EN LA GRILLA

0
42
felton inaugura.jpg

*Presentan sus planes Felton y el Kory

*El eje malovista que ya no pudo ser

*Escala el enfrentamiento de priístas

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Las cosas no siempre salen como debieran o como se espera. Aun así, hay que poner buena cara ante los malos resultados y seguir adelante. No hablamos de la selección mexicana de fútbol, sino de los ya añejos resultados electorales del año pasado.

Es que en el transcurso de hoy, el gobernador Mario López Valdez realiza la gira de lo que se esperaba fuese el eje de la coalición malovista en su segunda edición, pero que no alcanzó a salir completo.

El gobernador estará por la mañana –diez horas- en el poblado de Llano Grande, municipio de Sinaloa, donde entrega apoyos de empleo temporal, en el marco del mes de la cruzada contra el hambre.

Sinaloa era el municipio pequeño que estaba destinado a la coalición panista. Los partidos de la coalición pensaron que podían amarrar el resultado colocando en la candidatura al primo del propio gobernador, Esteban López Beltrán, quien no dio de sí, y no ayudó a que lo ayudaran, aunque hay que recordar el importante apoyo que significó para el actual alcalde, Aarón Verduzco Lugo el recuerdo tan fuerte y pesado de Saúl Rubio hijo, quien perdió e hizo perder a su compañero de fórmula.

El gobernador baja luego a Guasave, para participar en la ceremonia de presentación del Plan Municipal de Desarrollo del ayuntamiento que encabeza Armando El Kory Leyson. Ese fue otro de los municipios reservados. Para los tricolores era muy importante, pues era el único de los municipios grandes que mantenía la virginidad priísta, pero si hubiese sido insuficiente la determinación del gobernador para corresponder la lealtad del Kory (determinación que no era poca, al contrario), los rivales se pudieron a modo. La senadora Diva Hadamira se salió con la suya, impuso a Rosendo Camacho Luque, quien no tenía nada qué hacer en la contienda, sobre todo por la indiferencia y hasta encono que generaba entre los demás grupos locales.

En un estado en crisis económica, con un ayuntamiento que tenía más hoyos que el queso gruyere, El Kory Leyson no puede quejarse de falta de apoyos. Cuando ha planteado le ha sido concedido, lo mismo a través de los programas derivados del famoso crédito del cupón cero, que por asignaciones directas, incluso cuando la carreta se ha atorado más allá de lo normal.

Al principio se decía que el alcalde favorito de Malova, guardando la necesaria institucionalidad, por supuesto, sería el de Ahome, Arturo Duarte, quien contendió por el PRI, por cercanía y por decisión de jugársela donde le dijeron que lo hiciera. Para empezar fue sacado adelante del atolladero en que lo metieron las urnas ahomenses.

Pero no. Si alguien ha estado cercano y ha sabido sacar partido de esa cercanía, es precisamente el hoy panista (todavía sin militancia) Leyson Castro, quien no ha brillado como se esperaba, aunque se le justifica porque supo vender muy bien la quiebra financiera en que lo dejaron sus antecesores.

Finalmente el gobernador estará en Mazatlán, a las seis de la tarde, para la presentación del Plan Municipal de Desarrollo del gobierno de Carlos Eduardo Felton González, quien le apuesta en sus proyectos a la obtención de recursos extraordinarios provenientes del gobierno federal y reforzados por aportaciones del estado..

En 2007, en su gira de despedida, el entonces alcalde Alejandro Higuera Osuna resumió sus conquistas en la pavimentación de quinientos kilómetros de calles. El alcalde electo,. Jorge Abel López Sánchez, generó risas de escepticismo cuando anunció, durante una comida con empresarios, posterior a ese evento, que él pavimentaría mil kilómetros.

Carlos Felton ya no quiso meterse en embrollos de kilometrajes, pero se fue grane con los números: mil obras, anunció a la hora de presentar el programa a los regidores. Picueco, el diputado local Fernando Pucheta Sánchez comentó que “se vale soñar”, aunque luego ofreció apoyar al munícipe.

Mazatlán inició la campaña electoral del 2013 con una expectativa de alta competencia, pero al final se volvieron a repetir los resultados tradicionales, con el PAN adelante por cinco mil votos, apoyado de nuevo en la coalición con los partidos de izquierda y sus votos, pocos o muchos, que parecen haber hecho la diferencia.

Cuando se especulaban los acuerdos y acomodos submecatum, se habló desde el principio que Mazatlán no quedaba incluido en el famoso 15-3. Algo había que dejarle a las demás fuerzas, se argumentó.

La relación de Malova con Felton ha sido de altibajos. Al principio parecía imposible la química. Aún los chistes de cortesía emitidos por Felton enfrentaban respuestas ácidas. Los propios voceros divulgaban fotos en que uno y otro aparecían juntos en los presídiums, pero volteando hacia puntos contrarios. Se dice que Felton incumplió acuerdos de distribución de espacios y representaciones, pero las cosas han cambiado en las últimas semanas, en que las expresiones de mutuo respaldo han aparecido con más frecuencias y aún las actitudes personales han sido más cercanas y a veces hasta parecen cálidas.

La gira de este eje es hoy, pero las elecciones fueron hace un año. Las que importan ahora son las que vienen, y ya el Kory dijo, fuera de todo orden, que apoyará a alguien de los suyos para que busque la diputación federal del cuarto distrito, mientras en Mazatlán crecen las especulaciones de que en el PAN se impulsaría la candidatura de doña Silvia Treviño, primera dama del municipio, por más que ella misma dijo a Sinaloa enlínea que no le interesa en estos momentos participar en la política, porque es una actividad muy cochina.

ENCONO PRIÍSTA: ¿ES

NOMÁS EN LAS REDES?

Desde el “desayuno de la unidad” a que convocó Martha Tamayo en un restaurant de la zona dorada, quedó claro que en Mazatlán no habría tal unidad. Ahí mismo, en su cara, Jorge Abel López Sánchez le advirtió que no aceptarían lo que llamó “unidad impuesta”, elemento este, el de la imposición, que ha sido el principal argumento de batalla de los jorgeabelistas.

El viernes pasado, la dirigencia estatal priísta reunió a las dos fórmulas contendientes por la dirigencia, para que firmaran en público un convenio de civilidad, en que se comprometen no sólo a reconocer los resultados, sino a sumarse al trabajo del ganador, buscando sobre cualquiera otra  cosa, “la unidad del partido”.

Las dos partes recibieron con agrado el convenio, pues unos y otros temían a los grupos extremos de los contrincantes. Locos hay por todos lados, pero nos unos destacan la locura de los extremistas de sus rivales, y viceversa.

Pero apenas dos horas después de firmado el convenio, estalla la guerra en las redes sociales, que escala a posiciones cada día más fuertes, a insultos cada vez más abiertos, sobre todo contra la presidenta estatal del PRI, Martha Tamayo, quien no sólo recibe acusaciones de que quiere imponer a Ricardo Ramírez González, sino también de andar comprando votos, y finalmente agresiones personales con caricaturas despiadadas.

Un personaje muy cercano a la parte jorgeabelista subió con su propio nombre lo que otros subieron mediante seudónimos, acusando al delegado Eduardo Garrido Achoy de presionar para que los delegados apoyen a Ramírez González , en perjuicio, por supuesto, de Eduardo Arce Becerra.

Aunque los ramiristas empezaron a responder con tibias aclaraciones y desmentidos, no faltó quien se lanzó a fondo no contra Arce, sino directamente contra Jorge Abel. Lo curioso es que este grupo de jorgistas está generando muchas expresiones de apoyo, pero sobre todo entre personas que no militan en el PRI y que además festinan sus divisiones y enfrentamientos.

A este paso, ni el convenio permitirá que las cosas puedan darse con un resultado tranquilo.