DIEZ MIL HECTAREAS DISPONIBLES EN MAZATLÁN PARA EL CRECIMIENTO A CORTO Y MEDIANO PLAZO: IMPLAM.

0
19
261213 (9).JPG

– Autorizan los planes reguladores de la ciudad. No se permitirá construcción de nuevos asentamientos donde no exista planeación apegada a los planes de desarrollo.
– En 20 años la ciudad creció 30 por ciento en población y 300 por ciento en parque vehicular.
– En noventa días debe de entrar en operación.

En 350 años, Mazatlán ha podido crecer aproximadamente en una superficie de 8 mil hectáreas, sin embargo con los nuevos planes de desarrollo y la definición de las zonas de crecimiento de la ciudad, a corto y mediano plazo puede expandirse otras diez mil hectáreas, informó el director del Instituto Municipal de Planeación, Israel Victoria Lona.

Lo anterior lo dio a conocer durante la presentación al Cabildo de las nuevas políticas urbanas que regirán, por mandato de Ley, a Mazatlán, mismas que obligan a un planeamiento y ordenamiento disciplinado que permita un crecimiento inteligente y ordenado del espacio urbano, una movilidad eficiente y un medio ambiente con sentido social.

Se aprobaron el Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Mazatlán, el plan director del Desarrollo Urbano del Desarrollo Urbano de la Ciudad; y los planes parciales de desarrollo del Centro Histórico y del Corredor Mazatlán-Villa Unión, en cumplimento a las nuevas disposiciones legales que impulsa la secretaría de Desarrollo Agrario y Territorial Urbano, SEDATU.

Con ello, y de acuerdo a los plazos legales, deberá de ser publicado en el Diario Oficial del Estado, su inscripción en el Registro Público de la Propiedad y, en tanto que la autoridad cuenta con noventa días para a promulgación del reglamento y otros noventa días para modificar ordenanzas y reglamentos municipales.

El alcalde Alejandro Higuera Osuna intervino para explicar que Mazatlán se convierte en la primer ciudad del noroeste del país en cumplir con los nuevos lineamientos y disposiciones del gobierno Federal, donde se incluye el Atlas de Riesgo, por lo que a partir de su aprobación no se permitirá la construcción de asentamientos en áreas donde no se cuente con acceso a los servicios públicos ya que la nueva política federal establece que todo aquel desarrollador que quiera asentarse fuera de los polígonos autorizados deberá de cargar por su cuenta el costo del acceso a los servicios públicos.

En el desarrollo de su exposición, Israel Victoria Loya dijo que los planes dosifican primero las zonas pegadas al casco urbano, las cuales cuentan con la cobertura de servicios públicos las cuales comprenden 2 mil 24 hectáreas listas para desarrollarse, y a corto plazo se integran otras mil 819 hectáreas, quedando disponibles siete mil hectáreas más hacia el exterior.

Los nuevos planes de desarrollo, mismos que no se modificaban desde la década de los setentas, generarán certeza jurídica, eficiencia en la prestación de servicios públicos y menores costos para la ciudad.

Recordó que en los últimos veinte años la ciudad demográficamente creció en un treinta por ciento, un noventa por ciento en expansión territorial y un trescientos por ciento en su parque vehicular.

La elaboración de los planes de desarrollo urbano y los parciales se realizaron con personal y presupuesto propio así como apoyos del BID, Sedesol y Sedatu.