EN LA GRILLA

0
71
diva hadamira G..jpg

Se fue Aguirre; ahora que vengan los resultados

*Diva ya presentó a sus cuatro precandidatas

*Los pleitos por el dinero aparecen en el Cabildo

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Ya se fue Ángel Aguirre. ¿Y ahora?

Era una necesidad, era un decisión de salud pública, de salud política para el país, no solamente un acuerdo entre partidos o corrientes de poder. Era la omisión, la corrupción y la incapacidad. Era insostenible, pero ahora debe haber resultados en muy corto plazo. Las cosas no pueden quedar como estaban con el malgobernador que el PRD le birló al PRI para derrotarlo.

La sociedad sigue a la espera, exige conocer el destino de cuarenta y tres estudiantes muy probablemente asesinados por policías, por narcos –es igual en esas latitudes y en varias más- y ya no hay pretextos. Si el alcalde de Iguala, José Luis Abarca ya no está al frente, si el gobernador Ángel Heladio Aguirre Riveros ya se fue, las estructuras de complicidad deben haber empezado a caer este mismo domingo y las investigaciones tendrían que estar en pleno avance.

Es cierto que la población debe tener miedo y por ello se resiste a cooperar. Incluso es posible que  muchos sean reacios a hacerlo por la formación que les ha generado la marginación, la miseria, el espíritu contestatario y antiautoridad que generan sus condiciones de vida, pero aun así debe empezar a hacer luces reales sobre la investigación.

Hoy están más obligados que nunca el gobierno federal a través de la PGR y del Cisen o cualquier otro cuerpo de indagación que esté utilizando. Lo que da la caída de Aguirre Riveros es un poco de tiempo, y más que eso, un plazo, breve por cierto, para que haya resultados. El gobernador sustituto, Rogelio Ortega,  habla de tender puentes de diálogo con los padres de los desaparecidos. Qué bueno, pero más allá de la disposición, se requiere efectividad, resultados.

Nadie está obligado a lo imposible, si los cuarenta y tres muchachos fueron asesinados, la exigencia general de “vivos de los llevaron, vivos los queremos” –todos la suscribimos- tendría que ser lamentablemente respondida con un acto de justicia, con la localización inmediata y sin dudad de los ejecutores, con el enjuiciamiento y castigo a todos ellos y a los que la ordenaron, aun con la socorrida explicación del teléfono descompuesto.

Es mucho lo que está en juego: no sólo se trata de las familias afectadas, de la Normal de Ayotzinapa o de las comunidades guerrerenses sometidas al imperio del terror. Ya es todo el país: su gobernabilidad en muchos sentidos, el mensaje para las otras regiones en que se ha enseñoreado la narcopolítica; es la imagen del país en el mundo, que hoy nos ve como un pueblo sometido al terror de las bandas delictivas y a gobiernos sometidos a esos intereses.

Es el futuro de una nación que ha visto escalar cada vez la presencia del crimen organizado, a costa de los niveles y calidad de la justicia en México. Si no hay capacidad para dar con cuarenta y tres personas secuestradas, o con sus restos, tampoco va a haber capacidad para detener a los responsables.

Nos han dicho en tono casi triunfal que hay decenas de policías detenidos, tanto de Iguala como de Cocula e incluso el procurador habló de una red de complicidad entre el grupo delictivo Guerreros Unidos y varias alcaldías. ¿Qué pasado con esas otras alcaldías, esos otros alcaldes? ¿Hay investigaciones?

Por supuesto, todos queremos saber qué ha pasado en torno a las fosas clandestinas descubiertas, y en las que no estaban los cuerpos de los estudiantes, pero sí otros que también deben haber sido víctimas de los grupos delictivos a los que se persigue sin mucha fortuna, por lo visto.

Mal y tarde, como dice Joaquín Sabina, pero el aspecto político ya quedó ejecutado. Faltan ahora las respuestas, y más vale que lleguen pronto, porque no son las únicas que estamos exigiendo los ciudadanos. Cada región del país seguramente tiene su pliego propio.

LA LISTA DE DIVA

Durante un evento de mujeres realizado recientemente, la senador Diva Hadamira Gastélum Bajo presentó su lista de propuestas a las candidaturas sinaloenses del año próximo. No lo dijo así por supuesto, simplemente llevó a cuatro féminas al evento, las placeó y las puso al escrutinio de sus superiores, con el entendido de que no eran negociables.

Vaya usted a saber si a la legisladora le alcance para mantener su nómina de aspirantes de aquí al mes de enero próximo, cuando vengan los destapes y se hagan los ajustes a pedido (airado a veces) de otras corrientes políticas. Por lo pronto es su lista y su posición es de hacerla sentir como la efectiva.

Por supuesto, esa pequeña nómina empieza con Gloria Himelda Félix Niebla, quien coincide en otras listas que se han manejado con otros patrocinios. La senadora no se ha puesto a averiguar si a la hora de la hora jugaría en sus filas o en las de algún otro patrocinador, pero por lo pronto lleva mano en el placeo como parte de su marca.

Sigue Patricia Inzunza Alarcón, la actual delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, donde hay varios colaboradores preocupados porque “si la lanzan a ella” tendría que haber cambios en otros niveles de la estructura. Hasta antes de esa presentación, todos creían que Diva apoyaría las aspiraciones de Rosendo Camacho, actual delegado de la Sedatu, donde las calificaciones no lo favorecen mucho que digamos.

En Culiacán  Diva se habría pronunciado por Erika Sánchez, la actual dirigente de las mujeres en la entidad. Erika estaba llamada a ser diputada local en la actual legislatura sinaloense, pero el inesperado éxito de su partido –el Revolucionario Institucional- en la elección legislativa del año pasado hizo que sólo entraran tres diputados plurinominales y Erika iba en el sexto.

Para el octavo el emplazamiento es a favor de Irma Tirado Sandoval, delegada en Sinaloa del programa Prospera (hasta hace poco Oportunidades), haciendo valer la presencia electoral que conserva la más reciente candidata priísta a la alcaldía de Mazatlán.

Por supuesto que quedan muchas cartas en el aire. Las hay de otras corrientes políticas, como Mayra Peñuelas, Nora Arellano, Rosa Elena Millán Bueno, Sandra Yudith Lara Díaz y Julieta Torres Lizárraga, o de la propia corriente de Diva, como Maribel Chollet, a quien la actual legisladora parece haber dado alas después que su salida del PRI parecía el fin de la carrera política.

Por supuesto, todos los aspirantes a la candidatura priísta del 2016, cuando se renueva la gubernatura sinaloense, tiene sus propias listas, en las que aparecen hombre y mujeres. Diva Hadamira no es la excepción, aunque procure hablar poco todavía de sus precandidatos varones, en espera de consolidar primero a las mujeres.

EL COCHINO DINERO

Este viernes reciente, el cabildo mazatleco aprobó la cuenta pública correspondiente al tercer bimestre del año, y fue una aprobación contundente: dieciocho votos contra uno. A pesar de eso, esta ha sido la oportunidad en que más cuestionamiento ha tenido la administración del alcalde Carlos Felton González en el manejo de los recursos públicos.

Regidores del PRI como Humberto Becerra Batista salieron con interrogaciones muy serias, muy contundentes, que no fueron atendidas, sino derivadas mediante una inusual orden dictada por el alcalde al regidor Loar López para que fuese él quien diese las respuestas.

Uno supone que el regidor es independiente, no empleado del alcalde, y que precisamente por esa independencia es un hombre confiable en el manejo de asuntos tan delicados como la Comisión de Hacienda, pero por lo visto no hay fijón. Ni siquiera hay el cuidado de las formas para respetar esa separación que presupone la existencia del ayuntamiento.

Pero tampoco era necesario. A Becerra Batista le contestó alguien de su propia bancada, el priísta Guillermo Quintana Pucheta, quien tuvo un discurso defensor más fluido que el que hubiese tenido cualquier edil panista. Es cierto que los regidores deben estar ahí para colaborar en lo que sea necesario y no para pelear por quítame estas pajas, pero justificar gastos excesivos en honorarios y en renglones que no estaban presupuestados merece mucho más que una explicación oficiosa como la que dio Quintana.

Al final por cierto hasta Becerra Batista votó a favor, de modo que las inquietudes tricolores no se vieron reflejadas en la votación y apenas si aparecerán en el acta de Cabildos.

En cambio el que votó en contra fue el innombrable, aprovechando los cuestionamientos de Becerra. Es raro porque en otras sesiones ha defendido a Felton con más pasión que los panistas y que Quintana. ¿Habrá terminado ya la luna de miel? ¿Buscará mejores reciprocidades?