EN LA GRILLA

0
29
Ing. Cuen

*Fustiga Malova malos resultados en las familias

*Jorge Abel concentra la atención de sus rivales

*Sergio Torres abrió el frene contra HM Cuen Ojeda

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

No sólo era la temperatura ambiente. Había calidez en la recepción al gobernador Mario López Valdez en el evento de Rosario. La gente estaba metida de veras: no era el aplauso formal, sino una entrega absoluta como no se ve en las ciudades grandes. A Malova le fue difícil recorrer el pasillo central de la doble carpa armada para esta visita que en un solo evento conjuntó la entrega de tres obras de infraestructura –carretera y urbana- y el rescate del retablo del templo parroquial.

Fue un evento completo, al que asistió la mayor parte de los exalcaldes (curiosamente con dos notorias excepciones: Edgar González, su compañero de fórmula en 2010, y Gilberto Durán, primer panista que ganó la alcaldía), mucha gente, un buen recibimiento a su gallo, Karim Pechir y un entusiasmo que se desbordó a la hora de presentar al cura de la parroquia.

Esa calidez, mayor aún que el intenso calor, llevó al gobernador a ir más allá de su discurso sobre las acciones realizadas y los compromisos establecidos para impulsar nuevos proyectos, como la Presa Santa maría, que ya tiene asignados mil doscientos millones de pesos para este año. De las obras pasó a la obra humana y con ella a la situación familiar, un discurso que aborda con frecuencia, pero que ayer llamó la atención porque, centrado en la relación padres hijos, y sobre todo en las fallas de los padres para identificar las desviaciones de los muchachos, parecía relacionado con el severo debate que provocó el procurador con el caso de la activista social Sandra Luz Hernández, asesinada por buscar a su hijo, que ahora es señalado por el procurador como posible secuestrador y asesino, revelando además que el acusado de matar a Sandra dijo tener miedo de que ella “le ganara el jalón”.

Malova aborda con frecuencia este tema, pero en estos momentos de polémica no dejó de llamar la atención entre quienes tenían la información sobre aquel caso.

La calidez rosarense había surtido efecto. En el discurso recordó la buena recepción que tuvo en este municipio durante la campaña de 2010 y en la conferencia de prensa cerró con un recuento de las dificultades que ha debido vencer a lo largo de su vida, desde las penurias infantiles, las limitaciones económicas familiares, lo que batalló para entrar a la política, para ser gobernador y para gobernar, porque siempre hay grandes dificultades, aunque por supuesto, es algo que ha disfrutado mucho por la posibilidad de hacer algo a favor de los demás.

En cambio al alcalde de Escuinapa,  Bonifacio Bustamante, no le cerró bien la gira. Al terminar el gobernador se subió a su camioneta, se hizo acompañar del presidente municipal anfitrión para ir al helipuerto, y Bonifacio, que fue presentado como invitado al evento, se quedó en la banqueta, viendo de lejos la comitiva. Será que la invitación le llegó desde la alcaldía vecina y no del estado, será que todavía no se le olvida al gobernador que el escuinapense se la jugó con la planilla contraria allá por el 2010, cuando en la campaña fue tan bien recibido por los rosarenses. En Escuinapa Malova ganó por mil dieciocho votos y la alcaldía fue para su coalición, dejando fuera al Boni. En Rosario, con menos población y electorado, la diferencia a favor de Malova fue de tres mil cuatrocientos noventa y cinco. Por supuesto, entre los rosarenses pesó más el factor Juan Sigfrido Millán Lizárraga de lo que entre los escuinapenses puso pesar el factor Antonio Toledo Corro.

JORGER ABEL SIGUE

CAUSANDO EXPECTACIÓN

El Exalcalde mazatleco Jorge Abel López Sánchez sigue siendo un personaje que acapara la atención, al menos entre los grupos de su partido.

Si bien ha sido siempre ave de tempestades, su posición frente a la renovación de la dirigencia priísta en Mazatlán lo ha convertido en foco de la atención. Mientras los demás grupos se asimilaron a la idea de hacer una planilla de unidad que conduzca los destinos del PRI mazatleco, López Sánchez y su grupo insisten en que no aceptarán a una dirigencia impuesta como infiere que planea la dirigente estatal Martha Tamayo.

En diveross ámbitos se ha hablado incluso de que ya está la fórmula Juan Osuna-Milay Quintero, el primero impulsado por el exdiputado Miguel Ángel García Granados y la segunda por el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, aunque también se dice que en realidad ews un bluff porque la verdadera idea es que la presidencia sea para Milay Quintero, y eventualmente la secretaría general para Juan Osuna Gamboa.

El caso es que Jorge Abel parece estar convencido de que irse por la libre y ayer provocó un fuerte rumor de que había dejado la delegación de la Semarnat. Los rumores hablaban de una licencia y en los casos extremos, hasta de una renuncia. La lectura era por supuesto, que le dedicaría el tiempo completo de la grilla y a la organización de sus huestes para enfrentar la elección del comité municipal y estar en condiciones de fuerza para la candidatura a diputados federales el año próximo.

La realidad es que rumores, especulaciones y búsqueda fueron inútiles: López Sánchez entró en un periodo de vacaciones que terminarán en unas cuantas semanas, y que ciertamente le dejan tiempo para hacer grilla, pero que según sus allegados, lo destinará a asuntos familiares, incluyendo viajes particulares.

LA QUEJA DEL PAN

CONTRA PRIÍSTAS

El Partido Acción Nacional le entró también a la grilla con miras al 2016. No fueron sin embargo sus posibles candidatos a la gubernatura los que personificaron esa actividad, sino los aspirantes del Partido Revolucionario Institucional, que de acuerdo con el comité directivo municipal del PAN en Culiacán, cometieron el delito o infracción de haber expresado sus aspiraciones por la gubernatura sinaloense.

El caso fue llevado al Consejo Estatal Electoral, que le dio entrada a la queja, como debe hacerse, de acuerdo con las disposiciones legales (las anteriores, que privaban cuando se dieron estas presuntas expresiones, y deberán esperar a las deliberaciones de las instituciones correspondientes.

Por supuesto que a los panmistasa les interesa descalificar o incluso eliminar a posibles aspirantes del tricolor, de modo que la oferta política de ese partido se debilite. Es el propósito de los partidos contendientes.

Pero también es una expresión de la lucha interna del PAN. Esta denuncia era una idea que ya traía y había adelantado la dirigencia estatal, que encabeza Edgardo Burgos Marentes y que trae fuertes disputas contra su correligionario Ignacio Niebla Aispuro.

De paso., Niebla intenta descarrilar o por lo menos frenar los posibles acuerdos que fundamentalmente priístas y panistas negocian en la Mesa de Compromisos por Sinaloa, y que muchos dentro de Acción Nacional siguen viendo como un elemento de subordinación ante el gobierno de Sinaloa.

SE REACTIVAN

Los famosos Chemones, que en algún momento acapararon candidaturas y posiciones dentro del PRI, vuelven por sus fueros. Aunque la organización ha tenido actividades casi permanentes, han sido más bien internas, poco divulgadas. Hoy en cambio, esperan que su reunión no sólo arroje resultados, sino que además sea conocido. Francisco Franco Amador invitó a la reunión, quie inicia a las 8:30, en su lugar de costumbre.

SERGIO TORRES Y CUEN,

EN UN TREMENDO AGARRE

La lucha de los pepenadores de la capital del estado está terminando, más que en un enfrentamiento entre dos cooperativas que luchan por la preeminencia en la recolección y comercialización de la basura, en un pleito abierto entre dos personajes de la política sinaloense, como son el alcalde priísta Sergio Torres y el presidente del PAS y diputado local, Héctor Melesio Cuen Ojeda.

Detrás de la bronca hay muhcas versiones. En palacio municipal dicen que Cuen azuzó a un grupo que no tiene derechos o por lo menos no tiene mayoría; entre los cuenistas dicen que el tesorero municipal de Culiacán tiene intereses y pretende controlar a la cooperativa y de paso los beneficios de la comercialización.

Cuen ha dicho que Sergio Torres incurrió en represión contra gente de escasos recursos sin buscar una conciliación, una negociación que diese salidas políticas al conflicto; Torres acusa a Cuen de pretender que le mantuvieran a sus empleados y trabajadores provenientes de la administración que encabezó el propio Cuen –unos quinientos- pero que no los necesita ni tiene dinero para sostenerlos ahí.

Los dos han perdido algo.

Torres tuvo que echar mano de la violencia oficial. A querer y no, reprimió a los manifestantes, que ya le habían extendido el plantón a la principal calle de la capital. Echar garrotazos no es ubn buen antecedente para un alcalde, aunque se haga en nombre de los derechos de las mayorías.

Cuen Ojeda también tiene pérdidas. Hasta este momento ningún político lo había enfrentado abiertamente. El exrector de la UAS ha sido objeto de campañas negras y de insistentes señalamientos en los medios, pero nunca de un debate abierto de alguien de otros partidos, y hoy hay una gran cantidad de actores que hubieran querido enfrentarlo, pendiente del resultado, para ver si pueden darle seguimiento a Sergio Torres, como no lo pudieron hacer antes.