DIVA Y LA REFORMA FISCAL

0
34
diva1.jpg

Acabarán paraísos fiscales y regímenes especiales

Todavía hay voces qué escuchar y modificaciones qué hacer en torno a la reforma tributaria, advirtió la senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, quien consideró que el país enfrenta un gran desorden en el rubro hacendario, por lo que considera justa y además equilibrada la propuesta presidencial.

La senadora sinaloense acusó a los grandes causantes de usufructuar paraísos fiscales y regímenes especiales que distorsionan la realidad del país al beneficiar sólo a unos cuantos. La reforma, explica, nos va a dar un trato igual a todos, porque quien tenga más pagará más, en tanto la gente de menos ingresos deberá tributar menos.

Es una reforma justa, estima, insistiendo en que durante mucho tiempo se ha protegido solamente a las riquezas de este país, a las que se ha tratado conforme a bases tributarias que no corresponden a los grandes ingresos que tienen, mientras la gente de escasos recursos sostiene los ingresos del fisco.

Sin embargo, aclara, hay que saber que ni una sola propuesta del presidente, ni tampoco las iniciativas que ya vienen de la Cámara de Diputados, ninguna, reitera, pasa por el Senado de la República sin que se le hagan modificacione3s, adecuaciones que las hagan más justas y equilibradas, porque de eso se trata, de que entre todos alcancemos mejores resultados.

Ante la acusación panista de que el PRI se alió con el PRD para sacar adelante la reforma fiscal, la senadorta señala que hay condiciones que deben considerarse. En el Senado, por ejemplo, nadie tiene mayoría, de modo que es necesario hacer acuerdos con todas las fuerzas, y reconocer que todo mundo tiene algo qué decir y algo qué aportar.

Por ello no deben extrañar los acuerdos entre diversas fuerzas políticas.

Diva Hadamira Gastélum Bajo estuvo en Mazatlán reunida con diversos grupos sociales, especialmente con miembros de la Cámara de Comercio para escuchar sus puntos de vista acerca de la propuesta. Tienen puntos de vista muy pertinentes que deben ser escuchados y atendidos, como hacemos con otras expresiones de la sociedad, indica.