EN LA GRILLA

0
56
Yasser Alan.jpg

*Culpa Barajas a funcionario de la crisis granera

*Nadie ha hecho algo por detener a los gigantes

*¿Qué va a pasar con el director del Isjuve?

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

En plena crisis agrícola el diputado federal Blas Rubio Lara, del PRI, acusa a Aserca de haber pactado con los industriales un precio al maíz por debajo de los costos de producción. Concretamente, habla del subdirector de comercialización, Héctor Rima, cuyas decisiones., dice, tienen comprometido a todo el sector.

Este señalamiento fue hecho inicialmente en  la Tribuna de la Cámara de Diputados, pero aún con la resonancia de ese espacio, no ocurrió nada.

De acuerdo con la información recabada, el precio que los intermediarios estaban acordando don los productores estaba por debajo de los tres mil trescientos cincuenta pesos por tonelada, por lo que fue necesaria la intervención del secretario de Agricultura, en cuyas oficinas se acordó con los productores sinaloenses un precio piso de tres mil quinientos pesos, más una compensación de trescientos cincuenta pesos.

El acuerdo sin embargo no ha sido aplicado. Los bodegueros argumentan que el gobierno federal no les ha hecho llegar los recursos necesarios para hacer los pagos adicionales. Incluso hubo un comentario del propio Héctor Rima en el sentido de que no ha habido nunca un ofrecimiento de trescientos cincuenta pesos adicionales.

Como se ha informado, esto motivó la protesta de los maiceros, quienes mantienen un plantón ante la delegación de Sagarpa en Sinaloa y marcharon a Guadalajara, donde se realizaba un foro de la secretaría. Ahí se les ofreció una nueva entrevista con el secretario Enrique Martínez y Martínez, para el próximo martes, en Culiacán.

El diputado Barajas se declara confiado en que esta entrevista servirá para determinar las fechas de pago. El secretario tendrá que traer una respuesta concreta, indica.

Sin embargo, insiste en que se trata de algo provocado por el subdirector de Aserca, si bien precisa que tampoco confía por completo en el titular de la dependencia, Baltazar Hinojosa, quien tendría que haberse dado cuenta de las acciones, actitudes y decisiones del subdirector.

A causa de esas malas decisiones, indica, hoy el gobierno federal tiene que desembolsar mil quinientos millones de pesos que permitan completar el ingreso de los productores de maíz, pero no es lo único, pues algo similar ha ocurrido con los casos del sorgo, el trigo, el frijol y el garbanzo, donde hay adeudos muy graves y un problema de carácter social por la falta de respuesta a los productores.

En total, señala, el gobierno tendrá que soltar por lo menos tres mil millones de pesos que no tiene, y sólo por un funcionario que tomó decisiones equivocadas, o quizá interesadas. Precisamente a esa carencia atribuye Barajas la tardanza en el cumplimiento del acuerdo con los productores.

Entendemos, indica, que las cosas están difíciles, pero la situación de los productores es insostenible. Aun cumpliéndoseles los tres mil ochocientos cincuenta pesos por tonelada, sus costos de operación apenas si saldrán parejos. En  este momento ya su condición es de deuda, y corren el riesgo de no ser habilitados a tiempo para los próximos cultivos.

LAS NEGRAS PERSPECTIVAS

PARA LOS PRODUCTORES

Mientras los campesinos sinaloenses luchan por obtener un precio justo, en el ámbito nacional las perspectivas son diferentes, y marcan con toda claridad las tendencias del mercado y de la autoridad.

En su portal de noticias, de Cámara Nacional del Maíz Industrializado, nada menos (www.cnimaiz.worldpress.com), incorpora unas declaraciones del delegado de Sagarpa en Querétaro, Gustavo Nieto Chávez, advirtiendo que el precio del maíz podría bajar en los próximos meses hasta en un veinte por ciento “en el mercado mundial para quedar alrededor de dos mil quinientos sesenta pesos.”.

El funcionario advierte esta situación a los buenos resultados de la agricultura en los Estados Unidos, y advierte a los productores que no especulen con los precios porque podría ser muy riesgoso, y les recomienda acogerse al figura de la agricultura por contrato.

Desde hace tiempo hay una polémica respecto de la manera en que se ha manejado la comercialización de los granos. El maíz por ejemplo, depende para sus precios de la Bolsa de Chicago, donde el punto de referencia en la producción de maíz estadunidense, que es amarillo. En México el maíz que se consume en el alimento para la gente es el blanco, y de ese, el mejor es el maíz sinaloense. A pesar de ello, se mantiene todo amarrado al precio de un maíz forrajero, amarillo, que no tiene gran cosa qué ver en el mercado mexicano.

Y para redondear, la observación que todo mundo hace: las cotizaciones del maíz van siempre a la baja en beneficio de los industriales de la masa, pero éstos no reflejan esas bajas de su principal insumo en el precio de la harina de maíz nixtamalizado, y por supuesto, tampoco se refleja en el precio de la tortilla, que es lo que más nos importa.

A lo largo de este gobierno se ha trabajado intensamente en las reformas que los integrantes del gobierno consideraban inaplazables. En razón de ese propósito se ha incurrido en una serie de despropósitos como centralizar todavía más la vida nacional, poner las leyes electorales al servicio de los partidos políticos, como si ellos fuesen los importantes, y no la ciudadanía a la que debieran aspirar a representar digna y eficientemente.

Pero ese furor reformista no ha llegado al campo. No se le ha tocado un pelo al sistema de comercialización, que no sólo es deficiente, sino de actitud viciada, como lo demuestra la situación de nuestro principal cultivo, que es el maíz, donde las cosas están al servicio de apenas tres grandes industrias que lo controlan todo.

ÉPOCA DE DEFENDER

LOS DERECHOS

Fue curioso ver en Mazatlán a decenas de médicos marchando por el malecón, en defensa de sus derechos o de lo que consideran sus derechos.

Como en Mazatlán, en muchas ciudades del país hubo marchas de profesionales de la medicina –médicos, enfermeras, paramédicos- que exigían reformas para eliminar la responsabilidad legal de los doctores.

Esta movilización es una respuesta a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que ordenó la encarcelación de dieciséis médicos del IMSS de Guadalajara, a quienes se señala responsabilidad por negligencia médica.

El caso es el de un niño que fue diagnosticado equívocamente y que fue sometido a dieciséis operaciones, al final de las cuales terminó perdiendo la vida. Una carnicería que sólo demostró ineficacia.

Este asunto demostró también la indefensión de los mexicanos ante problemas de este tipo: la Conamed –Comisión Nacional de Arbitraje Médico- determinó que hubo negligencia, pero asombrosamente determina que no existe responsabilidad de nadie. Si se elimina la responsabilidad médica como ahora piden los doctores, la sociedad mexicana perderá hasta esa lejanísima expectativa de justicia.

Es muy positivo que cada gremio defienda sus derechos. Los médicos no se manifestaban públicamente desde las huelgas de 1964, cuando el gorilato de Gustavo Díaz Ordaz los garroteó y encarceló; pero también hay una sociedad que merece protección jurídica. Con frecuencia, los ganaderos exigen que se levanten las disposiciones que castigan a los dueños del ganado suelto que provoca accidentes carreteros. Los transportistas exigen reconsideración a las disposiciones del Código Penal que sanciona más severamente a los conductores del transporte público que a los particulares. Una cosa son los derechos gremiales y otra es la indefensión de la sociedad.

LO AGARRARON: ¿DE

ENCARGO O EN EL CÁCALO?

Alán Yasser López Álvarez está en el ojo del huracán, y si alguien en el gobierno quiere darle una satisfacción a la sociedad sinaloense, probablemente tendrá que ser sancionado y por lo menos perder la chamba con que lo benefició el gobierno de Mario López Valdez.

Los jóvenes panistas de Ahome acusaron públicamente a Yasser, a través de los Noticieros Altavoz, de haberse asutoasignado becas para ir a estudiar (¿?) en diversos países de Europa, lo que de ser cierto, constituye una irregularidad bastante grave que en efecto, debe ser sancionada.

El asunto ha crecido al punto que ya empezaron a opinar dirigentes empresariales, por cierto cercanos a Acción Nacional, que es el que ha mantenido vivo el caso, a pesar de que Alan Yasser viene de la coalición malovista y además de los que ejerció la mano dura contra los priístas en aquellos tiempos en que la victoria llegó como un huracán arrasando todo.