Difícil Acceso a la Información Cuando desde Presidencia del País hay Opacidad

0
25
vicente-hernandez.jpg

*Ejército y policías con reglas propias

*Garantizar Ley de Archivos y gratuidad

Es difícil tener una Ley de Acceso a la Información Pública transparente en su totalidad cuando desde la Presidencia de la República hay opacidad y cuando al Jefe del Ejecutivo “todo le regalan” o las Fuerzas Armadas que tienen sus propios códigos y reglas y no responden ante autoridades constitucionales y civiles, dice en la entrevista el especialista en el tema Vicente Hernández.

Agrega que a la Ley de Acceso a la Información Pública federal, que se pretende homologar en Sinaloa, le hace falta una ley de archivos para preservar una memoria histórica de cómo se hacen las cosas en el servicio público, que los documentos los pueda revisar cualquier ciudadano que los requiera; también que se fije una responsabilidad de los funcionarios respecto al resguardo de los documentos.

Otro aspecto a considerar dentro de esta Ley de Acceso a la Información es garantizar la gratuidad y no poner precios a la información ni candados, y un tema más es la responsabilidad de los servidores públicos que siempre están queriendo esconder la información.

A pregunta expresa, contesta que hay mucha opacidad en la Presidencia de la República y en las Fuerzas Armadas, porque al Ejecutivo le regalan todo y las instituciones castrenses no responden a mandos civiles; ellos, el Ejército o las policías por asuntos de seguridad nacional se guardan muchas cosas.

Sin duda, que hay temas de seguridad nacional que deben quedarse en la secrecía, pero que no sirva eso de pretexto para declarar criterios de reserva cuando realmente no están justificadas las causas.

Dijo que él insistirá en cambios y reformas en una ley de archivos, en la gratuidad y en abrir este tema de acceso a la información a la consulta popular y qué se puede cambiar y modificar; conocer de alguna iniciativa y sus límites y alcances para participar; es decir, hacer un foro de análisis en Sinaloa porque siempre habrá “tentaciones a la regresión”.