EN LA GRILLA

0
58
grilla 19.jpg

*Todos rechazan que hubiera línea para la ASE

*A la vista, los jaloneos por el PRI mazatleco

*Perfiladas tres mujeres dirigentes del tricolor

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

El primero fue Francisco Solano Urías. El coordinador de la bancada panista dijo con todas sus letras que el proceso de elección del nuevo auditor Superior del Estado fue transparente y completamente apegado a las disposiciones legales. No utilizó figurar retóricas ni elementos que aminorasen el impacto de su aval, fue directo.

El nuevo auditor, Antonio Humberto Vega Gaxiola, más conocido como Toño Vega,  fue electo, como ya se sabe, por treinta y ocho votos contra uno, y una ausencia. El único votante en contra fue Miguel Ángel Camacho, diputado por Ahome, a quien los que le conocen describen como un panista de cepa, de los que no aceptan ni negociaciones ni imposiciones. Su coordinador sin embargo, está muy cómodo, tanto como los demás legisladores blanquiazules siete, mas el disidente.

Héctor Melesio Cuen Ojeda también defendió la limpieza del procedimiento y de la elección. Explica que durante la entrevista que le hicieron, Vega Gaxiola fue el más contundente, el que mostró más conocimiento de los asuntos que aspiraba a manejar, conocimientos prácticos, no sólo de los que tienen que ver con la teoría o la academia, sino los adquiridos en la práctica profesional.

Tajante, asevera que no hubo línea- -Por lo menos no a nosotros, con nosotros no hanbló nadie, fue sólo que votamos entre nosotros, platiqué con Rosario Mzría del Rosario Sánchez Zataráin, diputada por el PAS), y con Robespierre (Lizárraga Otero, también legislador pasista) y llegamos a la conclusión de que esa era la mejor solución.

-Nosotros, asienta Cuen, no negociamos con nadie. Sólo tomamos acuerdo con nosotros y no recibimos ni aceptamos consignas.

La designación de Toño Vega fue recibida con más asombro por la cantidad de votos recibidos que por la develación del misterio de quién sería el auditor. Su mayor tropiezo visible podría haber sido la Coparmex, que opuso a la elección de un político con tal fuerza, que parecía estar en la orilla de dar el nombre del exfuncionario de los gobiernos priístas. Ni falta hacía. Contra él iba.

Sin embargo, tras la elección, sobre todo tras la participación de los diputados panistas con ocho de sus nueve votos a favor, a la Coparmex no le quedó de otra que apechugar el hecho, y pedir al nuevo titular de la ASE que cumpla con las disposiciones legales y que sancione todas las irregularidades que ya habían sido ventiladas.

A una conclusión parecida llegó el analista Elio Edgardo Millán Valdez: la primera prueba de Vega Gaxiola serán los asuntos que hizo públicos Marco Antonio Fox Cruz. Si les da curso, estará satisfaciendo las expectativas de la sociedad. Si no lo hace, simplemente confirmará las sospechas de quienes no estuvieron de acuerdo con él.

Desde luego, nadie como el mismísimo Jesús Enrique Hernández Chávez para ilustrar el nivel de aprecio que los diputados tienen no sólo por su papel, sino también por su independencia. ¿Presiones del tercer piso? ¿cómo? Tendrían que haber hablado con nosotros y con nosotros no habló nadie.

LOS GOLPETEOS EN EL PRI

Ocho candidatos a la presidencia del comité municipal del PRI son demasiados para la candidatura de unidad a que aspiraba la dirigencia estatal. En realidad las cosas se han ido decantando al punto de enfrentar a sólo dos corrientes, aunque cada quien mantiene sus armas en vela, por si es necesario lanzarse a una guerra individual.

Ayer la liebre saltó por donde menos se esperaba. Fue nada menos que don Giklberto García, el famoso “tostaditas Johny”, quien le puso el cascabel al gato, y advirtió que el pleito tiene sólo dos sopas: la de Ricardo Ramírez, quien llega como candidato de los grupos jorgeabelistas, y la del propio Jorge Abel. Es más: este hombre siempre mesurado, advierte que todos los candidatos, con excepción de Ramírez, son parte de la estrategia del actual delegado estatal de la Semarnat.

Formalmente están inscritos ocho:  Francisco Antonio Medina Acosta, Pedro Rodríguez, Ricardo Ramírez, Blas Corrales, José Luis Arreola, Eduardo Arce Becerra, Javier Calderón y Luis Antonio Aguilar Colado. Eran nueve, pero se retiró el abogado Ernesto del Valle, regidor durante la pasada administración.

Pancho Medina en realidad es personero del grupo –de algún modo hay que llamarlo- de Juan Osuna Gamboa; José Luis Arreola trabajó cercano a Irma Tirado durante la candidatura a la Presidencia Municipal; Javier Calderón ha ido de grupo en grupo, y aunque también trabajó para la campaña de Irma, no parece ser el candidato de ésta; Pedro Rodríguez es la carta con que jugarían los jorgeabnelistas si no se llega a acuerdos que les sean satisfactorios, mientras que Blas Corrales y Luis Antonio Aguilar Colado están dispuestos a irse en el momento en que sea necesario, pues no ganaron la interna del jorgeabelismo, ni estuvieron cerca de hacerlo-

Pero en realidad lo que Jorge Abel y su gente aceptarían como acuerdo sería a Eduardo Arce Becerra, quien tiene apoyo en otros grupos. La cosa es que varios de los que por inclinación natural apoyarían a Arce, están hoy con Ricardo Ramírez, y también los que no lo apoyarían.

De aquí al veinticuatro se irán decantando las cosas y se sabrá fundamentalmente si López Sánchez se mantiene en pie de lucha con Eduardo Arce, o si se retira a la candidatura individual de Pedro Rodríguez. Sus rivales no piensan cejar con Ricardo Ramírez González, el exalcalde sustituto que por cierto, ya terminadas las gestiones de ambos, se echó un tirito verbal con Jorge Abel, en tiempos en que no había campaña de nada, de modo que el jaloneo viene de lejos.

VA TERMINANDO EL PROCESO

En varios de los municipios, los priístas han presentado dos planillas. Es el caso de Rosario, que dirimirá entre la fórmula de Antonio Peña Trapero como presidente y Karla Vanessa Flores Sánchez como secretaría general; y Carlos Alberto Rubio Valdez y Deysi Adalidia Parra Peinado, para la presidencia y secretaría general, respectivamente.

En Escuinapa es candidatura única, con una mujer al frente: Aida Guadalupe Alduenda Barón y Porfirio Salas Barrón. Ellos por supuesto, van en caballo de hacienda.

En otros dos municipios irán también mujeres a la cabeza: en Cosalá, María Guadalupe Acosta Morales para la presidencia y José Trinidad Rodríguez Edeza; y en Sinaloa municipio, con Irasema Llanos García e Israel Bojórquez.

El esquema de planillas únicas funcionó en Choix, Sinaloa, Salvador Alvarado, Mocorito, Badiraguato, Navolato, Cosalá y Escuinapa.

A pesar de que en Mazatlán ha habido nueve aspirantes –aunque hoy quedan ocho, como ya se dijo, todavía no se cierra el registro. El plazo termina el día 24, lo mismo que en los municipios de El Fuerte, Ahome, Culiacán, Elota, San Ignacio, Concordia y el propio Mazatlán. El plazo es hasta el día 24.