El IMSS atiende al 70 por ciento de los sinaloenses

0
38
FN4A7801.JPG

En Mazatlán dan servicio a 2,500 derechohabientes en consultas: Castro Castro

“En un día típico de servicio”, la mitad de la población de Mazatlán es atendida en las clínicas del Seguro Social, con un promedio de 2 mil 500 consultas diversas al día, señaló el delegado del IMSS en Sinaloa, quien agregó que a nivel estatal cubren un 70 por ciento de la totalidad de habitantes que tenemos.

Además en cuestión de medicinas, la farmacia cuenta con el 96 por ciento de abasto para atender las necesidades de los derechohabientes.

Dijo que en estos cuatro meses como delegado ya visitó las 41 unidades de medicina familiar con que cuenta la institución en la entidad, para conocer cuáles son las carencias que existen y buscar su pronta solución.

En este sentido destacó que el presupuesto del Seguro Social es por el orden de los 12 mil millones de pesos, sin embargo, existe un déficit de más de mil 500 millones de pesos y para poder tener inversión “requerimos tener mejores números y dividendos”. Destacó que el Seguro Social trabaja bajo dos vertientes:

Una, el régimen ordinario que se refiere a los trabajadores derechohabientes que pagan sus cuotas y el otro, el programa de oportunidades que otorga el gobierno federal para dar un servicio sin costo alguno:

“En Sinaloa es bastante interesante; hay 103 clínicas rurales de estos programas con 3 hospitales rurales donde atienden más de 300 mil personas y si le sumamos al millón 800 mil del régimen ordinario, atendemos a más de 2 millones 100 mil personas, o sea casi el 70 por ciento del total”.

Además hay 49 guarderías, 4 subdelegaciones, 6 centros de seguridad social, 4 tiendas que son atendidas por 12 mil trabajadores.

El delegado consideró que la infraestructura es suficiente para atender a los trabajadores, con hospitales y unidades médicas.

“La preocupación de que vamos a tener un aumento de atenciones con la carretera Mazatlán Durango, es latente, y estaríamos en posibilidad de atender cuando menos 30 mil pacientes más y si hacemos la unidad de medicina familiar proyectada, ampliaremos la capacidad”.

Habla de otro plan alternativo:

Sacar las oficinas de la subdelegación para convertirlo en un hospital con el que ampliarían el número de cuartos y camas.