EN LA GRILLA

0
40
frías castro.jpg

*Mazatlán sí pasa, pero sin los bonos

*Arrasaron con los cuatro fantásticos

*Los cuatro que  quieren candidaturas

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Los dictámenes son concluyentes: Mazatlán recibe aprobación para la cuenta correspondiente al último semestre de Alejandro Higuera Osuna, pero éste y sus colaboradores tendrán que responder por los bonos de autoliquidación. Se ve que hubo voluntad de echar la mano, pero también un cruce de límites del que no pudieron salvar al exalcalde mazatleco.

A fin de cuentas, el dictamen de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado sólo reprobó a la morralla: El Fuerte, que no pudo pasar ni el primero ni el segundo semestre del 2013, El Rosario, San Ignacio y Angostura.

Eleazar Rubio, panista que se enseñoreó sobre la región más septentrional del estado, tendrá que empezar a pensar seriamente que su futuro no está ya en la política, y si se descuida en la defensa, podría estar hasta en una cárcel, porque las broncas que se le atribuyen no son cualquier cosa.

En cambio su pariente Saúl Rubio Valenzuela la libró a pesar de que en protagonista de un expediente mucho más escandaloso, que va desde la falsificación de facturas y la condición de proveedor de su propia administración, hasta la expedición de pagos por obras que no se hicieron o no se terminaron.

Por mucho tiempo, los Rubio fueron el trampolín del PAN al mercado electoral de la sierra sinaloense, lo mismo con el asesinado Raúl Rubio Ayala, aquel que fue detenido una vez con rifles de alto poder y dijo que los usaba para la cacería de pichones, que con el hijo Saúl Rubio Valenzuela y hasta la madre de éste, quien llegó a diputada federal a cuenta de su viudez.

Aunque en la última elección hubo broncas con el PAN y Rubio Valenzuela fue candidato del PRD, siempre dentro de la alianza postmalovista, a Acción Nacional no le alcanzó el valor para dejarlo morir solo y aunque no ha habido menciones concretas de su nombre, el caso ha sido defendido en tribuna con acusaciones al gobierno municipal actual de Sinaloa municipio, de estar ocultando documentación que pudiese exculpar al cachorro.

En cambio al Chenel Valenzuela no le valieron ni las gracejadas ni los momentos felices de su brinco al barco de Malova, donde fue un inventivo bufón que siempre encontró la manera de hacerse notar y de granjearse indulgencias que disimularan su mala administración, hasta que ahora lo volvieron a reprobar en la cuenta pública.

Llora hoy por los pasillos de la política que el Pitón, su sucesor (están el seis pa’l ocho, decía una comadre) y Gerardo Vargas lo quieren meter a la cárcel. No es de dudarse, pero lo más grave para el Chenel es que si lo consiguen, se van a granjear el reconocimiento de mucha gente que no se explica cómo este hombre desaforado ha conseguido los puestos en que ha estado.

En el caso de Rosario, el exalcalde Ángel Alfonso Silva veía venir el golpe. Desde el jueves de la semana pasada se le vio por el Congreso, tratando de allegarse apoyos, pues ya le habían dicho que su cuenta venía mal. Silva fue alcalde sustituto de Edgar Augusto González Zataráin, quien dejó la Presidencia Municipal para ir por una diputación local. Lo hizo al arrancar el mes de abril, contra la opinión de sus jefes políticos y obligando al PRD a ceder la candidatura a la alcaldía rosarense para que el propio Edgar cupiese en la alianza como aspirante a diputado.

Silva dice a los suyos que recibió una administración con graves desórdenes y severos compromisos económicos que se reflejan en la situación del segundo semestre, que le califican mal, pero no ha podido encontrar la manera de enderezar formalmente la investigación contra Edgar, de modo que literalmente se encuentra en la cuerda floja, aunque confiando en que nunca llega a pasar nada.

En Mazatlán el asunto quedó formalmente dividido, con la cuenta aprobada y los bonos en circunstancia de devolución, pero ni los involucrados están en disposición de ir a regresar el dinerito, ni el famoso dragado está ya aclarado. El diputado Fernando Pucheta adelanta que personal de la Auditoría Superior del Estado sigue en las indagatorias.

DIPUTADOS FIJADOS: NOMAS

SON 15 MILLONES EN BONOS

Muchos de los regidores de los diversos municipios del estado ignoraban todo respecto al funcionamiento de un cabildo, pero les dieron chance de entrar y se fueron hasta la cocina. En los municipios con broncas de entregas indebidas de dinero se conjuntan más de siete millones para alcaldes, ediles y síndicos procuradores, y una cantidad muy parecida para colaboradores de diversos niveles en las estructuras de los correspondientes ayuntamientos.

LOS BONOS ARRASARON CON TODO,

HASTA CON ALCALDES FANTÁSTICOS

Ya visto en conjunto, uno entiende porqué el gobernador Mario López Valdez montó en cólera al enterarse de las autoliquidaciones. Contra reloj, en diciembre pasado, aguantó advertencias y admoniciones de la jerarquía hacendaria del país, incluido el poderoso Luis Videgaray, antes que condescendieran a entregarle doscientos millones de pesos para rescatar a los ayuntamientos sinaloenses, que en una proporción muy elevada, se encontraban en quiebra técnica, sin dinero para pagar sueldos, aguinaldos y hasta insumos básicos como la electricidad.

Hubo ayuntamientos que dedicaron esa ayuda casi íntegra a los famosos bonos. Otros destinaron la tercera parte y así, según sus condiciones. Quince de doscientos millones de pesos destinados a lo que ha sido calificado como la rapiña más notoria de los últimos años, es un porcentaje sumamente elevado como para que pase sin castigo, aun considerando las componendas entre partidos y fracciones parlamentarias.

Este tema por cierto, acabó con la leyenda creada por el propio gobernador López Valdez respecto de la comalada de alcaldes que salía. De ellos, el mandatario estatal destacó a cuatro que estaban muy cercanos a sus afectos, y los llamó “los cuatro fantásticos”, porque estaban dejando a sus ayuntamientos con economías muy sólidas y sobre todo muy ordenadas.

Pero hete aquí que se le vino el mundo encima a Zenén Xochihua, por ser el primero en aparecer con una autoliquidación (escandalosa además), pero detrás de él fueron cayendo Evelio Platas, de Navolato, Alejandro Higuera, de Mazatlán, y hasta Aarón Rivas, de Culiacán, quien brincó las balconeadas de Sergio Torres, o más bien de su tesorero Edgar Kelly García, aunque luego ya en el Congreso no tuvo la menor bronca ¡Faltaba más!

SÓLO UNOS CUANTOS QUEDARON

PARA HACERLE COMPAÑÍA A MLV

Martha Tamayo no nació paga guardar secretos, ni su trabajo es de confesionario, de acuerdo con las declaraciones que ayer hizo durante su conferencia semanal: cuatro secretarios de despacho se han acercado a pedir una oportunidad de ser candidatos a diputados federales el año próximo. Y por supuesto, todos encontraron una respuesta positiva.

Como hay que dar el remedio y el trapito, al hecho, doña Martha le añadió los nombres. Se trata del secretario de Educación Pública y Cultura, Francisco Cuauhtémoc Frías Castro, el de Innovación Gubernamental, Karim Pechir Espinoza de los Monteros, el de Desarrollo Económico Aarón Rivas Loaiza y el de Desarrollo Social y Humano, Juan Ernesto Millán Piestch.

El más balconeado es Frías Castro, pues acababa de declarar que no andaba tras una diputación, aunque si aparece, tampoco la rechazaría. Si se acercó a Tamayo es que sí la anda buscando. Millán Piestch ha tenido ese proyecto desde hace tiempo, de modo que no extraña, como tampoco hay extrañeza con el caso de Rivas Loaiza. De todos, nadie la ha buscado como Karim Pechir, quien del año pasado para acá, viene a todo, clausuras, inauguraciones, cierres y aperturas, bautizos, quinceaños, graduaciones, bodas y hasta velorios. De todos es también el más problemático, pues tiene en el PRI la competencia de Germán Escobar, dirigente de la CNC en el estado, y sobre ese distrito se cierne la posibilidad de la alianza con el PAS, en la persona de Víctor Antonio Corrales Burgueño.

Es difícil que todos queden: a Frías Castro le hace competencia Carlos Balderrama y hasta la mala broma de Marcial Liparoli; a Rivas le podría pegar el asunto de la equidad de género, que también es bronca para el séptimo distrito. Pero en todo caso, qué solos se iban a sentiré Juan Guerra, el procurador Marco Antonio Higuera y el desaparecido político Pablo Yamuni, resto visible del gabinete. La secretaría general de gobierno es un equipo aparte.