EN LA GRILLA

0
52
MADERO.jpg

*Gustavo Madero dice venir en pie de guerra

*En el PRI local, los que pueden no quieren

*Todavía les quieren quitar cobro del predial

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Gustavo Madero no está dispuesto a aflojar. Los cuestionamientos de sus enemigos, que lo ubicaban como oficialista lo tienen convertido en un político de fuste que condena prácticamente todo lo que hace el gobierno de Enrique Peña Nieto, y que insiste en fórmulas que les dieron algunas victorias, haigan sido como haigan sido: las alianzas electorales con el PRD.

Como cualquiera que tiene la obligación de vender, Madero empieza por anunciar que va a ganar la mayoría de la Cámara de Diputados que se renueva el año próximo, y que tendrá a los mejores candidatos para las elecciones locales en diecisiete estados de la República.

Por lo pronto, contra las opiniones de muchos de los cuadros panistas, Madero sigue pensando en las alianzas, llegando a aplicarlas incluso fuera de las fórmulas jurídicas. En estos momentos hay proceso electoral en Nayarit, y ahí, dice, se aplicó una alianza de facto. Lo que vamos a hacer es la aplicación de candidaturas comunes, explica. En Nayarit hay municipios en que el PAN no registró candidaturas para que el electorado apoye las postulaciones del PRD, y viceversa: donde el PAN es competitivo, los perredistas no registraron.

En diversos estados, incluso en donde las alianzas fueron ganadoras, la reacción contra las alianzas ha sido muy fuerte, muy acendrada, pero Madero va adelante con sus proyectos aliancistas porque está convencido de que así ganarán espacios, aunque se cuida de precisar que no se trata de partidos ni de siglas, sino de detener los rasgos autoritarios con que el PRI gobierna.

Lo que más llamó la atención de las declaraciones de Madero fue la aseveración de que los subsidios al campo son perversos y están orientados a preservar el mercado electoral priísta.

Los subsidios al campo no están funcionando en ningún sentido, incluso ni como fuente de simpatías para el PRI. En estos momentos Sinaloa pasa por momentos muy difíciles porque los apoyos al campo no han fluido, ni en el cultivo de frijol, ni en el de garbanzo, ni en el del maíz, pero además, los subsidios del campo vienen del vetusto régimen priísta, sólo que pasaron por los dos sexenios panistas sin cambio ni reorientación, y tal cual pasaron al regreso del priísmo a la conducción del país.

Estos planteamientos forman parte de un discurso fuerte, duro, en que Madero sustenta el liderazgo después de esta reelección. Por ello incluso el asunto del Pacto por México es sometido a revisión, aunque se declara dialoguista y adelanta que va a a mantener esa actitud, aunque la condiciona a resultados, lo que no hacía antes, cuando incluso discutía fuertemente con quienes lo cuestionaban desde dentro.

La comida de ayer con El Cuchupetas contó prácticamente con todos los cuadros sinaloenses que estuvieron con él durante la elección. Por supuesto, acudió el dirigente estatal Edgardo Burgos Marentes, como acudió Adolfo Rojo Montoya, el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados; acudió el alcalde Carlos Felton González y estuvo el exalcalde Alejandro Higuera Osuna, quien se dejó venir desde Culiacán después del mediodía, para poder estar en la vieja villa del Río Presidio; estuvo por supuesto Martín Heredia Lizárraga, igual que la exdirectora de Planeación Municipal, Nadia Haydee Vega Oliva, los regidores Loar Suzek López y Roberto Osuna, feltonistas, y Heriberto Reséndiz, el establo de Heredia.

Los que no aparecieron fueron los cuadros que estuvieron con Cordero. Ni el senador Francisco Salvador López Brito, que por su presencia en la Cámara Alta es relevante, ni la dirigencia panista en Culiacán, ni los emisarios de HJeriberto Félix Guerra, que oficiaron en el corderismo. Se les extraña porque hubo quien manejó la operación cicatriz como un motivo de este encuentro. Si así era, les cobró cicatricure, o tepezcohuite.

PRI: LOS QUE PUEDEN Y NO

QUIEREN; Y LOS QUE SÍ, PERO NO

En los corrillos priístas de Mazatlán se han formado ya dos grupos de personajes que pueden o quieren entrar a la competencia por la presidencia del comité municipal de ese partido.

Están los que han sido manejados por grupos, corrientes y cuadros, pero dicen a todo mundo que no quieren.

Está el caso de Eduardo Arce Becerra, quien contaría con el apoyo de prácticamente todos los grupos, quizá sólo uno o dos que se pronunciarían abiertamente en contra, pero Becerra dice que no, que hay gente que puede ser considerada.

Está Esperanza Kazuga, quien podría alcanzar la unanimidad, pero ha aseverado a Sinaloa enlínea que ella va a mantenerse los tres años en el puesto de regidora que actualmente tiene, es decir, se fue por la diplomacia para dar las gracias a sus seguidores.

Y está Melesio Gaxiola Zamora, quien también generaría mayorías absolutas o hasta unanimidad, pero que no ha dado color., Aparentemente tanto él como Eduardo Arce sí tienen una aspiración de ese tipo, pero han preferido o condicionarla o de plano guardársela para no pasar por golpeteos innecesarios.

En la otra categoría hay aspirante que ya andan en campaña abierta, como José Luis Arreola Montoya, Francisco Medina, Blas Manuel Corrales y José Trinidad Tirado Olvera, quienes han realizado tareas de promoción, de organización y de propaganda, pero que dependen de la fuerza de sus respectivas corrientes.

Está también Milay Quintero, quien tiene a su favor el ser mujer, algo que pesa mucho en estos tiempos en que la equidad de género no sólo es políticamente correcta, sino hasta productiva, pero que en cambio se atora con la mala relación que por el momento están pasando el tercer piso y la dirigencia priísta en el estado.

Este sábado  14, el tricolor emite su convocatoria para elegir dirigente en varios municipios, Mazatlán entre ellos, de modo que a fin de mes el misterio ya estará develado. En Culiacán apuestan doble contra sencillo a que habrá candidatura de unidad; en el grupo jorgeabelistas todos confían en que su jefe ya tiene armado todo lo necesario para lanzar su propia planilla y, lo que es más importante, ganar la elección.

NO QUITAN EL DEDO DEL

RENGLÓN DEL PREDIAL

A pesar de la mayoritaria opinión negativa, el secretario de Administración y Finanzas del gobierno delk estado, Armando Villarreal Ibarra ha insistido en convencer a los regidores mazatlecos de que deben aceptar la oferta de hacerse cargo de cobrar el impuesto predial para suplir las deficiencias e insuficiencias de los ayuntamientos sinaloenses.

Por una parte el panista Loar Susek López dice que se advierte un buen propósito y una expectativa positiva, todavía no se puede hablar de que la propuesta haya sido aceptada.

Por otra el priísta Guillermo Quintana Pucheta advierte que no se puede aceptar una cosa como esa, porque se genera el riesgo de que grandes causantes terminen por ampararse y evadir legalmente el pago de ese gravamen.

Quintana insiste en que debe haber un estudio jurídico que garantice la plena juridicidad del traspaso, pues a simple vista se ve que contraviene las disposiciones constitucionales lo que puede dar pie a amparos porque el cobro y notificaciones los hace una autoridad ajena a esas tareas.

El anzuelo del relevo es el posible reparto de una bolsa que no llega a los ciento cincuenta millones de pesos, y que no sólo es insuficiente frente a los retos que la medida trae consigo. Ya veremos las respuestas que deban dar la semana próxima.