EN LA GRILLA

0
54
GABINETE.jpg

*Arranca en el PRI la carrera por el 2015

*Sólo una renuncia ha tenido el gabinete

*La chulada de aumento a los minisalarios

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Los distritos dos –Ahome-, tres –Angostura, Salvador Alvarado, Culiacán y Navolato-, cinco –Culiacan, zona urbana- y sexto –Cosalá, Elota, San Ignacio, parte de Mazatlán, Concordia, Rosrio, y Escuinapa- serán resueltos en el Partido Revolucionario Institucional mediante una convención de delegados, y los aspirantes deberán registrarse como tales a partir del siete de enero.

Los otros cuatro distritos serán “electos” pro la Comisión Nacional de Postulación, según el documento oficial, lo que equivale a que serán nombrados por dedazo directo. Se trata de los distritos primero, que abarca a El Fuerte, Choix, Sinaloa y Badiraguato, cuarto, de Guasave, séptimo, de Culiacán, y octavo, de Mazatlán.

Uno de estos últimos cuatro formará parte de la alianza PRI-Partido Verde, pero aunque los tricolores esperan que sea con un candidato priísta, todavía no hay confirmación, de modo que podría aterrizarles ahí un verde (de filiación y de rentabilidad electoral.

Según se ve, queda descartada la alianza de facto que se manejó mucho con el Partido Sinaloense, de modo que el sexto distrito, que se supone iría a un miembro del PAS, queda para un militante tricolor.

Por supuesto, todo sigue en el aire. No hay nombres, no hay pistas, aunque sí antecedentes.

En el sexto distrito, los análisis del comité ejecutivo nacional priísta habían presentado internamente una terna integrada –en ese orden- por Germán Escobar, Karim Pechir Espinoza de los Monteros y Quirino Ordaz Coppel. Extraoficialmente se sabe que los tres presentaron el examen correspondiente, así que están dentro de las posibilidades de luchar por el espacio.

Si acaso hay un indicio para este caso: Pechir Espinoza de los Monteros no había presentado su renuncia al puesto de secretario de Innovación Gubernamental, y aunque todavía está dentro de los plazos legales para hacerlo, el gobernador Mario López Valdez les había pedido a quienes aspiraban a participar, que dejaran sus posiciones oficiales. Sólo lo había hecho el director del Ceapas, Evelio Platas, quien aspira a ser candidato priísta por el tercer distrito.

En el distrito dos, la lista del CEN presentaba a Gerardo Vargas Landeros, secretario general de gobierno, Jesús Antonio Marcial Liparoli, subsecretario en esa misma dependencia, y a Mario Zamora, elegado regional de la Financiera Rural. Ni Vargas Landeros ni Marcial Liparoli renunciaron (también siguen, sin embargo, dentro de la posibilidad legal de hacerlo), mientras que Zamora Malcampo, del gobierno federal, no estaba obligado todavía a separarse del cargo.

En el distrito tres, Evelio Platas, exalcalde de Navolato, parece haber sido el único que recibió indicaciones en firme, pues efectivamente, presentó su renuncia a la dirección de la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa, y todos coinciden en que va cincho en su camino a la postulación.

En el cinco, la terna estaba integrada por Aarón Rivas Loaiza, expresidente municipal, exdiputado local y actual secretario de Desarrollo Económico, Ricardo Hernández Guerrero, y Erika Sánchez.

Rivas Loaiza tenía una gran ventaja en las encuestas. A algunos amigos les comentó que la satisfacción mayor era esa amplia diferencia entre él y cualesquiera de los aspirantes en ese y en el séptimo distritos. Pese a ello, todos los indicativos colocaban a Ricardo Hernández Guerrero en la posibilidad de ser el candidato, en razón de las cuotas no formales que se estarían apartando para los militantes jóvenes.

¿Y LOS OTROS DISTRITOS?

Según la explicación dada por el presidente nacional priísta, César Camacho, de lpos 300 distritos, 56 serán cedidos al Partido Verde Ecologista de México, para que ellos decidan quiénes son los postulados; 127 van por convención de delegados, y los 117 restantes serán de designación directa, a través de la hoy famosa Comisión de Postulación.

A su vez, la dirigente estatal Martha Tamayo explica que en el caso de Sinaloa, los otros cuatro distritos serán utilizados para compensar, mediante esas designaciones a dedo pelón, la cuota de equidad de género, pues si hay mujeres de más, o de menos, mediante esa fórmula se establecerán las proporciones adecuadas.

En realidad, de acuerdo con lo que se perfila en los cuatro distritos de convención, sólo en el quinto hay posibilidades de que aparezca una mujer, y la realidad es que independientemente de pertenecer a la misma cuadra política –la que encabeza Jesús Enrique Hernández Chávez- Ricardo Hernández Guerrero tiene ventaja sobre Erika Sánchez, por las conexiones nacionales y porque la cláusula de juventud parece ir algo rezagada.

En el cuarto distrito, que es Guasave, parece no haber más problema para que Diana Armenta quede postulada, lo mismo que Gloria Himelda Félix Nieblas en el primero e Irma Turado Sandoval en el octavo.

Sólo el séptimo presentaba situaciones raras, pues aunque Rosa Elena Millán apareció siempre como imprescindible en la postulación, el famoso estudio del CEN colocaba ni más ni menos que a Cenobio Ruiz Zazueta encabezando la terna, lo que todo mundo sabe que es más difícil que un exoneración popular a cualquier dirigente partidista.

VAN POR LA MITAD

Recuerda usted que durante 2013 el gobernador Mario López Valdez calificó a sus alcaldes más cercanos como “los cuatro fantásticos”? Se juraba y perjuraba entonces que se trataba de cuatro personajes amarrados para las candidaturas a diputados federales. Lógico, pues aunque disímbolos, los cuatro eran gente cercana al mandatario y éste disponía, como dispone, de influencia dentro de los correspondientes partidos políticos.

Eran Zenén Xochihua, entonces alcalde de Ahome, Aarón Rivas Loaiza, de Culiacán, Evelio Plata, de Navolato, y Alejandro Higuera Osuna, de Mazatlán.

Pero Alejandro Higuera perdió su elección de diputado local, y lo hizo por un marcador escandaloso, apabullante; Plata no agarró chamba de inmediato y eso parecía descalificarlo, como Zenén parecía muerto políticamente después de haberse otorgado una autoliquidación de 260 mil pesos que le cuestionó la Auditoría Superior del Estado y que se vio forzado a regresar vergonzantemente a la tesorería municipal. Vergonzantemente porque ni siquiera se atrevió a decir las cosas por su nombre, sino que urilizó un subterfugio que luego dejó en el olvido por vaivenes de la conveniencia. Sólo Aarón Rivas parecía firme, incorporado al gabinete como secretario de Desarrollo Económico.

De todos, sólo Plata perece ir en caballo de hacienda rumbo a la postulación, mientras que a Zenén se le mueve una patita en el PAN, merced a nuevas alianzas que podrían reforzarse si el CEN priísta decide no compartir el segundo distrito.

De este modo, los “cuatro fantásticos” apenas la librarían, en el mejor de los casos, comn un cincuenta por ciento.

LA JUSTICIA SOCIAL QUE

REFLEJA EL SALARIO MÍNIMO

Dos pesos con sesenta y seis centavos diarios más, ganarán los trabajadores que están bajo el régimen del salario mínimo en la zona económica B, que incluye a Sinaloa. En 3so terminó la algarada de los partidos políticos que de repente y sólo por un rato se acordaron de los trabajadores y de sus bajos ingresos.

El Partido Acción Nacional hasta pidió la realización de una consulta popular para saber si la gente estaba de acuerdo con que le aumentaran al minisalario. Por supuesto, cuando la Corte rechazó la consulta propuesta por el PRD y Morena para tratar de revertir la reforma energética, al PAN se le olvidaron sus afanes justicieros y quedó conforme con que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le dijera que no, que el salario mínimo no es tema. No es tema, les resumieron, y obedecieron.

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, agarró por su cuenta el tema y pataleó porque no se atiende ese derecho, porque no se resuelve el problema del mercado interno, y porque con esta circunstancia económica, no habrá dinero que alcance para seguir subsidiando la pretendida salida de la pobreza.

Pero en cuanto terminó la serie de tormentas que se perfilaban sobre su administración, especialmente por disidencias internas, perredistas, también dejó que las cosas siguiesen, con una cacharpita para dárselas de congruente: la desvinculación del salario mínimo de su papel como referente de multas y otras unidades económicas que lo convertían, a pesar de su señalada flaqueza, en ente inflacionario”.

El PRI, al que nunca le ha importado el salario de los trabajadores (ellos iniciaron esta política económica basada en la contención salarial que con tango gusto siguieron y ahondaron los dos presidentes panistas), se manifestó también preocupado por la calidad inflacionaria del salario mínimo al ser referente de diversas acciones de la economía, y anunció que estudiaría la manera de alcanzar esa desvinculación para, algún día, pensar en mejorar el ingreso de los que menos ganan.

Por lo pronto ya quedó establecido el aumento de dos pesotes con sesenta y seis centavos diarios para el año próximo, que por cierto arranca con un gasolinazo de tres y medio por ciento, con todo lo que ello implica en la economía, aunque, no hay que preocuparse: ya la Secretaría de Hacienda y el Banco de México encontraron que no, el alza a la gasolina no es inflacionario.

Y mientras el señor presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, don Basilio González, ganará un 4.2 por ciento adicional a los casi tres millones de pesos anuales que tiene fijados como sueldo oficial, los trabajadores podrán ahorrar el aumento de su ingreso diario para comprar, a fin de año, casi nueve viajes redondos en los camiones verdes. Más aun: el mísero 4.2 por ciento de aumento de don Basilio, es más que todo un salario mínimo anualizado. ¡Una chulada!