En el 2015 etiquetar recursos para la presa Santa María es una meta

0
33
IMG_6351.jpg

*Martín Heredia asegura que en el cierre legislativo  será un gran año

*La reforma fiscal es un boquete en la economía nacional

Para el presupuesto 2015 se buscará que vengan recursos ya para la construcción de la presa Santa María, informó el diputado federal Martín Heredia Lizárraga, quien agregó que las metas para el último año de su período legislativo son muchas, ya que se quiere hacer infraestructura para así dotar de mayor bienestar a la ciudadanía.

El legislador dijo que no es conformista, pero cree que el cierre de la legislatura lo ve como un gran año, ya que seguirán impulsando los temas de carreteras, más desarrollo y mejor infraestructura, para lo que ya etiquetan recursos, lo cual se hace sin distingos de partidos, los cuales son dineros que consiguió la fracción del PAN y lo otorgan sin fijarse en colores partidistas.

A nadie conviene un presidente débil

Con respecto al segundo informe del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dijo que lo que ha logrado hasta ahora es materia de basamento legislativo, que es importantísimo, pero sin embargo la reforma fiscal le ha abierto un boquete a la economía nacional.

“Esperamos que el presidente hable de ello, también esperamos que retroceda y de marcha a situaciones que están afectando a millones de mexicanos”, indicó.

Se pronunció por implementar una serie de medidas legislativas que favorezcan la tributación y la generación de empleos, porque todas las demás reformas no son a corto plazo y esta sí.

Martín Heredia, insistió en que espera que el presidente Peña asuma esas condiciones para que pueda subir sus niveles de popularidad, porque es importante para todos los mexicanos, no nadamás para los priistas.

“Es necesario tener un presidente fuerte, consolidado, pero tiene que empezar por reconocer lo que no se ha estado haciendo bien”, señaló.

Son más los ciudadanos que desaprueban su gestión, que los que la aprueban y eso no le conviene a nadie y no es para alegrarse, ya que se requiere un ejecutivo fuerte.