisiera negociarla.