El Machacas, Leyenda Viva del Apoyo a la Gente de Pueblo

0
23
FN4A1764.jpg

*Hoy está cansado, pero sigue en la gestión

*Sin ser cacique fue comisario ejidal 28 años

Fueron 28 años de comisario ejidal, pero El Machacas nunca fue un cacique de pueblo. No buscaba a los partidos, la gente pedía que fuera él quien resolviera los problemas. Era y sigue siendo buen gestor, pero ya está cansado, enfermo, y algunos, de los viejos amigos, les cuesta trabajo recordar que se llama Maximiliano Lizárraga Arellano.

El Machacas llevó la energía eléctrica, abrió el primer camino de terracería de 4 kilómetros desde el puente de Mármol hasta la comunidad “Los Llanitos”, la tierra que vio nacer a la familia Lizárraga Avendaño; una familia querida y respetada, porque además da trabajo a la gente.

En toda esa zona, alrededor de “Los Llanitos”, hay mucha agricultura y cada año de septiembre al mes de abril, llegan a trabajar unas 200 personas en los cultivos de tomate, chile y otros productos agrícolas.

Muchos lugareños tienen bonitos recuerdos de El Machacas. Cuando llegaban las elecciones para síndicos y comisarios de inmediato la gente pensaba en Maximiliano, dice muy orgulloso su hijo Sergio Lizárraga Avendaño, quien se dedica a la siembra de chile y está experimentando nuevos cultivos.

En la plática, en el marco de la visita del alcalde Carlos Felton al Santuario del Verde Camacho, Sergio afirma que en las primeras elecciones como comisario nunca recibió un peso, al contrario ponía de su bolsa para ayudar a la gente; después, al correr los procesos y los años, fue aprendiendo que con dinero de la propia Comuna, a través del gobierno, se puede realizar más obras de beneficio social y El Machacas aprendió a gestionar cada vez con mayor eficacia.

Hoy, casi está en el retiro aunque de vez en cuando ayuda a la gente que va y lo busca; nunca se ha negado al apoyo de su gente.