EL DENGUE Y SU MEREQUETENGUE

0
117
DENGUE.jpg

 

MOSCOS QUE PICAN AQUÍ, ACÁ Y ACULLÁ

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

El dengue es una enfermedad transmitida por el mosco aedes aegipty, que se puede presentar a cualquier edad. Se caracteriza como si fuera una gripa, con ataque al estado general, con dolor generalizado, dolor de cabeza, y fiebre, pero existen casos graves de dengue hemorrágico, en donde se puede producir alteración de órganos vitales y causar la muerte.

Amigos qué pinche mosquero. Las Casas están llenas de ese tipo de bichos ya no tan raros y sí tan próximos a nuestra vilipendiada humanidad. Y lamentablemente no hay nada que pueda espantarlos sin peligro de quedar intoxicados. Agobiado por sus piquetes fui a conocido depósito a buscar un remedio, pero todos eran tóxicos, sólo había una lámpara de luz de azul violeta que, según sus mercaderes, era el non plus ultra para noquear  a los moscos; pero esa cachimba les hizo los mandados. Ahora tengo el cuerpo más picado el que frijol que almacenaba la CONASUPO  y, peor aún, mi  humilde investidura se me ha puesto carariza de tantas ronchas que me han propinado esos devoradores de sangre ajena y, en cierto modo, tan propia porque si no nos la chupan no podrían reproducirse. Dicho de pasada, éste en un verdadero dilema para nuestros aguerridos ecologistas.

Sea como fuere, pero ya no aguanto. Pero como dice un dicho popular: “Alégrate a otros les ha ido pior”. Se oye muy cristiano ese adagio, pero no todo el cristianismo es malo. Pero esa es otra historia. Es cierto, a mí me traen frito pinches animalitos pero no me pegado dengue y menos aún dengue hemorrágico, porque seguramente estaría estirando la pata en un tétrico hospital que por esos y otros motivos están a reventar, andaría caminado con el suero por los pasillos por falta de camas y borracho hasta las cachas por los efectos de paracetamol. Y con el peligro que te pegue un dengue cuate, por los nosocomios públicos están también a reventar de esas alimañas, a tal punto que no pocos de sus trabajadores también andan deambulando con el suero en la mano más atolondrados que una gallina recién comprada.

    PERO NUESTROS DOLORES SON  PECATA MINUTA CON RESPECTO A…

            Pero mirándola bien nuestras quejas parecen las de un pequeño/burgués comparadas con las de otros compatriotas, como le gustaba decir a Salinas. El periódico Excelsior nos informa  que los casos de dengue han crecido crecen un 60% en México con relación a 2012.  La información más reciente del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CENAVECE) muestra que se han confirmado 16 mil 246 casos, mientras que en el mismo periodo de 2012 se contabilizaban diez mil 70. De éstos 11 mil 833 son casos de fiebre por dengue clásico y cuatro mil 413 por fiebre hemorrágica. El 68% de los casos confirmados corresponden a Tabasco, Tamaulipas, Guerrero, Veracruz, Nayarit, Morelos, Quintana Roo y Chiapas.

Según la información de las autoridades sanitarias, en las últimas cinco semanas Tamaulipas registró el mayor aumento de casos de dengue de tipo clásico y hemorrágico, con 380 por ciento, seguido de Morelos, con un incremento de 252% y de Veracruz, con 79 por ciento. En total, en lo que va del año, Tamaulipas registra mil 968 casos, Morelos 860 y Veracruz mil 695. De éstos 11 mil 833 son casos de fiebre por dengue clásico y cuatro mil 413 por fiebre hemorrágica. El 68% de los casos confirmados corresponden a Tabasco, Tamaulipas, Guerrero, Veracruz, Nayarit, Morelos, Quintana Roo y Chiapas. Ingrid y Manuel multiplicaron los males. (Laura Toribio. 07/08/2013)

NUESTROS VECINOS DE NAYARIT YA NO SE LA ACABAN CON EL DENGUE.

De acuerdo con lo publicado por Libni Tapia, en el portal de noticias NAYARIT ME GUSTA: “De mayo a julio de 2013, los casos de dengue hemorrágico aumentaron en Nayarit de 181 casos a 751, mientras que el clásico se elevó de 947 a 2,015 casos. En mayo, Nayarit tenía 181 casos de dengue hemorrágico y 947 de clásico. En junio 375 de hemorrágico y 2008 de clásico, y en junio 751 de hemorrágico y 2,015 de clásico. Lo que significa que en tan sólo 3 meses el dengue hemorrágico creció 414% y  el clásico 212 %”. Y se puede inferir, como ha constatado Sinaloa en Línea, que el dúo, clásico/hemorrágico, se han disparado  peligrosamente. Vale decir que esta periodista fue “retenida autoridades” por andar cumpliendo con su obligación de informar. Se requiere  contra el dengue una política enérgica y que el gobierno acepte el problema, que deje de negarlo y le dé una solución, para poder contender con una epidemia como esta.

AUNQUE NO QUEREMOS EXPLICACIONES; QUEREMOS ATENCIÓN…

El doctor Jesús González Roldán, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud federal, afirma que aunque México no es ajeno a la tendencia creciente de afección por dengue, la letalidad en el país tiene la tasa más baja de toda América Latina, con menos del 1%. Pero enseguida nos alarma: “Hay un crecimiento en el número de casos. En los últimos 14 años han ido aumentado año a año sobre todo en las regiones del sureste”, asegura el doctor. “En las próximas semanas veremos un aumento de casos en Nuevo León y Tamaulipas, debido a que las lluvias propias de esta época facilitan su propagación”.

 

González Roldán explica que estudios sobre el impacto del cambio climático revelan que hoy existe una mayor presencia del mosquito que transmite el dengue, pero insiste en que el sistema de vigilancia epidemiológica mexicano es “muy sólido”. “Tenemos 49 municipios identificados como los de mayor presencia de circulación de casos. Esto es fundamental a la hora de poder garantizar abasto de medicinas o insecticidas”, señala. “Debemos fortalecernos en términos de asistencia médica para identificar los casos. Tenemos las pruebas y podemos brindar el tratamiento oportuno”. (El Universal. 6/09/13) ¡¡¡Lo bueno es que nuestro sistema de vigilancia epidemiológica en muy buena, que si no ya fuéramos cadáveres!!!.

FINALMENTE BUENAS NOTICIAS.

¿Es posible curar el dengue? En palabras del guatemalteco Luis Castellanos, experto de la Organización Panamericana de la Salud, aunque el dengue haya aumentado su presencia en América Latina, también contamos cada vez con pautas de diagnóstico que nos permiten tratar antes a los pacientes y evitar que la enfermedad se agrave. Pero no existe un tratamiento específico contra esta enfermedad. Sin embargo, se recomienda beber mucho líquido para evitar los síntomas de deshidratación, y se suele prescribir paracetamol, para evitar los problemas de fiebre. Es muy importante evitar el consumo de ciertos medicamentos, tales como el ibuprofeno, la aspirina o el naproxeno, ya que pueden agravar las hemorragias que provoca el dengue.

            Pero ese remedio que no es remedio contra el dengue; pero afortunadamente hay vislumbres que pueden alentarnos a que el dengue puede ser cosa del pasado. Anandasankar Ray y sus colegas de la Universidad de California han descubierto una nueva clase de repelentes de insectos que pueden ser baratos, seguros y menos corrosivos que los actuales. Según Javier Sampedro  (El País, 2 de octubre 2010), han logrado identificar los receptores olfativos –las proteínas situadas en la membrana de las células olfatorias que se unen específicamente al DEET— que son responsables de la repelencia que ese compuesto causa en los insectos, Este descubrimiento fue presentando  en revista Nature.

 

PERO CON TODO LO DICHO Y NO DICHO…

¡Q u é  p i n c h e  m o s q u e r o  en  M a z a t l á n, S i n a l o a!