EN LA GRILLA

0
53
2013-30-12-presentacion gabinete-Felton (1) (1).JPG

*Un gabinete bien a secas, puesto a prueba

*Presencias esperadas; ausencias notorias

*AHO: rescate inmediato de la sala de Cabildos

FRANCISCO CHIQUETE

Un gabinete normal, podría decirse.

Como Alejandro Higuera en cada oportunidad, Carlos Felton cuidó mucho los asuntos internos del partido, siendo mucho más incluyente que el propio Higuera, pero siempre viendo dentro de Acción Nacional, más que viendo hacia una sociedad expectante y sobre todo demandante.

El primer caso es el de la secretaria del ayuntamiento, María del Rosario Torres. Su experiencia es haber sido directora jurídica del gobierno municipal y parte de la dirigencia de la delegación del PAN en Mazatlán. Además forma parte de la planilla ganadora, pues fue electa como síndica procuradora suplente.

Esto le permitirá seguramente estar al tanto de las funciones básicas de la dependencia que tendrá a su cargo a partir de mañana, cuando la ratifique el cabildo, pero no tiene gran presencia fuera de las corrientes del PAN.

Tradicionalmente los alcaldes buscan a alguien con cierta fuerza, con presencia social o profesional que además de proyectar una imagen de fuerza y confianza en el ayuntamiento, tenga capacidad para mantener el control político del equipo.

Con Felton sin embargo, se advierte una parcelación de los poderes. Es evidente que la fuerza de mando estará en varias manos o de varios interlocutores y voceros del alcalde, quien a juzgar por sus comentarios, plena frecuentes y hasta prolongadas ausencias en plan de trabajo, que requerirán de una conducción fuerte y que legalmente correspondería a la secretaria del ayuntamiento.

Un caso sonado, como señalábamos en la entrega de ayer, es el de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán. La designación de Rigoberto Félix Díaz ha sido reconocida por locales y foráneos. El prestigio de este profesionista, experimentado en el renglón que fue ´puesto en sus manos, es reconocido de manera generalizada y esa designación le ha acarreado reconocimientos al próximo munícipe.

Cuando le preguntaron quién le recomendó a Félix Díaz y a Hilda Inukai, la próxima directora de Desarrollo Económico, Felton dijo que nadie y que su gobierno no sería de cuotas ni cuates.

Sin embargo, reconoció que hay personajes como el llamado “superasesor”, que son amigos suyos desde hace mucho tiempo y en quienes por supuesto, confía mucho. Es el caso del tesorero municipal, Carlos Tapia, quien fue su proveedor cuando el hoy alcalde electo era gerente de la Jumapam.

Sostuvo que en el equipo no hay cuotas ni cuates. Cuates sí hay. Y cuotas también. Hay representantes de la administración de Alejandro Camacho Mendoza, de las de Higuera, de las diversas corrientes que confluyen en el Partido Acción Nacional; sobre todo, de los que fueron y ya no son cercanos a Alejandro Higuera, y de los que se mantuvieron dentro de las filas higueristas.

En el ámbito estatal, por cierto, a quien no le preocupó de ningún modo admitir el asunto de las cuotas fue a Armando El Kory Leyson, quien al dar a conocer a los miembros del gabinete de Guasave, dijo que fueron respetadas las cuotas de los partidos que lo apoyaron en la campaña electoral. Lo de los cuates, como es lógico,. Es amplísimo: abarca todo lo demás.

Volviendo con el gabinete de Felton, ausencias importantes son los hermanos Rice Rodríguez. Mucho se especuló que Oralia sería designada secretaria de Turismo, en una dependencia creada especialmente para ella. Ayer sin embargo, Felton anunció que habrá un área de turismo, pero subordinada a la secretaría de Desarrollo Económico que encabezará Hilda Inukai. Por supuesto, sin nivel suficiente para la exsubsecretaria de Turismo federal y exsecretaria de Turismo estatal.

Tampoco aparece Diana Rice, definida por Humberto, su papá, como “la más grilla de la familia”.

Otra ausencia importante es la de Evaristo Corrales, exdiputado federal que se unió a la causa de Felton después de haber sido un higuerista recalcitrante. Al parecer fue vetado por el alto mando, de modo que su incorporación es punto menos que imposible.

Una de las sorpresas fue que Yadira Recasens no apareciera en la coordinación de medios donde había sido tan efectiva, aunque se había hablado de ello. Ella es ahora secretaria particular de Felton, mientras el manejo de prensa fue para Edgar López, quien era el vocero de la unidad Mazatlán de la Universidad de Occidente.

Aunque todavía hay puestos de menor nivel, no se esperan noticias impactantes.

De acuerdo con Felton, esta serpa una administración en que todos están sujetos a dar resultados. En las pláticas internas quedó muy claro que la primera evaluación será a los noventa días, así que el contrato inicial es por tres meses, eso sí: con posibilidades de renovación.

LA COMBINACIÓN DE

SERGIO TORRES

En la capital del estado, el alcalde electo Sergio Torres presentó un gabinete en que combina experiencia de veteranos como Jesús Higuera Laura, quien repite al frente de la Junta de Agua Potable, y juventud como Sergio Mario Arredondo Salas, dirigente de los economistas priístas, quien tendrá a su cargo la coordinación de Desarrollo Económico, y gente de profesionalismo muy probado, como la vocera Ana María Alvarado.

El primer golpe de efecto lo aplicó Torres cuando dio a conocer, anticipadamente, que su secretario del ayuntamiento sería Guadalupe Robles Hernández, el titular de la Fundación Colosio en el estado. Es alguien con prestigio y reconocimiento social, incluso fuera de los ámbitos priístas y de la política en general.

El gabinete trae otros nombres conocidos en el estaco como el de Ronaldo González, coordinador de asesores, Paulino Rojo, exdirigente del Stase, y ello oficial mayor, Carlos Montenegro Verdugo, quien hace poco tiempo estuvo en medio de una fuerte polémica cuando desde la Secretaría de Administración y Finanzas lo utilizaron para golpear a Juan Ernesto Millán, en cuya secretaría trabajaba hasta el nombramiento, y de paso a Juan Sigfrido Millán Lizárraga.

EL RECORRIDO DE LOS

SANTOS UNGIMIENTOS

Como es bien sabido, en esta fecha se instalan los dieciocho nuevos ayuntamientos de la entidad. 18 alcaldes, 18 síndicos procuradores y decenas y decenas de regidores que entran al relevo en condiciones de extrema dificultad para el que más y para el que menos.

Entre los cuatro fantásticos, por ejemplo, hay casos como el de Ahome, donde con todo y la presunción de que todo estaba administrativamente bajo control, ayer hubo una manifestación de transportistas de materiales a quienes el municipio adeuda fuertes cantidades y no encuentran el modo de hacer que les paguen.

En Navolato también hay exigencias e inconformidades de proveedores; en Culiacán no han cesado las críticas por algunas de las obras emprendidas con el obvio propósito de gastarse el dinero. En Mazatlán, donde Alejandro Higuera dejará algo así como ochenta millones en caja, hay preocupación por el costo que tendrán las demandas en curso, entre las que hay varias perdidas, amén de otros amparos que no fueron solucionados por los que se van.

Esos son los buenos: imagínese casos como los de Guasave y Guamúchil, donde no alcanzaba para las nóminas; de El Fuerte y Sinaloa de Leyva, donde los primos Eleazar y Saúl Rubio serán (mal) recordados por décadas y por supuesto, los ayuntamientos pequeños, en los que no hace falta una mala administración para que las cosas vayan mal, aunque una cosa no excluye la otra, como se ve en Escuinapa, San Ignacio, Choix, ¡Angostura!

En este mar de cambios, el gobernador ha escogido a los cinco municipios de mayor población para estar presente. En realidad ese criterio, atendido plenamente, incluiría a Navolato en lugar de Salvador Alvarado, pero éste tiene una característica especial: ahí estará presente el vocero del presidente Enrique Peña Nieto, David López Gutiérrez.

Mario López Valdez está en Mazatlán a las ocho de la mañana, para acompañar a Carlos Felton en su toma de posesión en la sala de Cabildos del Palacio Municipal, y luego al Teatro Ángela Peralta, donde dará su mensaje a la población.

A las once acompañará a Sergio Torres, en el Palacio Municipal de Culiacán.

A la una de la tarde estará ya en Guamúchil, donde rinde protesta Liliana Cárdenas Valenzuela.

A las tres llega por fin el momento de ver a Armando Leyson, El Kory, convertido en presidente municipal.

A las cinco de la tarde estará con Arturo Duarte, el candidato más anunciado y sacado con mayor sufrimiento, e incluso políticamente más costoso para el régimen. Con él concluye la jornada de ungimientos.

HASTA EL ÚLTIMO

MOMENTO, O CASI

Cumplido en sus procedimientos como muy pocos, el alcalde Alejandro Higuera dio a conocer a la hora de costumbre, la agenda bajo la que trabajará en este su último día de labores como alcalde.

Pocos tendrían la audacia necesaria para hacer lo que Higuera a las nueve de la mañana.

Como se sabe, a las ocho encabeza la sesión solemne en que el nuevo alcalde, así como el síndico procurador y los regidores entrantes, rinden protesta de sus respectivos cargos. De ahí se van al Teatro Ángela Peralta para presenciar el mensaje.

Pero lo importante es que después de la sesión solemne que abre paso a otra época en la institución municipal, Higuera hace valer sus derechos cronológicos y a las nueve de la mañana encabeza una sesión extraordinaria de su propio Cabildo, con la pretensión además de que asistan a la sesión no sólo el síndico, los regidores y el secretario, sino también el tesorero, el “oficial mayor, directores subdirectores y titulares de áreas municipales y paramunicipales”.

A las doce los vuelve a convocar para que estén en la entrega recepción, en cada una de las oficinas, algo lógico.

Ahí, dirá usted, terminó todo, pero no. A las cuatro de la tarde está programada una inauguración, la del parque Valle Bonito, que originalmente estaba programada para ayer, pero que será hoy martes 30 de diciembre, y a la que de nuevo han sido convocados “H. Cuerpo de regidores, síndico procurador, secretario del ayuntamiento, tesorero, oficial mayor, directores, subdirectores y titulares de áreas municipales y paramunicipales”.