EL CHILE DE NERUDA ESTÁ CONVULSO.

0
51

Afirma Leo Suckermann: “Por fortuna, la democracia regresó a Chile en 1990. Y, también para fortuna de ese país, los gobiernos democráticos sostuvieron las reformas para fortalecer al mercado. Las presidencias de Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos continuaron por la senda del modelo neoliberal con éxito. El crecimiento anualizado del PIB real per cápita (…) llegó a un impresionante 4.4%. Los gobiernos democráticos hicieron algunos ajustes, sobre todo en el gasto público para reducir los niveles de pobreza. Gracias a una economía de mercado dinámica y programas sociales del Estado, la pobreza bajó del 40% de la población total a menos del 10 por ciento. Excélsior. Leo Suckermann. 28/10/ 2019)

“Hoy, Chile es el país latinoamericano más próspero. Su PIB per cápita nominal es de 16 mil dólares por habitante. En términos de paridad de poder adquisitivo, es de 27 mil dólares. Se calcula que para el 2022, los chilenos alcanzarán -alcanzarían- un PIB per cápita de 30 mil dólares por año.Esto quiere decir que se convertirán en el tercer país americano en alcanzar el club de las naciones ricas junto a Canadá y Estados Unidos. Además, tienen una inflación baja de 3% anual y un desempleo del 7%. Nada mal. Ya quisieran los demás países de América Latina estar ahí, incluyendo a México” (ID).
Después de la borrachera la cruda es inevitable, porque la senda neoliberal les está cobrando la factura; tarde es cierto, pero indiscutiblemente. En todo es lapso desmontaron al Estado al privatizar hasta el agua que se bebe y que se riega, y por esos “misterios” tan conocidos de la liberación salvaje del mercado dejaron al 80% de los chicos de la tercera edad una pensión menor al salario mínimo, que es la demanda que progresivamente ha adquirido la centralidad en las movilizaciones de miles de chilenos, que por cierto los empleadores no aportan ni un cinco partido por la mitad. Pero estos no son los únicos daños que ha creado el eclipse del Estado. También han subido los precios del transporte, y han bajado ostensiblemente la calidad de los servicios de Salud y Educacion.

II
De frente a la imposición mundial del “sistema” neoliberal no se trata por supuesto de estatizar los mercados, porque estos intentos también han sido un rotundo fracaso, como ha ocurrido en Venezuela y otros países donde se instaló el mal llamado Socialismo del Siglo XXI y en otros países con políticas se impusieron ortodoxias similares como Grecia, que para “subir” el nivel de vida de ese pueblo Mágico le pedían prestado al FMI y por debajo de cuerda lo hacían también con China, lo que constituyó una doble deuda y un rotundo colapso económico. Por ello festinar al neoliberalismo como lo hace Suckermann me parece un contrasentido, por decir lo menos,
Pero asimismo me parece también un despropósito acusar ha determinados países de neoliberales me parece un despropósito reduccionista, sobre todo porque la teoría de Friedman y su puesta en práctica no existen países neoliberales, porque todos los países orbitan en esta charca de escasez presupuestaria impuesta desde el FMI. Ricardo Monreal, por ejemplo, hoy comete ese error, al Comentar: “La mayor parte de estas protestas es por las llamadas “Políticas económicas neoliberales”, que han dejado una cordillera de desigualdad, marginación y estancamiento en los países andinos (Milenio. Ricardo Monreal. 28/10/2019). Quizá en esta expresión lapidaria “olvidó” que el México de Andrés Manuel López están todas sus instituciones económicas están regidas por las reglas hierro del Fondo Monetario Internacional.

III

Hechas estas estas aclaraciones, me devuelvo a Chile. Durante días de movilizaciones que no las ha detenido el toque de queda y las lamentables muertes ocurridas en esas cruentas refriegas, por fin el gobierno de Sebastián Piñera, capituló: Ha echado a su gabinete, ha propuesto al Congreso una serie de reformas y ha llamado a la sociedad a un diálogo para escuchar sus demandas y en su caso resolverlas. Y afirmó: “Mañana me reuniré con presidentes de partidos, tanto de gobierno como de oposición para poder explorar y ojalá podamos avanzar hacia un acuerdo social que nos permita acercarnos con rapidez y eficacia hacia mejores soluciones a los problemas que aquejan a los chilenos”. Pero si entre todos los dimes y diretes no se plantea una Reforma Fiscal y devuelven al Estado los servicios públicos, sólo darán a algunos ciudadanos lo que que le quitarán a otros.

Gobernar en el marco de la charca de aguas sucias del liberalismo salvaje y no salir trasquilado es casi un milagro. Es tal difícil que cada en cada elección tenemos en la presidencia a un partido distinto, pobreza que se disfraza con migajas y una sociedad polarizada. Y en todos los países pasa más o menos lo mismo, justamente cuando estamos obligados como ciudadanos del mundo a unirnos y a luchar para que este sistema regresivo sea transformado en sistema en sistema que progresivamente vaya abatiendo la pobreza y el autoritarismo.