EN LA GRILLA

0
39
BURGOS MALOVA FELTON.jpg

*Los distritos de Culiacámn y el sexto, para féminas azuiles

*Ya se perfila la próxima distribucion de diputaciones

*Que los diputados dejen sus bienes en garantías, proponen

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

¿Martín o el Chava? Aunque El Zeus insiste y se mueve, las cosas parecen definirse en las alturas blanquiazules para poner en el octavo distrito al diputado local Martín Pérez Torres, por encima de cualquier otra posibilidad, aunque el oficial mayor municipal, Salvador Reynosa Garzón, le sigue haciendo su luchita bajo la estafeta de los grupos que se la han jugado con Carlos Felton.

Sorpresivamente, la dirigencia panista reservó el sexto distrito electoral para las mujeres, lo que abre el paso a una decisión masculina en el octavo, donde todos creían que iría alguna de las aspirantes femeninas, pues el propio Edgardo Burgos Marentes había advertido que la cláusula de equidad de género no sería aprovechada para colocar a las mujeres en distritos de poca competitividad. Al contrario, había dicho en alguna entrevista, por convicción y por obligación tenemos que abrirles los espacios en los lugares donde también puedan ganar.

No ha sido así: los cuatro espacios que reservó el comité ejecutivo nacional, con la información que le envió el comité directivo estatal, son el tercero, el quinto, el sexto y el séptimo. Son los tres que confluyen en Culiacán, en los que Acción Nacional no aparece con muchas posibilidades, ni siquiera enviando a sus candidatos más posicionados.

El otro, el sexto distrito, es tan difícil que incluso gente tan probada y tan dispuesta como el propio Martín Pérez Torres y Roberto Osuna han advertido en pláticas con los suyos, que ya no estarían dispuestos a ir como candidatos, pues es obvio que no hay ningún chance de alzarse con la victoria.

Habría que ver si la exsecretaria de Turismo, Oralia Rice, estaría dispuesta a irse a competir por uno de los distritos más extensos del país. Oralia se manifestó interesada, pero por el distrito octavo, que Acción Nacional ha ganado en tres ocasiones, contra sólo una del PRI y dos de las coaliciones de izquierda.

La exdiputada local Nadia Vega renunció a la Dirección de Planeación del gobierno municipal actual, para no seguirse confrontando ni con el alcalde ni con sectores importantes de la sociedad, precisamente con miras a disputar la candidatura panista por el distrito octavo, sin que en momento alguno hubiese expresado interés por el sexto.

También a Silvia Treviño de Felton se le atribuyen aspiraciones y posibilidades de ganar en el distrito octavo, y aunque se le conoce como una activista muy entrona, será muy difícil convencerla de que despliegue sus estrategias en el tramo comprendido entre Guadalupe de lpos Reyes, en el municipio de Cosalá, hasta La Concha, en los límites entre Escuinapa y Nayarit.

A Edgardo Burgos se le fueron los colores cuando le dijeron que estaba separando distritos clave para beneficiar al PRI, voluntaria o involuntariamente, pero la verdad es que al menos en lo que se refiere a la capital del estado, sí parecen haber renunciado a tener una mayor incidencia, grave cuando se considera que el tamaño de la ciudad hace que se encuentre ahí la mayor concentración de votos de toda la entidad.

En cambio, hay que reconocerles, dejan abiertas las posibilidades de tener una participación combativa y competitiva en el distrito dos, donde al gobierno del estado, se supone, le tocaría imponer condiciones por ser la tierra del gobernador.

UNA ASPIRACIÓN MODESTA

Al menos hasta antes de la crisis política tan impresionante que enfrenta el gobierno de la República, las aspiraciones de algunos actores del PAN en Sinaloa eran más bien modestas. Se conformaban con el que el gobernador les dejase la posibilidad de retener el octavo distrito y de quedarse con el cuarto, donde al alcalde Armando Leyson, el Kory, se le atribuyen capacidades suficientes como para hacer ganar a un aspirante panista.

Claro que en el camino de las condiciones actuales, puede haber quién piense que todavía podría darles para más. El propio Edgardo habla del primer distrito, donde se han quedado a muy corta distancia del ganador, y por supuesto, del segundo, que sería para el dirigente estatal un motivo personal de gusto después que el gobierno estatal se volcó en apoyo a Arturo Duarte cuando fue candidato a la presidencia municipal que hoy ejerce.

PRIMEROS FRUTOS

Durante los últimos meses, el diputado por el PAN, Martín Heredia Lizárraga, dedicó buena parte de sus días libres a recorrer el estado, en encuentros con grupos, corrientes de ese partido y gente que pudiera abrirle la puerta con quienes tienen peso en el Consejo Político Estatal, donde se han estrellado los aspirantes sureños a obtener posiciones estatales, como Humberto Rice García y después Alejandro Higuera Osuna.

Aprovechando la llave que le significó su pertenencia a la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados, y los empujones evidentes que el gobernador le daba en cada evento donde se entregaban obras, Heredia se fue colando hasta empezar a cosechar algunos frutos de ese activismo que en principio parecía sin futuro.

En los informes de labores de los alcaldes del norte y centro norte, fueron frecuentes las referencias y agradecimientos a Heredia por haber obtenido apoyos para los ayuntamientos, por supuesto, con más énfasis entre los que tienen procedencia panista, como son los de Guasave y Angostura, pero también del priísta Arturo Duarte, de Ahome. Hay quienes aseveran que la falta de un reconocimiento expreso en ese sentido durante el informe que el lunes rindió el alcalde Carlos Felton González, motivó la actitud de poco interés y a veces hasta hosca que muchos dicen haber observado en el gobernador Mario López Valdez durante el evento.

UNA PROPUESTA CON

RAZÓN Y JIRIBILLA

De acuerdo con las filtraciones, entre hoy y mañana deberá someterse a votación el caso de los dos nuevos hospitales generales, para los que se demanda una ampliación de garantías que los diputados tendrían que avalar.

(Ayer por cierto sorprendieron al presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara, Jesús Enrique Hernández Chávez, saliendo de con el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros: “no hablamos de los hospitales”, dijo y –aunque lo dude usted- no hubo quién le creyera.)

Doña Esperanza Kazuga, una de las muchas voces que se han manifestado en contra de la aprobación de esas garantías, nos hizo llegar una petición ciudadana que parece muy apropiada para un caso como éste. El mensaje es para los diputados que vayan a votar a favor de esa iniciativa:

“»Que dejen en garantía al Gobierno del Estado de Sinaloa, los bienes que declararon oficialmente en su declaración patrimonial al asumir sus cargos, como una medida de corresponsabilidad, congruencia y solidaridad con el pueblo Sinaloense que los eligió, por el mismo plazo de 25 años, o sea hasta el 2040.

Sería sin duda una gran idea que también podría hacerse extensiva a los funcionarios que promuevan ese tipo de endeudamientos o de compromisos. Tengan por seguro que lo pensarían dos veces antes de poner en riesgo sus patrimonios personales o familiares.

Por cierto que los hospitales no son casos únicos

Ayer el Congreso del Estado dio primera lectura a una iniciativa enviada por el alcalde guasavense Armando Leyson Castro, a fin de que se les autorice colocar como garantías “el porcentaje suficiente y necesario de sus participaciones presentes y futuras que en ingresos federales le correspondan, por un periodo de diez años, para el cumplimiento de obligaciones derivadas de la ejecución del proyecto para la adquisición de lámparas LED”.

En primer lugar, ni siquiera se fija un porcentaje de participaciones afectables, de modo que autorizado así, puede llegar al cien por ciento. En segundo, el proyecto en realidad no es para comprar las lámparas LED, sino para obtenerlas en un contrato de renta en que la empresa se reserva la propiedad de los aparatos, aunque se supone que el plazo estpulado (diez años) debe cubrir la vida útil, lo que además implicaría que cumplido el plazo, sea necesario otro contrato similar para sustituirlas.

LAS FRASES

-“No es un endeudamiento Francisco”, nos dijo el Kory Leyson cuando le preguntamos sobre ese caso.

-“No fue un acarreo”, dijo el oficial mayor del ayuntamiento, Salvador Reynosa Garzón sobre los asistentes al primer informe de gobierno de Carlos Felton. Es cierto que abrimos rutas para llevarlos, pero no fue un acarreo porque no iban obligados: “si hubieran ido obligados, se hubieran ido”.