EN LA GRILLA

0
24
CLAUDIO X.jpg

*El anuncio que se espera hoy de Peña Nieto

*Mexicanos Primero le exige corazón a MLV

*Al parecer no habrá alianza entre PRI y PAS

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

¿Qué anunciará hoy al mediodía el presidente Enrique Peña Nieto?

Hasta donde se sabe, el propósito es crear una nueva estructura policíaca que sustituya a las policías municipales, que a juicio de la mirada central, es la que ha fallado en la lucha contra la delincuencia, y la que además ha permitido el acceso de los grupos delictivos a las estructuras de seguridad del estado mexicano.

Hay por supuesto, áreas en que así es. La policía municipal de Iguala, Guerrero, estaba al servicio de los llamados “Guerreros Unidos”, narcotraficantes. Sus elementos, o muchos de sus elementos formaban parte de la mencionada banda, de modo que fue hasta natural que los oficialmente policías le entregaran a los cuarenta y tres estudiantes, a los oficialmente delincuentes.

Así como la de Iguala, hay muchas policías municipales que están infiltradas o que de plano, no tienen utilidad alguna. Aquí cerquita, en San Ignacio, hubo un lamento a propósito de la depuración de las policías: en la cabecera municipal había quince agentes, y con la depuración quedarían apenas ocho. Imagínese usted una crisis de seguridad en un municipio que enfrenta problemas históricos desde hace décadas.

Sin embargo no se trata de una condición general. Aquí en Mazatlán, durante la crisis del 2009 y 2010, fueron los policías municipales los que enfrentaron los graves problemas que se enfrentaron. Con todo y la infiltración delictiva, con todo y las deficiencias, fueron ellos quienes enfrentaron a los delincuentes que circulaban aquí con los cuernos (de chivo) al hombro. Mientras, los refuerzos federales de diferentes fueros, llegaban al final, para tender un cerco en derredor de los cadáveres resultantes.

Por supuesto, de cualquier forma hace falta meterle mano a las corporaciones, pero resolver esas carencias tendría que ir más allá: habría que empezar por resolver la indefensión económica de los ayuntamientos, a los que hoy les ordenan depurar hasta un cuarenta por ciento de su personal policíaco, pero no les mandan dinero para hacer las indemnizaciones, a pesar de que todos saben que aun los más poderosos, los ayuntamientos andan siempre a la quinta pregunta.

Pero no se adelanten vísperas. Hay que ver cómo queda la propuesta presidencial, y sobre todo si hay algo más que meterle mano a las corporaciones policíacas. Vale decir que hasta el momento prevalecen las soluciones que recentralizan cosas que ya se habían resuelto a favor de las periferias, como la concentración de la nómina del sector educativo, o la creación de un Instituto Nacional Electoral que tiene que ver hasta con la forma en que piensan los consejeros estatales y  veces con cómo piensan los gobernadores respecto de los consejeros estatales.

En términos generales, las expectativas que se ha hecho la opinión pública son mucho muy elevadas. Algunas incluso fueron infladas a propósito, con renglones como el despido de medio gabinete, sin establecer un programa o metas a los que deba obedecer el desplazamiento de colaboradores.

Como quiera, es mucho lo que se juega hoy el gobierno de Enrique Peña Nieto. Por lo mismo estarán en Palacio Nacional todos los gobernadores de los estados del país y los representantes de grupos, corrientes, sectores y hasta de poderes fácticos, según se ha dicho.

Esperemos que los anuncios sean suficientemente fuertes como para impactar al país y hasta para desactivar a los escépticos profesionales, pues de lo contrario, la crisis política podría seguirse profundizando.

EN DONDE MÁS PRESUMÍA

Si algo peleó el actual gobernador durante su campaña electoral, fue el asunto del corazón. No por enamoramientos ni por la intrusión de publicaciones rosas, sino por el logotipo que le cuestionaron, el que originalmente era de su ferretería, el famoso corazón de Malova.

Precisamente por eso, por el corazón, le dio el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González, quien dijo que el mandatario sinaloense no es de los que ponen topes a la marcha de la reforma educativa. Por el contrario, dijo, está dialogando, ha aceptado una confrontación de datos entre los que él y su equipo tienen, y aquellos de los que dispone Mexicanos Primero, y que son extraídos del Canso de Escuelas, Maestros y alumnos del Sector Educativo.

Con todo, si algo le pidiera Claudio X. González al gobernador, sería que le pusiera corazón a la reforma educativa. Hace falta pasión y entusiasmo para promoverla, dijo el dirigente, quien además aprovechó la recta para hacerle un planteamiento similar al secretario de Educación Pública de Sinaloa.

Los datos que da González son verdaderamente descorazonadores. Aunque hay 0ficialmente 200 días de clases, las suspensiones son muchas, y hay estados extremos, como Guerrero, Oaxaca y otros, en los que esas suspensiones alcanzan hasta cincuenta días, ya sea por negociaciones o por cualquier otro pretexto.

Pero hay algo todavía más terrible: de las escasas cuatro horas y media que se tienen de clases, sólo dos son para enseñanza. El resto es para gestión de clases (pase de lista, recisión de tareas, limpieza de pizarrón y otras labores), así como para asuntos extraclase.

El diagnóstico de Mexicanos Primero es impecable. Desde los recuentos de miserias como falta de excusados en las escuelas, carencia de drenaje o agua corriente, falta de paredes y hasta de pizarrones, son parte de una realidad que a ellos les pareció extraordinaria, tanto, que la plasmaron en la película De panzazo, y que la mayoría de los mexicanos hemos vivido en carne propia.

Donde asoma la oreja de esta lucha ideologizada es en la exigencia de desplazar a las Escuelas Normales y permitir que los maestros vengan de otras partes, del Tec de Monterrey, como ejemplo de primer orden, al menos de primer orden mental, y por supuesto, de las universidades de los estados. Y el otro, de mucho mayor peso: es ridículo que sigamos teniendo un libro de texto gratuito único, cuando podríamos discutir cinco o seis puntos de vista diferentes. ¿No puede ser entonces una la visión del país? ¿Hay que renunciar a la educación como constructora de una nación, de un concepto de nación? ¿Crear cinco o seis libros de texto implica que unos tendrán una visión y otros otra? ¿o tendrán que comprar los alumnos las otras versiones, acabando así con la gratuidad de esa parte de la educación?

HACE AGUA LA POSIBLE

ALIANZA DE PAS Y PRI

El diputado Héctor Melesio Cuen Ojeda se mostró poco optimista respecto de la alianza que se venía cocinando con el PRI. Estamos analizando, dijo, viendo qué impacto puede tener que nos vean como partido nuevo, aliados con alguno de los tradicionales.

Las cosas se veían casi amarradas. Hubo pláticas al más alto nivel y el acuerdo parecía alcanzado con la postulación de Víctor Antonio Corrales Burgueño por el sexto distrito electoral, pero algo pasó que no se concretó nada o podría finalmente no concretarse nada.

Cuen no lo dijo, pero es obvio que el desencuentro no está en el 2015, sino en el 2016.

Los priístas están condicionando el acuerdo a un convenio bianual, que amarre la convivencia para el 2016, por supuesto, con el PRI encabezando la fórmula. Para Cuen es muy importante estar libre en el 2016, no sólo para buscar mejores condiciones en un nuevo convenio, sino incluso para medir las posibilidades de irse solos, ante la posibilidad de que la gubernatura se divida en tres tercios, uno de los cuales podría ser el propio Cuen Ojeda.

Por otra parte el presidente del PAS se pronunció contra los slogans que exigen en redes sociales la salida del presidente. Una decisión de ese tamaño colocaría al país en una situación caótica.

Pronunciarse a favor de esas consignas le pudo haber generado muchos puntos en las redes sociales, pero prefirió irse por la defensa de la institucionalidad. Eso sí, como se puede ver en el video de la entrevista en esta misma página de sinaloaenlínea, le mete caña al asunto advirtiendo que en efecto, parece haber quién empuje las inconformidades y que el presidente podría estar “durmiendo con el enemigo”.