El PAN ya no quiere saber nada

0
40
FN4A7013.JPG

La ruptura con Malova es definitiva: Burgos

No hay ninguna simulación ni cortina de humo; la separación del Partido Accion Nacional con el Gobierno de Sinaloa y el gobernador Mario López Valdez, es un hecho, no hay marcha atrás ni vuelta de hoja.

No dudó ni mucho menos se amilanó, el dirigente estatal del blanquiazul no anduvo con cortapisas y tajante respondió para dejar en claro cualquier duda que pudiera presentarse a ese respecto.

En reunión con los 18 presidentes de los comités municipales de su partido les aseguró que no hay ninguna simulación en este asunto porque hubo cosas que los distanciaron, pero eso no quiere decir que la relación negativa que ahora asumen, no van en detrimento de las buenas cosas para Sinaloa… “Pero ya no nos sentimos aliados”.

“Tendremos nuestra propia agenda y ellos seguirán acercándose al PRI, como lo han venido haciendo, y nosotros seguiremos como una manera de oposición tal y como se ha actuado en la entidad”.

Mencionó que en su momento esperan darle a la entidad un gobierno diferente que no se incline a los viejos modos del Revolucionario Institucional, como desgraciadamente ya sucedió.

No fue intolerante en este caso ya que lo asumió como “una postura respetable, pero no compartida”.

Con relación a los casos de San Ignacio y Ahome, donde le dieron marcha atrás a los recursos de apelación presentados, comentó que “son casos complicados, nos jugamos la ultima carta que es acudir a la Sala Superior del Poder Judicial de la Federación, y aunque sabemos que sabemos que en casos extraordinarios donde se hace omisión o violación a la Constitución le dan entrada a las apelaciones, sobre todo en el asunto de Ahome donde las hubo.

Luego dijo que se estudian las comisiones del grupo parlamentario de su partido para saber quien será el coordinador y de la mesa directiva que les corresponde el primer año.

Mencionó a 4, entre ellos a Martín Pérez, cuyo resolutivo final del XX distrito aún no se conoce. También mencionó a Francisco Solano, Guadalupe Carrizosa y Alfonso Rojo.