EN LA GRILLA

0
29
SUPERVISION DE ZONAS AFECTADAS POR HURACAN MANUEL (48)_.JPG

*Las necesidades para la recuperación

*Expresiones formales de solidaridad

*Primera rebatinga política tras la tragedia

A entrarle todos, llama el gobernador. La solidaridad, en efecto, no se regatea cuando hay más de cien mil sinaloenses en condición de damnificados y sin más esperanza que la expresión fraternal de sus paisanos. Por lo pronto el gobierno requiere de mil doscientos millones de pesos para reconstruir la infraestructura carretera y escolar que se deterioró, una cifra muy difícil de obtener en las condiciones actuales del país, pro que tiene que salir de algún lado, porque la gente no se puede quedar incomunicada.

En el enojo de muchos paisanos con Televisa y TV Azteca, sobre todo con la primera porque sólo tiene ojos y cámaras para Acapulco, no hemos valorado que esa indiferencia tiene su origen, entre otras cosas, en la gran capacidad que Sinaloa tuvo para organizarse y evitar males mayores, situación que no tuvo el estado de Guerrero.

Acá, a pesar de gente como el Chenel Valenzuela, alcalde de Angostura para desgracia de los angosturenses, las cosas salieron bien. Por desgracia hay tres vidas humanas perdidas, pero en Guerrero las víctimas ya llegaban a ochenta, según los recuentos oficiales. En la tarea sinaloense ante Manuel tuvo mucho que ver la sociedad civil, como ocurre en muchos campos de la vida cotidiana. Eso hace la diferencia. Con el criterio tremendista de medios como Televisa, además de sus intereses económicos, poco puede pintar una situación como la nuestra, que es absolutamente ligera comparada con Acapulco, donde además hubo decenas de miles de turistas varados.

Quizá tendremos que empezar a valorar más nuestros logros que las omisiones de estos entes que encabezan a los poderes fácticos del país.

Por lo pronto aquí está el reto: sacar de su situación a más de cien mil paisanos afectados, muchos de los cuales siguen en refugios, fuera de sus hogares, porque no tienen cómo volver y algunos por desgracia, casi ni siquiera tienen para qué volver.

Es posible que este fin de semana esté aquí el presidente Enrique Peña Nieto. Ojalá, porque cuando el presidente da una orden, hasta la Secretaría de Hacienda afloja los recursos. Y decimos ojalá porque lo que asigna el Fonden es obviamente insuficiente, y si las cosas se dejan al tiempo, se corre el riesgo de que no se concreten o sólo lo hagan parcialmente.

Además está el hecho de que más de medio país ha afrontado problemas con las lluvias, que en mayor o menor medida han dejado daños qué resolver, de modo que la competencia por los recursos está a la orden del día.

De la solidaridad privada, hasta anoche se conocían tres casos que le habían entrado fuerte o que habían anunciado que lo harían. El gobernador Mario López Valdez habló específicamente de Leovi Carranza, el empresario pesquero mazatleco que está donando cien mil latas de atún; Telmex está dando a conocer que hará llegar a los damnificados mil sets de colchoneta, cobija, despensa y dulce alimenticio, así como dos mil envases de galón para agua.

El Grupo Ley, por su parte, anunció que entregará al DIF cinco mil despensas y sus tiendas serán centros de acopio. La Universidad Autónoma de Sinaloa se adelantó y abrió albergues y centros de acopio que funcionaron y funcionan de manera precisa. También la Universidad de Occidente fue pieza clave para los primeros momentos del daño en Culiacán. La gente salió a la calle y sin reflectores ni más pretensión que la de ayudar, salvó vidas, reunió a familias, recató coches, en fin, demostró que ya no hay vacíos y que la sociedad es capaz de valerse por si misma, sin que ello implique divorciarse de las autoridades o de los organismos privados.

Un detalle sin embargo muestra que de todo hay en la vida. En Culiacán, un oxxo quedó indefenso al romperse los cristales de sus fachadas. Como la tienda estaba sola, no faltaron los que entraron a rapiñar y mostraron la desgracia de antivalores muy arraigados: en una tienda completa, surtida, dos de los rapiñadores entraron exclusivamente para sacar charolas de botes de cerveza. Hubo otro que entró y salió feliz mostrando su bolsa de papas. Los antivalores exhibidos en su dimensión. Parece cotorreo, pero ver a estas personas afanadas en echar vueltas y vueltas por más “veinticuatros” como narran quienes tomaron el video, indica que hay una enfermedad social con la valoración de la cerveza, más allá del asunto económico. Que por cierto los dos tipos en cuestión llevaban sus respectivos vehículos, es decir, no eran gente que estaba en las últimas.

Por supuesto, tampoco podía faltar el aspecto político. Minutos después que los medios dieron cuenta del diagnóstico, de la necesidad de mil doscientos millones de pesos para sacar adelante la reconstrucción de infraestructura carretera y educativa, el exdirigente del PAN, Luis Roberto Loaiza Garzón empezó a lanzar acusaciones sobre el manejo de un dinero que todavía no existe siquiera.

Mucho ojo, ciudadanos sinaloenses, publicó en su muro de Facebook. Alguien de su entorno preguntó cómo se llegó a esos números y Loaiza Garzón advirtió sobe sospechas ciudadanas para que sean aclaradas oportunamente y evitar luego nos resulten con que no alcanzó o alguien se quedó con lo que faltó. Entre referencias a los créditos recientes terminó acusando de que (los gobernantes) “no tienen llenadera”. Para que vean ustedes que hubo en el PAN quienes sí se tomaron en serio lo del divorcio con el gobierno de Malova, a pesar de haber sido y ser rivales de Edgardo Burgos.

Por supuesto, con más mesura, Burgos Marentes ha preferido guardar silencio en estas primeras horas, como lo han hecho otros integrantes de la corriente “divorciadora”, que saben que es muy decoroso esperar al menos a que termine el duelo para empezar a mostrar el cobre, o el juego político.

Cono quiera, debe ser un récord mundial este sospechosismo respecto del manejo de recursos que no existen, que no se sabe bajo qué condiciones lleguen cuando lleguen, ni mucho menos cómo se van a utilizar y a garantizar su buen uso. Francamente sonó como a esas disputas familiares por los beneficios tangenciales que deja una muerte en el clan. Aquí se fueron sobre los dividendos políticos de atizar la desconfianza en pleno momento de la expesión de solidaridad.

Por supuesto, nadie pide que se dé carta blanca a nadie, pero como que las cosas apenas van en el nivel del qué hacer.

DECESO

Hoy será el sepelio de la regidora Martha García Granados, quien falleció anteayer en Guadalajara, tras una operación que en principio había sido exitosa, pero que tuvo consecuencias funestas durante la recuperación de la paciente.

Su velorio ayer fue una muestra de grandes simpatías por ella y por su familia. El exdiputado Miguel Ángel García Granados recibió innumerables muestras de solidaridad. La misa de cuerpo presente será hoy a las tres de la tarde en la iglesia de San Carlos Borromeo y el sepelio en el Panteón Renacimiento.

Por cierto que en casi cuarenta años, no teníamos un antecedente de un regidor mazatleco fallecido durante su ejercicio. Una verdadera desgracia que nos apena.

Otro amigo nuestro que pasó por una pena de esa naturaleza es el conductor de televisión Felipe Osuna, a quien también expresamos nuestro pésame y solidaridad por la muerte de su mamá, doña Ramona Osuna, ocurrida durante la semana que termina. Felipe, como buen profesional, se reintegró a su trabajo inmediatamente para promover la ayuda solidaria para los damnificados de Manuel.