EL PAPA FRANCISCO BERGOGLIO, EN LA VOZ DEL PADRE CONCHO.

0
51
papa_francisco3_0-1.jpg

Nos encontramos con el Padre Concho en una reunión en la que anuncio, el gobernador Mario López Valdez, la reconstrucción de un camino vecinal. En unos de esos momentos lo abordamos y le solicitamos que nos concediera una breve entrevista sobre el perfil del Papa Francisco Bergoglio. El padre Concho, como siempre, accedió gustosamente para entablar la charla siguiente.

¿Padre Concho qué impresión le causó el arribo de Francisco Bergoglio  al Papado?         

            Me causó una gran impresión. Su tarea eclesiástica es muy diferente a la de los  papas anteriores. Desde sus primeros pasos en el Vaticano sus acciones de honradez y humildad me marcaron. Es un Papa que sigue las enseñanzas de Cristo en todos los órdenes. Se parece Jesús porque ha pedido  a sus apósteles que, sin dejar la Iglesia, vayan al encuentro de la gente en las calles, en los barrios, en sus casas…

            A mí impresionó desde el primer día que haya declarado su opción preferencial por los pobres. ¿Seguramente a usted, padre Concho, esta postura no le pasó desapercibida?

            No de ninguna manera. A todos los padres que tenemos una vocación social, este gesto del Papa nos emocionó. Y nos emociono porque hoy justamente llega un Papa que ama a los condenados de la tierra, precisamente cuando existen en todo el mundo miles de millones de personas que viven en la pobreza, algunas de ellas que no tienen un mendrugo de pan para llevarse a la boca. Con la llegada del Papa la iglesia seguirá con mayor entereza los pasos de Nuestro Señor Jesús Cristo.  

            ¿Padre Concho, seguramente usted ha tomado ya el caminó que les ha indicado el Padre Bergoglio?

            Bueno, yo he sido un cura que tengo una profunda vocación social. Y hoy con el camino que traza el Papa Bergolio, profundizaré mi vocación por la gente sencilla. Mi iglesia ya no serán sólo unos muros, sino las amplísimas calles, colonias y barriadas donde vive la gente que sufre, no solamente por problemas económicos, sino por falta de valores, la violencia y tantas y tantas calamidades.

            Padre Concho, muchas gracias por darnos este regalo de aliento, sus palabras me hacen creer que tendremos de vuelta a Nuestro Señor Jesús Cristo en la gestión del Para Francisco Bergoglio.