EN LA GRILLA

0
44
FELTON PALMERAS.JPG

*Se inventa Felton un malecón empalmado

*No hay noticias de la anhelada prórroga

*Invitan a panistas a competir sin agravios

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

“Y en tus ojeras se ven las palmeras, borrachas de sol”.

Eso decía el flaco de oro, Agustín Lara, chilango que se declaró veracruzano (de Tlacotalpan), a quien según la conseja popular, las palmeras le reviraron airadamente: -Agustín, Agustin… ¡Borracha tu tiznada manga!

Pero esos son sueños guajiros. En Mazatlán otro flaco, el Flaco Felton, llenó el malecón de palmeras, y todavía tuvo a un subalterno que con absoluta tranquilidad dijo que no iban a estorbar la vista, sino que iban a mejorarla y “a crear sombra”.

Ojalá que alguien los ponga a mediodía bajo la sombra de las palmas, y ojalá alguien quiera escuchar su explicación sobre cómo mejorar, incluso con palmeras, una vista como la que tiene Mazatlán en la ensenada de Playa Norte.

En el proyecto de mejoras al malecón, o “nuevo malecón”, había varias ideas vistosas y no invasivas que manejaban los profesionales del paisaje urbano, pero a Felton, su superasesor y su supertesorero, no le gusto ninguno de ellos. Simplemente decidieron que había que hacerle competencia a los oasis del Sahara, nomás que espaciando las palmeras, para que les dure más el pretexto para hacer pozos.

El alcalde le apuesta al convencimiento por cansancio. Cuando la gente se acostumbre, dijo, va a verlo con otro criterio.

Algunos de los hoteleros dicen que está bien porque con esta obra se demuestra a los mayoristas del turismo que se están haciendo cosas, que se buscan cambios para mejorar al destino, pero con todo y lo que se les haya hecho por dentro, a nadie se le ha ocurrido cambiar la fachada del Museo de Louvre o de la Catedral de Notre Dame o el Palacio de Versalles.

Hubo un tiempo en que las autoridades buscaban a toda costa derrumbar lugares como la Casa del Marino y el edificio de la SCT, que sobreviven sobre el Paseo Claussen, para liberar completamente la vista del malecón. Lograron derribar el viejo edificio de La Perla, pero luego la UAS apareció transformando el viejo Club de Yates en Escuela de Ciencias del Mar.

Vinieron después tiempos ominosos en que la Peña del Camarón fue coronada con el Valentinos, calificado por Carlos Monsiváis como muestra de la arquitectura Disney. Con los años le brotaron nuevas postemillas en todos sus alrededores.

Hoy aparecen palmeras, como en los últimos años han aparecido palapas sobre la playa cuya altura sobrepasa el nivel del malecón y contravienen las disposiciones de que no haya ahí construcciones con materiales permanentes. No hay autoridad a la que preocupe esta situación. Las de orden federal se han hecho las occisas; las municipales se han visto en complicidades con militantes de sus respectivos partidos a quienes se beneficia con la típica e infaltable vista gorda, tan útil para engordar también los negocios.

Hace tiempo que no hay alcaldes que sientan a la ciudad, que le tengan cariño al menos a sus barrios. Martín Gavica, por ejemplo, hizo una plazoleta y trabajos accesorios por su barrio de la Venustiano Carranza, que lo vio juguetear en la infancia. De ahí en adelante, el que no nació fuera estudió en otra parte o se formó sin apego a su ciudad y sus áreas.

SIN NOTICIAS DEL IMPERIO

Prácticamente todos los alcaldes del estado han permanecido atentos al viaje que el gobernador Mario López Valdez hizo ayer al Distrito Federal. Estando encima el límite para despedir a los policías reprobados, era natural esperar a que Malova hubiese realizando algunas gestiones y eventualmente hasta conseguido una prórroga como tanto se ansía.

Pero resulta que al menos oficialmente sólo se informó de una entrevista del mandatario, y fue con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y ahí no se maneja nada de las corporaciones policíacas. Se habló de buscar que el próximo presupuesto federal incluya obras como la modernización de los puertos de Topolobampo y Mazatlán, y los ejes carreteros Badiraguato Parral, Topolobampo-Ojinaga, y la carretera Badiraguato-Surutato.

No se informó de una entrevista en la secretaría de Seguridad Pública, o en la Secretaría de Gobernación, que son los lugares donde se maneja esto de las corporaciones policíacas. Tenga usted por seguro que si hubiese existido alguna posibilidad, Malova la habría anunciado, pues el asunto está serio y requiere de una pequeña dosis de esperanza, al menos.

Los munícipes tendrán que hacer frente a su atenimiento, pues todos creyeron que era posible torcerle la mano a la Secretaría de Gobernación y conseguir esos meses de prórroga, que al fin y al cabo sólo servirían para olver a hacerse patos y llegar al límite con la idea de que era posible volver a conseguirse un nuevo plazo.

Esta es seguramente la prueba más importante enfrentada por esta comalada de alcaldes. Si se van y no hacen la obra que habían prometido, o si dejan las finanzas en situación desastrosa, no será nada nuevo. Los que recién se fueron hicieron lo mismo, pero a éstos podría reventarles una verdadera crisis de inseguridad para la que no están preparados con sus corporaciones completas, menor aún diezmadas y hasta con algunos que se hubiesen cruzado la línea.

¿PUEDEN LOS PANISTAS IR

“SIN AGRAVIOS” AL 2015?

Edgardo Burgos Marentes, presidente del comité directivo estatal del PAN, pide a sus representados algo poco menos que imposible: ir sin agravios a las elecciones del 2015, de modo que la sociedad conozca la oferta política de un partido unido, dispuesto a trabajar enconjunto, lo que sería muy sano, ante un panorama que no es nada fácil, precisamente por las múltiples fracturas y enfrentamientos que se han vivido en estos últimos años.

Lo primero a considerar es que la mitad de los agravios provienen precisamente de Burgos Marentes, quien se ha conflictuado con una parte importante de las corrientes partidistas y también con los que en un momento dado fueron aliados naturales del panismo.

Después hay que ver las reacciones de los afectados, quienes a su vez han respondido con nuevos agravios que han ensanchado las distancias. Se habla de que en estos momentos hay varios líderes que tratan de conjuntar una nueva fuerza que si no desplace a Burgos Marentes, sí lo arrincone y le exhiba ante la dirigencia nacional, de modo que no le quede ni la plurinmominal que se supone ya tiene prácticamente asegurada.