Determinarán la afectación a las granjas camaronícolas

0
20
1229970_625058784182936_1326066878_n.jpg

Culiacán, Sinaloa, a 10 de septiembre de 2013.- Con el propósito de determinar la superficie acuícola afectada en los estados de Sinaloa, Sonora y Nayarit, se instaló un grupo técnico especializado para cuantificar los daños en las granjas de camarón y plantear solución a las necesidades de los productores.

Este grupo, integrado por productores, autoridades de Conapesca, Inapesca, Senasica, gobierno del estado e investigadores, deberá recopilar datos concretos sobre la afectación por muerte atípica del crustáceo, y definir las estrategias para resolver las demandas de apoyo que reclaman los productores.

El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, reiteró el respaldo a los productores acuícolas para sacar adelante esta actividad, tal y como se hizo durante 2011 en el sector agrícola, por lo que será determinante el trabajo en equipo de todos los involucrados, y anunció que la próxima semana se canalizarán 8.6 millones de pesos para el programa de sanidad acuícola.

Durante la reunión en la que estuvieron presentes el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz; el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez; y el director en jefe del Instituto Nacional de Pesca, Raúl Romo Trujillo, así como el Comité de Sanidad Acuícola de Sinaloa, investigadores, empresarios y productores de camarón, acordaron trabajar juntos para enfrentar esta problemática.

Sánchez Cruz, indicó que el Gobierno Federal ha invertido cerca de 17 millones de pesos en el diagnóstico, que inició en mayo, cuando se recibió el reporte de muerte atípica de camarones en granjas acuícolas de Sonora, Sinaloa y Nayarit.

Destacó que hasta el momento las investigaciones han reportado causas múltiples asociadas a la mortandad de camarones, por lo que la investigación epidemiológica debe continuar y enfatizó que la institución adecuada para conjuntar y coordinar la investigación es el INAPESCA.

  Recordó que los primeros días de junio, el SENASICA entregó a los productores a través de los Comités Estatales de Sanidad Acuícola el “Boletín urgente para su implementación en las granjas de camarón” que contiene medidas de bioseguridad que se deben observar para evitar la propagación.

Insistió en la necesidad de descansar los sistemas productivos, con la aplicación de vacíos sanitarios antes de iniciar un nuevo ciclo de siembra, para evitar la proliferación de agentes infecciosos que pudieran afectar a la producción, por lo que anunció que los camaronicultores, a través del grupo que se instaló, recibirán capacitación y apoyo técnico por parte del SENASICA.

En su turno, el titular CONAPESCA, Mario Aguilar Sánchez, puntualizó que el Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Enrique Martínez y Martínez, desde el inicio de la contingencia instruyó a la institución que representa, al SENASICA y al INAPESCA, para que atendieran de manera integral el tema.

Por ello, agregó, el grupo interinstitucional, debe considerar también a los productores y autoridades de las entidades vecinas de Sonora y Nayarit, que también se han visto afectadas, de esta manera, dijo, lograremos una mitigación más robusta.

Por su parte, el titular del INAPESCA, Raúl Romo Trujillo, indicó que a la brevedad se canalizará un millón de pesos al CIAD, a fin de apoyar los trabajos de investigación que están llevando a cabo los productores y que próximamente se contará con cinco millones más.

Previo a la reunión, los funcionarios federales y estatales, visitaron el laboratorio de Inocuidad Acuícola que se está construyendo en la comunidad de San Pedro, municipio de Navolato, Sinaloa, con recursos de la SAGARPA y el Gobierno estatal, que integrará un sistema para detectar enfermedades acuícolas y hacer de ésta una actividad más rentable.

Informaron que quedará concluido en octubre para iniciar operaciones este mismo año, en tanto que el INAPESCA anunció que, junto con el CONACyT, invertirá 80 millones de pesos para fortalecerlo con un laboratorio de patología.