EN LA GRILLA

0
45
EDGARDO BURGOS MARENTES.jpg

*El PAN no avaló la reforma política

*Distritos para hombres y para mujeres

*Le pegaron a Felton y hoy reacciona

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

De acuerdo con sus propios reglamentos, la mesa de compromisos por Sinaloa sólo puede sacar adelante un asunto cuando hay un consenso absoluto, es decir, unanimidad. Si no se alcanza, el tema en cuestión simplemente no pasa y no llega al Congreso.

Pues técnicamente esa es la situación de la iniciativa de Ley Electoral que ayer recibió su primera lectura en la Cámara de Diputados. Dice Edgardo Burgos Marentes que él no estuvo de acuerdo con algunos términos de la reforma y que por ello no firmó la iniciativa, aunque reconoce que tampoco la impugnó, para no generar un problema.

En ese discurso chimultrufio, el presidente estatal del PAN afirma que ese desacuerdo suyo, personal, no será obstáculo para que la fracción panista lo apruebe o para que lo rechace, según el criterio de los diputados que la conforman. Ofreció acudir a hablar con ellos precisamente para decirles que están en libertad de optar por lo que consideren más conveniente.

Pero luego adelanta que llevará a la Cámara su propia iniciativa en materia electoral. ¿Entonces? Por un lado los deja en libertad; por el otro, anuncia que a nombre del PAN va a presentar su propia iniciativa, que seguramente será contradictoria con la que apareció en la mesa de Compromisos por Sinaloa. ¿Podrán entonces los diputados panistas votar por la iniciativa oficial si es su voluntad, o tendrán que plegarse al proyecto de su dirigente? ¿Tendrán libertad para votar contra su propio partido?

Es evidente que con esta posición, Burgos Marentes pone a sus diputados en la disyuntiva de atender a quien formalmente ejerce la dirigencia partidista, o seguir asociado al control absoluto que hasta el momento ha ejercido el tercer piso, especialmente la secretaría general de gobierno sobre casi cada una de las expresiones partidistas sinaloenses.

Por cierto que en la entrevista radiofónica, el dirigente panista nunca explicó por qué su partido no estuvo de acuerdo con la homologación de la elección de gobernador y la de diputados federales de 2021. Simplemente dijo que se acortó el periodo del próximo gobernador para que poco a poco se fuese empalmando, pero es inexacto, pues lo que plantea la iniciativa es recortarle dos meses al periodo del gobernado siguiente, a fin de acortar también el plazo tan largo que va de la elección a la toma de posesión.

Como se ve, no es cosa fácil armonizar los criterios de los partidos y sacar adelante propuestas que en sus presentaciones resultan verdaderamente atractivas, pero que a la hora de la hora tienen siempre una objeción que enfrentar o muchas. Ya lo decíamos: conforme se acercaran los tiempos electorales, los acuerdos que fluían como mantequilla terminan atorados porque siempre hay un dirigente que piensa mucho más que los demás y que puede sacar las cosas que los demás no alcanzaron a sacar, generalmente por la misma causa que hace fallar a todos los mexicanos: “por pendejos”

Total, un desacuerdito más no es nada. Más se perdió en la guerra y en la precandidatura de Jesús Marcial Liparoli, quien después de retirar obligadamente los anuncios espectaculares del abuso, presume que el gobernador en ningún momento le jaló las orejas ni mucho menos lo obligó a dejar el puesto de subsecretario, como se anunció en todos los periódicos del estado.

Este sí que la hace y luego se mofa.

SIGUEN SIENDO TAN,

PERO TAN PARECIDSOS

El PRI, como se había anunciado, reservó la mitad de las candidaturas para hacer designaciones directas y garantizar así que las mujeres tendrán la mitad de las postulaciones, como lo marca la ley. Debido a ello, en Sinaloa quedaronya reservados cuatro distritos, que son el primero, el cuarto, el séptimo y el octavo.

En cambio el Partido Acción Nacional dio a conocer que sometería todas sus candidaturas a la elección directa entre sus militantes, en ejercicio de la democracia, sólo que será una democracia acotada, de modo que para garantizar el cumplimiento de la cuota de género, se van a reservar cuatro distritos en los que solamente podrán participar mujeres.

A diferencia del PRI, el PAN todavía no decide cuáles serán los distritos reservados, aunque entre los cuadros se habla ya de que uno de los obligados es precisamente el octavo, porque Burgos Marentes no quiere dar la impresión de que mandarán a las mujeres a los distritos menos rentables, y el octavo es el que les ha generado resultados positivos más constantes.

Por lo demás, como ocurre en todos los partidos que tienen alguna posibilidad de triunfo, en el PAN y en el PRI están apareciendo aspirantes que se sienten con derechos para ser postulados. En Acción Nacional fue la exsecretaria de Turismo, Oralia Rice Rodríguez, quien considera que cuenta con posibilidades de ser postulada en el octavo distrito.

En el PRI empieza a revolotear Luis Vega, secretario de administración quien piensa que su encumbramiento centralista lo coloca en condiciones de venir a la pepena, sin importar que los locales hagan la talacha permanente para mantener las posibilidades de victoria que advierte como viables para su propia causa.

DOLIÓ, PERO AHÍ VIENE LA

REVANCHA GUBERNAMENTAL

Ayer le comentábamos que un grupo lanzó la publicación “A pegarle” dedicada a eso, a pegarle al alcalde Carlos Felton González, quien no encajó bien el golpe. Pegarle al alcalde no sirve para que se resuelvan los problemas que existen, dijo en respuesta a la aparición de esta publicación impresa y electrónica.

Parece que Felton ignora el valor de la crítica, esa crítica que él ejerció profusamente en sus años de opositor. Eso no se puede discutir. Cada ciudadano tiene derecho a ejercer la crítica, incluso cuando está tan fuerte y descarnada, casi obsesiva, como ocurre con el caso de “A pegarle”.

Ahora bien: Felton encuentra las razones de esa historia. No hace referencia a las especulaciones sobre la presencia de Alejandro Higuera Osuna detrás de este episodio y se va directo a un grupo empresarial que tiene irregularidades actualmente ventiladas en los tribunales.

Y una vez identificado el origen, se procede a la obra, pues como todo mundo exige, hay que dar el “remedio y el trapito”. Hoy por la mañana se anuncia una campaña contra la contaminación visual, que por supuesto tiene mucho que ver con el giro de los promotores y hacedores de esa convocatoria para ir A pegarle.