EN LA GRILLA

0
41
ARMANDO VILLARREAL.jpg

*Exigen al PRD factura electrónica en el ayuntamiento

*Insiste Villarreal en que el municipio le preste el predial

*Sagarpa no les manda dinero, pero verán al sefcretario

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Todo por el cochino dinero.

El PRD, que durante la elección local anterior, como en la previa fue aliado político del PAN y por tanto impulsor de la candidatura de Carlos Felton González, hoy está en contra del alcalde por diferencias de pesos y centavos, por doce mil setecientos cincuenta y cuatro pesos mensuales, para ser exactos.

Es cierto que ya desde antes se habían ventilado algunas diferencias. El PRD o su dirigencia buscaba espacios en el área jurídica del ayuntamiento, para completar la cuota de espacios que creía merecer, y Felton se limitó a mantener el mismo número de elementos y los mismos puestos que tenían al finalizar la administración anterior.

Aunque la explicaciones fueron otras, el hecho llevó a una ruptura verbal con el municipio, al grado que el presidente del comité ejecutivo municipal, Jesús Cacique Almaral, pidió a sus correligionarios que hiciesen un acto de conciencia para decidir si se sumaban a la ruptura o permanecían en los puestos que detentaban. Nadie juzgó necesario abandonar la nave, y mucho menos la nómina.

El PRD saca cuentas: si el resultado de la elección arrojó una ventaja de cinco mil ciento ochenta y tres votos para el candidato de la alianza encabezada por el PAN, el PRD, por muy mal que ande en su voto duro, tuvo que haber sido la diferencia que llevó a Felton al triunfo, pero ni por esas le reconocen mayor preponderancia que la que le había dado Alejandro Higuera, quien en cambio compensaba a esa part4 de la izquierda con otro tipo de apoyos, desde los operativos para sus eventos, hasta los de comprensión personal ante emergencias y accidentes.

La ruptura ahí quedó. Ante el éxito no obtenido con sus compañeros, Cacique Almaral simplemente dejó que el tema muriese de inanición, con la esperanza de que alcanzara vida vegetativa y de poder revivirlo un poco más adelante.

Fue efectivamente, un poco más adelante,. Muy poco.

Ayer algunos miembros del comité ejecutivo municipal se manifestaron  en la puerta del Palacio Municipal, en protesta porque la administración municipal les está reteniendo las prerrogativas que está obligada a entregarle mes con mes, y que se calculan de acuerdo con el número de regidores que cada partido alcanza a colocar dentro del ayuntamiento.

Este mes, los doce mil setecientos cincuenta y cuatro peros que corresponden al PRD no alcanzaron a llegar. Desde el día quince nos traen vuelta y vuelta, dice Cacique Almaral, y sólo nos responden con pretextos. Aunque el PRD no ha estado en el pináculo del poder, es parte del sistema de partidos y gobiernos que existen en el país, y por tanto tiene la posibilidad de obviar muchos de los trámites que debe realizar cualquier ser persona física o moral común y corriente. ¿Tendrá idea el dirigente de los días en que echa vueltas un cobrador sin partido para poder hacer efectiva una factura? A los perredistas les bastó del 15 al 18 para estallar y manifestarse.

El tesortero municipal Carlos Tapia, dice, ha pretextado que ya no les pueden aceptar el recibo tradicional y les exige la entrega de una factura electrónica, “como si se tratara de una empresa”. Son los cambios que su partido avaló en materia fiscal a nivel nacional. Si no, que les pregunten a los causantes pequeños, quienes dejaron de ser Repecos y pasaron al régimen de incorporación fiscal, que tarde o temprano los obligará a todo eso de lo que ahora se queja Cacique.

De acuerdo con el dirigente, otros municipios están entregando las prerrogativas de manera normal, porque saben  que los partidos no son sujetos a cambios como la entrega de las facturas electrónicas.

En respuesta, la secretaria del ayuntamiento, María del Rosario Torres Quiñónez, asevera que sui hay algún municipio que esté entregando recursos bajo el viejo sistema de comprobación, está mal. Los equivocados son ellos, nosotros, sentencia, no vamos a violar la ley.

Ahí se van a ir. Pudieron dejar al PRD fuera de la elaboración de políticas públicas para el municipio; pudieron haberles limitado el número de espacios, la cuota de funcionarios; pudieron hasta haberlos retirado de la plazuela cuando promovían las firmas contra las llamadas reformas estructurales. Todo eso puede ocurrir sin que las cosas vayan más allá de una respuesta retórica, pero evitar que el dinero les siga fluyendo, eso sí que no.

Por cierto que si el gobierno municipal está empeñado en cumplir don las nuevas disposiciones fiscales, tendría que haber exigido las facturas electrónicas (si es que tiene la razón) a partir del mes de abril, y no de junio. A menos que a estas alturas, con el carácter nacional de los partidos y con la cantidad de recursos económicos que se les asignan, todavía haya quien crea que son micro, pequeñas o medianas empresas. Por el contrario, son de las más fuertes de todo el país.

VILLARREAL SIGUE ENAMORANDO

A REGIDORES; CASI CAEN ALGUNOS

Muy grande debe ser el amor del gobierno estatal por los municipios, cuando sigue cortejándolos para que acepten la transferencia del impuesto predial a las potestades cobralonas de la propia administración estatal. Ayer el secretario de Administración y Finanzas, Armando Villarreal, se reunió por segunda ocasión con los regidores mazatlecos para analizar ese mismo tema.

Debe ser mucho el cariño, cuando el enamorado financiero del estado se sobrepone a los rechazos que una y otra vez le han manifestado en el ayuntamiento. Tras la primera reunión, hasta los regidores del PAN y la dirigencia misma de ese partido se manifestaron en contra, sumándose a sus compañeros priístas, que no quisieron ser vinculados con un posible apoyo a la propuesta.

Se trata, como ya se sabe, de que el gobierno estatal ofrece a los ayuntamientos convertirse en empleados suyos, agarrando la chamba de cobrador del impuesto predial, lo que permitiría enm contraprestación, entrar en el fondo de repartición de una bolsa adicional de recursos federales, a condición por supuesto, de que alcancen buenos porcentajes de cobro, de que cumplan con otros requisitos y de que superen en la competencia a otras entidades que también tendrán derecho a optar por semejante posibilidad.

En cambio, ha dicho Villarreal, los municipios podrán recibir de regreso el dinero, diario si así lo quieren, cada quincena, cada mes, o en partidas más distantes. Aunque por supuesto, también pueden integrarlo a una bolsa conjunta que financiaría obras, con un nuevo atractivo: una aportación más de recursos federales.

Claro que los municipios grandes necesitan de los ingresos del predial seguros, a la mano y sin intermediación, porque con eso financian buena parte de su gasto operativo y aún de la inversión en obras, sin someterse a los vaivenes hoy tan frecuentes de las participaciones federales, pero hay algunos ayuntamientos con tan mala recaudación, que esa intervención eststal es lo mejor que les puede pasar, de modo que sea el estado el que llegue, presione, amenace y eventualmente embargue a los morosos.

Por lo pronto ya hay regidores del PAN que dejaron de pensar tan tajantemente como antes. Todavía no hay acuerdo, pero suena interesante, dice Loar López, uno de los regidores azules más cercanos al alcalde Carlos Eduardo Felton González. Loar pone el ejemplo de algunos hoteleros que deben hasta diez millones de pesos, con lo que se infiere que el estado sí tendría capacidad para hacer efectivo el cobro que hasta ahora las diversas administraciones municipales –incluida la actual- no han podido lograr.

Si Felton quiere que se apruebe el traspaso, tendrá que sortear un hecho contundente: está en minoría técnica dentro del Cabildo. Por supuesto que si el tema le interesa al gobernador, le interesa también a los regidores de Martín Heredia, quienes harían causa común con sus casi excompañeros de bancada. El problema será convencer a los perredistas, quizá a al del PAS y finalmente a la mitad de la bancada priísta.

¿LOS CONVENCERÁ

CON SU LINDA CARA?

Cientos de productores agrícolas de Sinaloa se movilizaron para manifestarse permanentemente ante las oficinas de la Sagarpa en Culiacán, y otros mil se arrancaron al Foro de Políticas Agropecuarias que la propia dependencia organiza en Guadalajara. Se trata por supuesto, de protestar por el incumplimiento de los acuerdos para comercializar el maíz con un precio piso de tres mil quinientos pesos la tonelada, y apoyos adicionales de 350 pesos, también por tonelada.

Los dirigentes fueron a México, encabezados por el gobernador Mario López Valdez y después de varias vueltas regresaron con ese compromiso. Menos de lo que habían obtenido el año previo, pero un poco más de lo que les ofrecían los industriales, que se plantaron en tres mil trescientos cincuenta.

La bronca es que el dinero no llegaba y cuando preguntaban les decían que sí, que ya merito, que el siguiente martes, o el otro, o dentro de 48 horas, al cabo de las cuales tampoco hubo nada. Por eso se movilizaron, y aunque desde el sábado les anunciaron que no tenían que ir a la capital tapatía porque ya les tenían una respuesta. De todos modos fueron y de todos modos les dieron la respuesta. La buena noticia era que el secretario Enrique Martínez y Martínez vendría a Sinaloa a reunirse con ellos el próximo martes.

Seguramente que los productores habrían agradecido mucho más que les anunciaran el depósito de los incentivos, la manita de cochi a los industriales para que aceptaran el precio piso, pero no. Lo que consiguieron fue un anuncio de que el secretario vendrá a convencerlos, si no con hechos, sí con su linda cara-

Con decirles que Juan Guerra, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del gobierno del estado, no se animó a afirmar que el martes se iría a tener un resultado definitivo.

Pero bueno, tendrán otra vez la oportunidad de ver al señor secretario de Sagarpa.