EN LA GRILLA

0
70
FELTON Y EL PREDIAL

*Las repercusiones de la captura del Chapo

*Garrido Achoy vendría a rejuvenecer al PRI

*Carlos Felton y el predial: dialogas y te vas

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

No hay autoridad sinaloense que no esté preocupada por minimizar los daños que pudiera causar a la entidad la captura del Chapo Guzmán, pero sobre todo, el que la captura hubiese sido en Mazatlán, con toda la carga publicitaria –en todos sentidos- que ese hecho acarrea.

El gobernador por supuesto, tiene la vista puesta todavía más allá: a nadie se le escapa el riesgo de que esta captura termine por generar enfrentamientos internos, aún con el reconocimiento de los especialistas a la muy estructurada organización del cártel que encabezaba Joaquín Archibaldo Guzmán Loera.

Luego está el riesgo de que al debilitarse ese grupo, o al considerar que se ha debilitado, vengan otros a disputar los espacios y las plazas, con la consiguiente carga de violencia que si bien no se ha podido erradicar en la entidad, sí se había reducido de manera importante, especialmente en Mazatlán, y luego, con menos asiduidad, en Culiacán y Navolato.

Por supuesto que la fórmula disuasiva que ya se tiene ensayada y calificada en el estado, puede servir para evitar, reducir o posponer el impacto, pero ello no evita la preocupación, las tensiones y los análisis con que las autoridades observan el caso.

Hay además un elemento de temporalidad: el carnaval está encima y cualquier elemento negativo puede dar al traste con la máxima fiesta, que tan buenas perspectivas ha acumulado.

Sin embargo, casi como paradoja, resulta que cada vez son más las personas que vienen o que muestran su interés en venir a nuestra ciudad, atraídos por el acontecimiento del sábado pasado. Ayer nuestros compañeros de Radio Fórmula entrevistaron a un hombre que vino de Guamúchi exclusivamente a tomarse la foto afuera del edificio de apartamentos donde cayó El Chapo.

Allá por los años setenta, el profesor Héctor Rojas hizo una broma inocente diciendo que el diablo se había aparecido en la cenaduría La Chiripa, un restaurant muy bien acreditado. El dueño se aterrorizó cuando vio que el rumor alcanzaba repercusiones internacionales y trató inútilmente de acallarlo y desmentirlo. Era innecesario. El lugar se aclientó de peregrinos que acudían a conocer el sitio del antimilagro. Vaya usted a saber si las cosas no caminarían así al menos por un tiempo en esta desproporcionada comparación.

Por lo pronto dice el secretario de Turismo, Frank Córdova, que del domingo para acá empezaron a aumentar las reservaciones hoteleras para los días de carnaval, en lugar de decrecer tras el suceso sabatino.

En contrapartida hay que señalar que a varios periodistas locales nos han pedido información en noticieros de otros estados, lo primero que nos preguntan es “¿ya está tranquilo Mazatlán?” y el tono es de incredulidad cuando les aclaramos que aquí no pasó absolutamente nada, que la captura del Chapo fue efectivamente callada, discreta y pacífica, como se ha dicho por todas partes (hasta a Televisa hay que creerle esa versión). Esto nos da una idea de cómo la gente se aferra a la expectativa de que necesariamente hay broncas y escándalos, y de que estos escenarios son reos condenados a sufrir permanentemente la barbarie.

LO QUE OTROS ESPERAN

Un especialista de asuntos de seguridad –Simón Vargas, en La Jornada- advierte que si a la detención de Guzmán Loera no le sigue el esclarecimiento de su captura y su fuga anterior, de quién le permitió encumbrarse como se encumbró, y sobre todo, no se atacan y resuelven la disponibilidad de drogas, la disminución y erradicación de los delitos asociados al narcotráfico y la destrucción de las estructuras de los otros cárteles, “la captura del Chapo será inútil”.

En efecto, será necesario acabar con todos los fenómenos antisociales relacionados al narcotráfico para que esto funcione. La lucha por la seguridad y tranquilidad de un país no puede terminar con el caso de una sola persona. Tiene que irse mucho más allá de eso para evitar las sustituciones, las sucesiones y los enfrentamientos que estos procesos generan.

Pero aún si no se alcanzan esos propósitos, la captura tiene un valor importante: la detención de la impunidad en que este personaje había vivido, con complicidades voluntarias, compradas o impuestas. Por desgracia se había generado un verdadero modelo a seguir que se refleja en estas visitas al edificio Miramar, donde fue detenido.

Que las autoridades hayan dado con un capo de este tamaño, con proyección internacional, con una visión empresarial que se supone está transformando la manera de traficar drogas, que incluso lo hayan capturado sin disparar un solo tiro, así haya sido con la guía tecnológica o hasta personal de las agencias de Estados Unidos, es una muestra de que hasta las consideradas cumbres más altas llegan a caer y que el modelo a seguir por tanta gente extraviada, sobre todo jóvenes, es falso. Que el heroísmo termina en el momento en que hay una fuerza superior enfrente, y sobre todo eso: que se puede enfrentar desde la ley, hasta a la más encumbrada delincuencia.

¿UN GEROLÁN PARA EL PRI?

Hoy, Maribel Chollet Morán rinde protesta como coordinadora de la Profepa en el sur de Sinaloa, un puesto que le consiguió su nueva madrina política, la senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, y que la lleva a renunciar formalmente a la presidencia del comité municipal del PRI, donde podía haber permanecido hasta el próximo mes de junio, cuando termina su periodo.

En teoría, su puesto debe ser ocupado automáticamente por el secretario general, en este caso Valentín Zazueta Querea, quien tendría la responsabilidad de firmar la convocatoria para elegir a la nueva dirigencia, ya sea al vencerse el periodo actual, o adelantada.

Pero resulta que los planes en Culiacán son distintos, y que pretenden enviar a un delegado especial con funciones de presidente, que se haga cargo de la conducción partidista por tiempo indefinido, como ocurrió con la dirigencia estatal cuando se nombró a Jesús Burgos Pinto como delegado en funciones de presidente, y luego a Jesús Enrique Hernández Chávez. La diferencia es que en esos casos el periodo de la dirigencia anterior ya se había vencido, de modo que no sólo ra válido, sino necesario proceder de esa manera.

Habrá que ver si aquí se deja Valentín Zazueta, quien puede hacer valer sus derechos políticos y seguramente hasta contaría con la simpatía de algunos grupos políticos locales, toda vez que los planes de doña Martha Tamayo son imponer a alguien de fuera que venga a dirigir las cosas conforme los planes y proyectos personales de la presidenta del CDE.

Para que le eche un cálculo a cómo vienen las cosas, sepa que el delegado in pectore es nada más y nada menos que el profesor Eduardo Garrido Achoy, un veterano de siete mares de quien se teme que al llegar a tomar posesión pretenda buscar como colaboradores a los finados Prometeo Tirado Páez, Federico Velarde Mellado o el más chavalón, pero también fallecido, René Román Durán.

Por alguna razón la posible designación de Garrido Achoy empieza a conocerse como la etapa gerolán. Y es que aunque usted lo dude, el proyecto es “revivir al partido con delegados fuertes en los tres municipios donde es oposición”, como son los casos de Mazatlán, Guasave y Angostura.

NO SE LE DA LA ASAMBLEA

Después de muchos jaloneos, invectivas, reclamos y acusaciones, el alcalde Carlos Felton se reunió ayer con miembros del Parlamento Ciudadano y con un grupo de personas afectadas por el cobro excedido del impuesto predial. Lo hizo sin embargo muy brevemente,. Presentándose apenas –y con retraso- para explicar que tenía que irse a explicarle al mundo que Mazatlán está tranquilo y en paz y que no hay aquí ninguna secuela de la detención del Chapo Guzmán.

Evidentemente al alcalde no se le da la asamblea. Por lo menos no cuando el público es hostil. Si como se ha adelantado, hay un proyecto para resolver lops conflictos del predial de una manera que no afecte a los ciudadanos en los renglones en que le ha afectado (que no pague de más, que no haga colas o esperas excesivas y que no se invada su intimidad con las famosas fotos) ¿por qué no quedarse a escuchar a la gente, que después de todo ha esperado muchísimo para ser atendida y no recibe todavía respuestas satisfactorias?

Vuelve a ser válida aquella pregunta de ¿cómo es que se procuraba en campaña acercar a toda la gente posible a escuchar el mensaje del candidato, y hoy al gobernante no se le da escuchar las inquietudes de los ciudadanos?