EN LA GRILLA

0
47

*Mínimo, el debate por la reforma fiscal

*Tres soluciones electorales en tres días

*Aparece nueva bronca para la Jumapam

Contra lo esperado, el presidente Enrique Peña Nieto parece ir ganando el debate por la reforma fiscal. La que se proyectaba como el debacle político del mandatario nacional ha terminado por inhibir muchas de las críticas que ya estaban preparadas, aunque por supuesto, no han faltado posiciones opositoras y hasta de disgusto, como es natural.

La impensada ausencia del IV en alimentos y medicinas desactivó muchos de los pronunciamientos en contrario que ya estaban preparados incluso en el subconsciente de muchos. Es una ausencia de tanto peso, que incluso la izquierda está detenida ante esta situación. No la izquierda colaboracionista, como el PRD, sino incluso la más activa, como Morena, que ha preferido mantenerse en la lucha contra la reforma energética, cuando se suponía que en el proyecto económico de Peña Nieto encontraría un gran filón para atizar el descontento social que se mantiene en muchos estratos del país.

En el PAN las cosas son hasta dramáticas. Ayer en el acto de promulgación de las leyes secundarias de la Reforma Educativa, el presidente del CEN, Gustavo Madero Muñoz, dijo que su partido apoya esas reformas, pero que no lo hará con el cobro del IVA a la educación particular, a la que calificó como “la única vía de movilización social”. Sus razones tendrá para no apoyarla, pero excluir a la educación oficial como vía de movilización social es una actitud muy clasista del señor dirigente.

En cambio Ernesto Cordero cometió la torpeza de defender la vigencia del IETU, un impuesto absurdo que sólo se creó por la expectativa de aumentar así fuese ligeramente, el pago impositivo de los causantes, que a cambio reciben un daño terrible con el costo del manejo contable que genera este impuesto que, se pague o no, hay que calcularlo y declararlo. Es muy difícil defender lo indefendible, pero a Cordero se le metió el síndrome del opositor a ultranza como vía para hacerse significar en el concierto político nacional, y especialmente en las filas de Acción Nacional.

En el PRD por cierto adquieren cada vez más significación las palabras de Marcelo Ebrard, quien critica que Jesús Zambrano, dirigente del partido del sol azteca, festeja las propuestas del presidente con más gusto del que manifiesta César Camacho, dirigente priísta.

Es posible que haya algunos elementos de la propuesta que “no van a transitar” como dicen ahora los políticos. Entre ellos estaría seguramente el IVA a las escuelas particulares, por más que otros personajes como el rector de la UNAM, José Narro Robles, hayan defendido la medida, destacando en contraposición la importancia de la educación pública, a la que aprovechan para atacar los que pelean contra ese IVA.

En principio hab ría parecido igualmente peleable el IVA a las operaciones crediticias de carácter hipotecario, pues la compra de casas siempre es un asunto muy sensible, pero hasta el momento nadie se ha lanzado a enarbolar semejante bandera.

Como ayer comentábamos, todavía falta que algunos sectores empiecen a descubrir lo que está escrito con letras chiquitas o que ya manifestado, no ha sido aquilatado lo suficiente, como el asunto de los Repecos, que puede tener mucho de razón, pero que de no ser acompañado por una verdadera simplificación administrativa, especialmente en la presentación de las declaraciones, se va a convertir en un verdadero dolor de cabeza para los verdaderos pequeños contribuyentes.

Ayer los diputados locales se lanzaron al análisis del tema. La coordinadora priísta Rosa Elena Millán hizo una defensa general de la propuesta, destacando sobre todo los propósitos enumerados por el presidente durante la presentación. En cambio Manuel Cárdenas Fosneca, usualmente puntual con los detalles que maneja, terminó desbarrando al hablar del IVA a alimentos y medicinas.

MEDIA SEMANA DE

MUCHOS RESULTADOS

Aquellos que estén interesados en la grilla, tengan algún interés particular en los casos pendientes después de las elecciones, deben revisarse bien la presión arterial, pues el ritmo de sus sístoles yu diástoles puede cambiar abruptamente. En estos tres días habrá noticias consecutivas.

Hoy la Sala Regional del TRIFE en Guadalajara analiza la elección de alcalde en El Fuerte. Ahí, como ya hemos comentado, el PAN se juega sus aspiraciones de que anulen el proceso yendo contra su naturaleza. Pide la anulación porque los candidatos priístas fueron a misa como primer acto de la campaña electoral, lo que efectivamente, está prohibido por la ley, que prohíbe revolver cultos religiosos con actividades políticas.

El asunto sin embargo no fue considerado así por el Tribunal Estatal Electoral, que ya dio por bueno el proceso electoral y su resultado, aunque hay que decir que el TEE anda muy descalificado por el TRIFE, que en dos casos le ha regresado decisiones ya tomadas y que parecían inamovibles, pero que no lo fueron.

Mañana jueves se revisa en la misma sala regional de Guadalajara el caso del ayuntamiento de Ahome, que ha sido calificado por los panistas como “la joya de la corona”.

Es en efecto, la controversia más importante de todas las que se suscitaron tras la jornada electoral del siete de julio. En principio parecía que las protestas de la Coalición Unidos Ganas tú, que integraron PAN, PRD y PT, pasaría a la historia como una pataleta. Pero de entrada se convirtió en motivo del divorcio del dirigente estatal Edgardo Burgos Marentes y el gobierno de Mario López Valdez; después logró atraer la atención de Gustavo Madero, quien vino a ratificar el pleito con el gobierno y a aseverar que defenderían los casos de Cosalá, San Ignacio, Ahome y El Fuerte. De esos cuatro ya lleva dos perdidos, pero más allá de eso, ha enviado casi toda la caballería para que cabildee, presione a los magistrados y busque un resultado positivo a como se pueda lograr.

Finalmente el viernes, el Tribunal Estatal Electoral revisa los treinta y cuatro votos que separaron los representantes de PAN y PRI, para tratar de acreditarlos a sus respectivos candidatos. Este es un caso insólito en que el PRI llegó más lejos de lo que cualquiera habría creído y si no alcanza la victoria será porque sus abogados, que tanta capacidad mostraron, cometieron un error táctico al impugnar inicialmente veintinueve casillas, cuando lo que necesitaban era un nuevo recuento general, para el que tenían los mismos argumentos que les aceptaron para las 29 iniciales. Es posible que los tricolores acorten distancia, pero si no logran el rebase, o por lo menos el empate, quedarán siempre con la sensación de que pudieron haberla hecho.

Si gusta usted de las apuestas puede armar su paquete y esperar al fin de semana para cobrar las ganancias, o como los partidos involucrados, lamentar las pérdidas.

A LA JUMAPAM SE

LE TAPÓ EL CAÑO

Las lluvias extraordinarias que se abatieron sobre Mazatlán generaron dos inundaciones o encharcamientos de calles. El primero con el agua llovediza, que se acumuló en las partes bajas de la ciudad y en las calles mal planeadas, afortunadamente sin causar víctimas. La segunda fue cuando la tubería del drenaje resultó insuficiente para captar todos los escurrimientos y empezó a soltar aguas negras por diversos rumbos de la ciudad, en una situación que se prolongó por muchas horas después de terminadas las lluvias que nos mandó Lorena.

Los funcionarios sostienen que se trata de una situación normal, recurrente, dadas las condiciones en que se encuentra la ciudad, construida en zonas bajas –algunas más bajas que el nivel del mar- y con una tubería antigua que es a todas luces insuficiente para cumplir la doble función de drenaje sanitario y drenaje pluvial.

Sin embargo, un grupo de afectados por esta situación se dio a la tarea de investigar qué es lo que realmente está pasando. Algunos de ellos son conocedores de la materia urbana, de modos que no les fue difícil dar con lo que consideran el meollo del asunto: dos taponamientos en líneas principales, en los llamados colectores. Uno estaría en el Puente Juárez y otro en la planta tratadora norponiente.