EN LA GRILLA

0
37
partidos.jpg

*Tronaron dos cuentas públicas: ¿pasará algo?

*El día tres arrancan los cambios en el gabinete

*…Y la culpa en el predial la tiene ¡la gente!

FRANCISCO CHIQUETE

Las Cuentas públicas de Angostura y El Fuerte tronaron, como estaba previsto. Unánimemente, el Congreso apoyó el dictamen suspensivo, de suerte que los exalcaldes José Manuel Valenzuela y Eleazar Rubio deberán ser muy buenos para convencer a la Auditoría Superior del Estado de que fueron sólo malos entendidos o trámites no ejecutados.

Hay que ver además que en buena medida depende de sus respectivos sucesores en los ayuntamientos, que los diputados tengan una información suficiente y oportuna para que cambien el voto negativo que ahora los tiene en entredicho. Lo más grave para ellos es que si así estuvo el primer semestre del año, el segundo debe estar mucho peor, pues la falta de dinero al cierre del ejercicio fiscal y del trienio, debe haberlos forzado a cometer todavía más barbaridades.

Hasta este momento, no ha habido un solo alcalde, un solo tesorero municipal que haya caído a la cárcel en razón de las malas cuentas presentadas. El caso más reciente fue, como ya se ha comentado, el de Jorge Abel López Sánchez, quien pudo solventar las observaciones que le provocaron la reprobación, saltándose incluso la animadversión de su sucesor, Alejandro Higuera Osuna, quien hizo cuanto estuvo en sus manos porque se vencieran los plazos, se quedaran las preguntas sin resolver y los documentos sin aparecer.

No sería extraño que dentro de unos meses cambiara el panorama y los exalcaldes cuestionados la alcanzaran a librar, aunque a diferencia de otros tiempos, hoy la opinión pública está muy atenta al desarrollo de los acontecimientos y será más difícil aparecer con que siempre no, con que los documentos comprobatorios se habían quedado en una gaveta que alguien descubrió en un accidente afortunado.

Aunque era obvio que no pasaría nada, otra cuenta que no tuvo un día cómodo fue la de Guasave, a la que se ha puesto la mira como elemento de revancha política contra un grupo que no termina de pagar por haber perdido la elección del 2010 y que encima de eso, ha dado mucho qué decir con los acontecimientos del ayuntamiento guasavense. Al final salió con el lujo de que el interesado, el diputado Ramón Barajas, quien era alcalde durante una parte del periodo auditado, se abstuvo de votar para que no dijeran que era parte interesada, que sí lo era. No hizo falta ese voto para que pasara, pero hasta la legisladora del PANAL, Silvia Miriam Chávez, quien usualmente vota con el PRI, lo hizo en contra.

Tampoco fue un día de campo para la cuenta de Ahome, cuyo titular, el exalcalde Zenén Xochihua Enciso está en boca de todos por haberse pagado una liquidación que todo mundo juzga irregular e increíble. Buena parte de los diputados priístas, incluyendo a la llamada chuybancada y el estado mayor del coordinador Jesús Enrique Hernández Chávez –incluído él mismo- votaron en contra.

Por supuesto que dejaron instrucciones a un número suficiente de elementos como para que en compañía de las bancadas de PAN y PRD, se recibiera la aprobación correspondiente. Ya veremos en el siguiente periodo qué ocurre con este caso, cuan do el Congreso tenga que pronunciarse a favor o en contra de la famosísima liquidación que se dieron el alcalde ahomense y su burbuja, así como el alcalde escuinapense y la suya.

Por supuesto, en estos intercambios de votos a favor y votos en contra se ve qué las cosas fluyen entre los grupos del Congreso, que hay acuerdos incluso para establecer posiciones diferenciadas, sin que ello signifique que hay rupturas o enfrentamientos definitivos. Por lo menos en el transcurso de este año se irá dando la tarea compartida, hasta que las elecciones los separen, y recuerde usted que las siguientes elecciones son hasta julio del 2015.

LOS JONRONES DEL GABINETE

Desde hace muchos días recordamos a don Eduardo Valdez Vizcarra cantando “se va, se va, se va…” Parece que llegó el momento. El gobernador Mario López Valdez adelantó que habrá cambios en su gabinete, aunque advierte que no será de golpe, sino en partes, de modo que habremos de asistir a un espectáculo cuyo misterio ahora es si irá en crescendo o en descenso.

Como se sabe, el plato principal de ese menú ha sido siempre el exalcalde de Culiacán, Aarón Rivas Loaiza supuestamente colocado en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en sustitución del ingeniero José Luis Sevilla, aunque los acontecimientos recientes parecen dar fuerza a la versión de que éste podría recibir un premio de consolación en la Secretaría de Desarrollo Económico.

Roberto Ramsés Cruz Castro, el actual secretario, parecía firme en su posición. Había sido coordinador de asesores del gobernador antes de ser elevado a esa secretaría, y fue invulnerable a todas las acusaciones de priístas por operar la alianza PAN-PRD, a las de panistas por operar contra corrientes poderosas y también a las pruebas contundentes de que andaba haciendo talacha aliancista en horario de trabajo.

De repente se empezó a tambalear y aunque formalmente no ha caído, el diputado Guadalupe Carrizosa Cháidez ha emprendido una campaña sistemática y feroz contra el funcionario, a quien primero acusó de ir al Congreso a echar mentiras, con cifras que no corresponden a la realidad y que incluso se contraponen con las que se ofrecen en la página de internet de la propia Sedeco.

Carrizosa ha sido de los panistas más malovistas, lo cual no ha obstado para que ponga en entredicho al propio gobierno, en su afán de descalificar a Cruz Castro, a quien ahora responsabiliza de utilizar recursos públicos para influir en la elección de consejeros en por lo menos cuatro municipios del estado.

Y no se trata de una denuncia mediática solamente, aunque es un componente importante: el propio legislador dice que entregó una carta formal ante la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, dando cuenta de todas las irregularidades que a su juicio existen. Y si no hay resultado, dice, en un plazo que fijó en dos semanas habrá de reenviar el documento al gobernador del estado.

En realidad a estas alturas el gobernador debe estar ya enterado. Sería impensable que Juan Pablo Yamuni, responsable de la Unidad, se hubiese quedado con la información, pero Carrizosa Cháidez busca evidentemente llamar la atención desde el ámbito político, no el de Procuración de Justicia y mucho menos del Judicial.

Si Aarón Rivas alcanza la secretaría de Desarrollo Urbano, con todo y el descrédito que genera un déficit de mil doscientos millones como el que le descubrieron a su gestión, será el primero de los cuatro fantásticos que alcanza un puesto en el gabinete. Faltaría ver si se cumple el destino trazado para Alejandro Higuera Osuna, más modesto, en la Dirección del sistema de Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa.

A estas alturas, después del yerro de Zenén Xochihua Enciso que se indemnizó por dejar de ser presidente municipal, y de la torpeza con que ha manejado este vergonzoso asunto, se ve muy difícil que el gobernador López Valdez lo quiera reivindicar, amén de que en realidad él nunca sonó para ser revivido en el gabinete. Evelio Plata, el exalcalde de Los Mochis, sólo fue brevemente señalado por las deudas que dejó, Su sucesor sólo hizo la referencia sin mucha saña y cuando vio que generaba daños colaterales, olvidó el tema. De todos modos, Plata no parecía tener boleto para el gabinete.

LA QUE YA AGARRÓ

Inesperadamente la que agarró posición –quizá no empleo, pero sí posición, y bastante visible- fue Gloria Himelda Félix Nieblas, a quien nombraron como secretaria técnica de la mesa Compromisos por Sinaloa, en que el gobernador Mario López Valdez reunió a los ocho partidos políticos con registro en Sinaloa. Aunque el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, tiene la encomienda de coordinar las actividades del grupo, Gloria Himelda será la cara visible de la versión sinaloense del pacto por el estado.

Su designación, acordada unánimemente, es atribuida a los partidos, aunque nadie podría discutir que se trata de una propuesta del propio tercer piso. Vaya usted a saber si es parte de una negociación para dejar libre la elección de dirigente femenil priísta o incluso de titular en el sector popular del mismo partido.

En tiempos de pactos todo es posible

EL CULPABLE ES…

¡LA VÍCTIMA!

No se preocupe, ofrecían el alcalde y la oficina de Catastro: hay errores en los cobros –treinta y tres mil, calculó el director de Ingresos- pero se van a corregir. Generosamente se ofreció que cualquier afectado podría acudir a Catastro, llevar documentos de toda laya, fotos de la casa en diferentes ángulos y si es posible, tres copias del acta de defunción del más recóndito antepasado del que se tenga memoria.

Pero cuando la gente fue, se encontró en primer lugar con malos tratos del mismísimo delegado de Catastro y en segundo, un palmo de narices para cada uno de los afectados, que resultaron no serlo.

El propio alcalde Carlos Felton cantó gustoso la novedad del veredicto: “son muy pocas las claves que tienen errores, casi todos los cobros son reales porque la gente construyó y no esperaba que apareciera reflejado en este año”.

Así pues, si usted cree que le están cobrando de más, lo más seguro es que no sea cierto, es que usted construyó y no se dio cuenta, o quiso engañar al fisco pretendiendo que le cobraran como si no hubiese levantado paredes ni tendido techos de concreto.

Hay casos dramáticos en que viviendas humildes con cuarenta años de antigüedad, de interés social, son valuadas en más de un millón de pesos; hay otros más indignantes, en que las fotos que lleva la gente para demostrar que no había construcciones recientes, eran utilizadas como prueba de que la casa tiene un mayor precio, porque los enjarrados son finos y eso aumenta el valor catastral.

Algunos simpatizantes de Carlos Felton han llamado a la radio –lo hicieron en Radio Fórmula- para expresar su desagrado por esa situación, pero con la certeza de que es el delegado de Catastro el que está provocando todo, habida cuenta de su filiación higuerista, para perjudicar a la administración entrante.

El problema es que Felton parece haberse encontrado muy a gusto con la culpa la lanzada a los causantes, sin tomar en cuenta que la captación va mal, muy por debajo de lo que a estas alturas habría captado ya un gobierno como el de Higuera.

Otros radioescuchas son más descarnados. Cuando en Fórmula Noticias Mazatlán señalé mi pesar porque este asunto se maneje sin el menor asomo de sensibilidad social, llovieron las llamadas para llamarme severamente la atención: “¿dónde ha visto usted a un político con sensibilidad social, si nomás para ellos ven?”