EN LA GRILLA

0
53
IMG_9573.JPG

*Programas a la medida para los municipios

*A Felton le salió fallida la quedada de bien

*IMSS: diplomacia en lugar de conflictos

FRANCISCO CHIQUETE

En dos semanas, a más tardar, cada ayuntamiento tendrá el diagnóstico de su situación financiera, pero sobre todo, de sus posibilidades reales de sobrevivir a la crisis económica que en muchos casos heredaron las administraciones anteriores.

El gobernador Mario López Valdez anunció que habría apoyos para aquellos alcaldes que están con problemas de liquidez para cubrir las primeras nóminas y otros pagos urgentes e inaplazables. El secretario de Administración y Finanzas, Armando Villarreal, dijo, tendrá instrucciones para atender cada uno de los casos que se presente.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Serán sólo préstamos, no financiamientos a fondo perdido y tampoco serán preludio de un financiamiento de fin de año. Eso ya se acabó, dijo el gobernador, quien no sólo recordó la advertencia de la Secretaría de Hacienda, sino que adelantó la necesidad de empezar a trabajar en el recorte de personal, en la reingeniería administrativa que permita a los ayuntamientos desprenderse del personal excesivo para que dispongan de recursos con qué atender las necesidades de la gente.

No es la primera vez que adelanta estos lineamientos, pero sí la primera que establece de manera tan contundente cuál va a ser la ruta por la que deben trabajar, un llamado muy a tiempo para quienes están recién llegados a las alcaldías y pretenden ejercer el poder con la misma soltura con que se hizo en el pasado, incluso en el pasado reciente.

Anoche mismo, horas después de este llamado del gobernador, entrevistábamos a Armando Leyson Castro, el alcalde de Guasave, sobre las presiones, sobre el tamaño del reto que enfrenta al regresar a la Presidencia Municipal –ya había estado ahí por cuenta del PRI, ahora regresa con cargo a la coalición que en un tiempo fue malovista-.

Leyson, conocedor del asunto, pero precisamente por eso displicente, dice estar muy bien, muy tranquilo y con mucho ánimo, porque a fin de cuentas, “ninguna ancheta de estas ha quebrado nunca”. La expresión del Kory es reveladora. En el fondo confía en que no pasa nada y por supuesto, en que no lo van a dejar solo. Su estilo de hacer política, como el de su familia y hasta el de sus enemigos, ha sido siempre clientelar, respaldado por las dádivas que van desde canonjías hasta chambas y presupuestos derivados por los canales tradicionales.

Es además uno de los dos candidatos a cuyo triunfo apostó el gobernador con más ganas, con un sabor de revancha que se pospuso por tres años, luiego que en la madre de todas las batallas, Malova pudo salir adelante en la tierra del Petatlán, pero no Leyson, a quien rescató de las greñas, cuando teóricamente ya había llegado a acuerdos con el candidato priísta Jesús Vizcarra. El otro por supuesto, es Arturo Duarte, de Los Mochis, quien pasó aceite antes de proclamarse ganador de una contienda inesperadamente cerrada.

Así pues, saque usted cuentas en municipios con alcaldes menos ilustrados, de menor formación política, como Angostura, como Choix, como Sinaloa de Leyva o El Fuerte, donde las administraciones populistas y chicharroneras han dejado una escuela de usos abusivos del presupuesto, beneficiando a los seguidores, a los familiares y a los negocios propios, que al fin el dinero es para que ruede, como dice la vieja conseja popular.

No va a ser fácil cambiar esas formas de administrar, pero los golpes enseñan, porque una indicación como la de la Secretaría de Hacienda no es para desoírse: o se respetan los presupuestos y se recortan los gastos, o se enfrentan a la asfixia económica, que es una fea manera de vivir la política.

CARLOS FELTON: UNA MALA

FORMA DE QUEDAR BIEN

Durante la ceremonia con que se iniciaron los trabajos de remodelación y ampliación del aeropuerto Rafael Buelna, el alcalde Carlos Eduardo Felton González trató de hacer gala de su diplomacia, de su don de gentes y capacidad de conquista, “reclamándole” al gobernador que nos tiene mal acostumbrados a que venga seguido, pero en estas fechas nos había hecho que lo extrañáramos.

Más de un asistente cantó lo que se venía: -Algo le va a decir el gobernador; Mario no es de los que se quedan con una cosa de esas; Felton quiso quedar bien, pero no le va a resultar.

-Presidente, vine a su toma de posesión, hace nueve días, estuvimos de vacaciones, no sé si justas, pero merecidas, y hace tres días reanudamos, estuve en Culiacán iniciando obras, fuimos a El Fuerte, a Guasave, a Salvador Alvarado y Angostura, cinco ciudades en tres días. Póngame agenda, presidente, invíteme a realizar obras y acciones, y yo vengo con mucho gusto, dijo antes de pasar a la sección de sociales, con el anuncio de que festejará aquí en Mazatlán su cumpleaños 57 el día 18, y felicitando al diputado Martín Heredia por llegar al tostón precisamente ayer.

Hay ya muchas especulaciones en el sentido de que la relación Felton Malova no es la mejor. Ni uno ni otro lo van a aceptar, ni mucho menos, como tampoco van a dejar que se convierta en un problema institucional. Al parecer hay algunos acuerdos con concretados que agrian la relación y tratos poco comedidos al exalcalde Higuera que agravan las cosas.

Líneas arriba comentábamos que El Kory Leyson fue uno de los candidatos favoritos del gobernador. En contrapartida, la clase política priísta de Guasave está mal posicionada en esos afectos. A pesar de ello, a Malova no le tembló la voz para advertirle a Leyson que debían quedar atrás las miserias humanas. Era una referencia obvia a los abucheos que se registraron contra exalcaldes tricolores que tuvieron el valor de presentarse a la toma de posesión del propio Leyson en un entorno obviamente adverso.

Y es que para Malova los acuerdos entre diversos grupos son premisa fundamental, de modo que a pesar de los afectos y las cercanías, no está dispuesto a permitir que haya jaloneos.

Por lo pronto Felton parece haber enderezado las cosas de algún modo. Hoy al mediodía se reúne con el secretario de Desarrollo Urbano, con quien probablemente acordará las obras más factibles y cercanas, y por tanto, aquellas a las que el gobernador pueda venir a dar un banderazo inmediato, aprovechando los recursos que se empiezan a liberar con el famoso cupón cero.

IMSS: DISTENCIÓN

Una de Perogrullo es que “Cada político tiene su forma de operar”.

Mientras Humberto Rice García fue delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Sinaloa, la situación era de conflicto frecuente. Enfrentamientos con el sindicato de trabajadores del IMSS, enfrentamiento con los empresarios, constantemente acusados de registrar a sus trabajadores con salarios menores de lo que en realizad tienen, para evadir el pago adecuado de las cuotas obrero-patronales y e remate, conflictos con los medios informativos por abordar temas que a Rice le parecían inadecuados.

En muchos de los casos con el sindicato y con los empresarios, Rice tuvo razón. Los problemas de administración abusiva del contrato colectivo de trabajo generaban broncas frecuentes. La evasión de las cuotas fue y sigue siendo una constante que no acaba.

En  algún momento el delegado Rice llegó a pelearse con los derechohabientes y con los medios porque se denunciaba la falta de limpieza, papel y jabón en los sanitarios de las clínicas y hospitales. Si no hay es porque se los roban, llegó a decir.

Ayer el nuevo delegado, Adalberto Castro Castro, dio una conferencia de prensa en que sintetizó las necesidades, problemas y acciones del Instituto en la entidad. Por supuesto, el plan de construir aquí una clínica adicional, con diez consultorios, fue uno de los temas principales. En este momento no hay nada, aclaró, pero se mantiene la gestión y en dos o res meses sabremos si se autorizaron o no los 185 millones que cuesta el proyecto.

Pero más allá de las grandes cantidades, celebró avances con cosas tan pequeñas como el uso de jabón y agua. No se imaginan las cosas que han cambiado con solo esa modesta medida, indicó. Para ello por supuesto, hacía falta que hubiese jabón y agua en las clínicas y hospitales, al alcance de todo el personal, primero, y de la desechohabiencia, después.

Una de las compañeras que hacía preguntas acuciosas acotó en corto que en efecto, desde que llegó Castro Castro hay limpieza, agua, jabón y papel en los sanitarios, y nadie se los roba.